30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel Luchoro Patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santa Pola.

«El Ministerio de Pesca tiene un plan de reconversión encubierto y se cargará al 90% de la flota»

Ángel Luchoro, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santa Pola, en el puerto pesquero.

Ángel Luchoro, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santa Pola, en el puerto pesquero.

En Santa Pola trabajan medio millar de personas en el sector de la pesca. La nueva orden ministerial que regula las capturas en las profundidades en base al plan europeo hasta 2025 reduce la actividad del sector para recuperar los caladeros. Sin embargo, desde la cofradía de pescadores de Santa Pola aseguran que esta normativa será fatal para los arrastreros.

El plan plurianual de la pesca demersal se puso en marcha en 2020 en plena pandemia. ¿Por qué no lo ven viable?

El plan salió publicado en 2019 y lo transcriben a los estados miembros para que dentro del marco general que marca el reglamento hagan un decreto. El marco europeo da unas limitaciones y en España es mucho más restrictivo que el reglamento. En el Mediterráneo en el plan plurianual la actividad de pesca se penaliza, cada año hay que reducir un 10% del esfuerzo. La media en España de trabajo son 218 días al año por 12 horas, y cada año hay que reducir hasta llegar a un 40% en 2025.

Y eso supone...

Que la flota pesquera española viene a trabajar una media de 5 o 6 meses al año. No hay viabilidad económica y empresarial para sustentar la empresa trabajando cinco meses al año porque imagina que tengo una hipoteca de medio millón de euros para pagar un buque y todos los meses pago letra de 6.000 euros y solo puedo trabajar seis meses al año, entonces el resto del año, ¿quien asume la hipoteca? Con esto al final no habrá relevo generacional y a partir de 2023 vamos a notar bajada de buques.

¿Qué repercusiones en la actividad tiene el plan?

La secretaria general tiene la hoja de ruta hecha, y por este camino en uno o dos años se carga al 90% de la flota. Está haciendo un plan de reconversión encubierta para destruirla. Ya nos está llevando a abocar porque nos han diferenciado dentro del caladero la actividad pesquera en el Mediterráneo. El reglamento dice que hay que reducir un 10% de especies sujetas a este plan como merluza, salmonete, gamba roja. Nos dicen que de esos 120 días solo x días se puede hacer por profundidad, pero claro, nosotros vamos a lo que hay en el mercado.

Presentó junto a otras cofradías una demanda contra la orden por el impacto que traería. ¿Cómo afectará en Santa Pola?

En Santa Pola el sector pesquero es la principal actividad y hablamos de más de 3 millones de euros cada año de pérdidas. En este último año tuvimos una bajada del 20% de los ingresos. Con ese recurso pedimos la paralización cautelar de la orden y que se debata y se avale con estudios socio económicos, que siempre tienen que estar avalados y realmente no lo tienen. Han propuesto una medida sin saber la repercusión.

¿Qué han planteado ustedes?

Vemos que el reglamento es más flexible que la normativa española. Este reglamento es aplicable a todos los estados miembros con cuenca mediterránea. ¿Qué ocurre? Que en Italia por ejemplo trabajan al año 365 días las 24 horas. Como ellos tienen que reducir un 10% de los 365 no es igual que reducir de los 218 que tiene España. Es lo que le digo al Estado, que no entendemos que nos penalice por haber sido más respetuosos.

¿Qué otros limitantes encuentran?

Se podrían haber adoptado medidas espacio temporales ya que hacemos reducción de días y de esfuerzo. El ministro Luis Planas cogió un compromiso de no reducir del 10% al 8,3% en 2021 la actividad a cambio de que los barcos sustituyan sus artes de pesca. Pero el ministro además de más restricciones nos aplica ahora que tenemos que cambiar las artes . Y luego todos los buques no tienen los mismos días, hay quienes han reducido hasta un 30% la actividad porque se contabiliza en base a los históricos del 2015 al 2018.

¿Se va a compensar de alguna forma al sector?

La secretaria general dijo que no habrá compensación económica por la reducción aunque el reglamento dice que debe haber un umbral mínimo de días para que las empresas tengan rentabilidad. Por otro lado, con la pandemia nos sobraron unos 13.000 días y este año no nos compensan que tenemos de más para seguir trabajando, no son acumulables.

¿Puede virar la competencia internacional y peligrar la marca «Peix de Santa Pola»?

España es gran consumidor de pescado y marisco y lo que no aportemos vendrá de terceros países como Turquía, Argelia o Marruecos. Si a mi solo me dejan coger un kilo y necesito cinco tendré que importar cuatro. Y probablemente no tenga control en actividad pesquera, de trazabilidades y más controles sanitarios. Hoy por hoy se importa más del 60% , pero el porcentaje aumentaría mucho más.

La pandemia también trajo un desplome del precio del marisco. ¿Se está recuperando?

El marisco ha tenido un impacto de incluso del 70% en valor y en precio. Con los bares abiertos llevamos poco tiempo, que son los que más reclaman el producto. Desde que abrieron a media jornada hemos tenido un incremento de un 10% . Esperemos que se incremente un poco el valor.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats