Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Pola da voz a expertos para salvaguardar bienes pesqueros y religiosos

El Museo del Mar convoca mesas de trabajo el 28 y 29 de julio con asociaciones culturales para que aporten al nuevo catálogo de patrimonio

Castillo Fortaleza de Santa Pola

Castillo Fortaleza de Santa Pola INFORMACIÓN

Santa Pola convoca tres mesas de trabajo con asociaciones culturales para que aporten al nuevo catálogo de Patrimonio que se está revisando después de doce años. El Museo del Mar continúa con el trabajo de prospección de todos los elementos tangibles e intangibles que pueden ser objeto de protección.

A nivel municipal se crearán tres comisiones el próximo 28 y 29 de julio por la tarde en el Baluarte del Duque donde expertos e investigadores locales podrán hacer sus aportaciones para salvaguardar patrimonio en forma de manifestaciones religiosas, tradición pesquera y variedad dialectal local. Desde el Museo del Mar también se hace un llamamiento a la población en general para que también puedan hacer sugerencias a nivel telemático.

La misión es que los bienes patrimoniales inventariados estén acorde a las nuevas leyes y puedan quedar protegidos en su conjunto algunos sectores como el yacimiento arqueológico de La Picola. Así lo anunciaban a finales de mayo en el Ayuntamiento en un encuentro entre la arquitecta municipal, María José Mojica; la directora de Museos y Patrimonio de la villa marinera, María José Cerdá, la alcaldesa, Loreto Serrano, y la edil de Urbanismo, Trinidad Ortiz. El trabajo se desarrollará desde varias concejalías que establecerán canales digitales para escuchar a la ciudadanía. Para ello el Museo del Mar ha habilitado una pestaña en su página web donde los usuarios pueden acceder a un formulario en el que resaltar qué bienes deberían estar inscritos.

Una vez hecha la propuesta, los técnicos se pondrían en contacto con el solicitante para visitar, valorar el patrimonio y sus posibilidades de protección, según se apunta en este canal institucional.

Cuando se anunció la actualización el Ayuntamiento explicó que se había adjudicado a un estudio de arquitectura la redacción de este nuevo catálogo y se solicitó una ayuda a la Generalitat para cubrir gastos.

El objetivo es determinar la existencia de elementos territoriales, espacios o bienes inmuebles no reconocidos hasta el momento que, en razón de sus valores culturales, naturales y paisajísticos puedan ser objeto de inclusión en el Catálogo de Protecciones.

Entre algunos bienes reseñables se encontrarían los muros de piedra seca. El PSOE presentó una moción en el pleno de mayo precisamente para que se tuviera en cuenta un plan a largo plazo para preservar el bien local, a lo que el ejecutivo local aseguró que estas estructuras estarán dentro del catálogo.

El trabajo con este documento tendrá que ser integral para actualizar fichas y grados de protección, y que se ajuste, por tanto, a los parámetros de la Ley de ordenación del territorio, urbanismo y paisaje de la Comunidad Valenciana.

Esta actualización va motivada, también, «por el progresivo incremento del interés y compromiso que la ciudadanía ha adquirido durante este período con respecto al patrimonio cultural y natural y que se ha materializado en la identificación de multitud de elementos susceptibles de catalogación en el municipio», apuntaban desde el Museo del Mar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats