¿Sabes dónde puedes reciclar los pequeños electrodomésticos y dispositivos tecnológicos que ya no utilizas? ¿Y las bombillas? ¿Qué nos dirías de los cartuchos de tinta o tóner de la impresora? Muchos alicantinos desconocen qué hacer con gran parte de los residuos que generan en casa, pero para eso existen los Ecopuntos gestionados por UTE Alicante y el Ayuntamiento.

Se trata, ni más ni menos, de un servicio móvil que recorre distintas localizaciones de la ciudad a lo largo de la semana con el objetivo de facilitar al máximo las tareas de reciclaje a los vecinos de Alicante. Como explica Irene Martínez, responsable de Medio Ambiente y Calidad de UTE Alicante, «los Ecopuntos cuentan con un calendario de horarios y recorridos preestablecido y ofrece la posibilidad de que los ciudadanos puedan depositar residuos que requieran una gestión especial».

Hablamos, concretamente de baterías, aceites vegetales, pilas, tubos fluorescentes y bombillas, pequeños envases tóxicos, tóners, cartuchos de tinta, CD’s, cableado, móviles, dispositivos tecnológicos, pequeños electrodomésticos... Y es que, incluso objetos tan inusuales como radiografías también pueden reciclarse y tienen cabida en el Ecopunto. De esta forma, «evitamos que ciertos residuos acaben erróneamente en los contenedores, o incluso en la vía pública, garantizando una adecuada gestión de los mismos y contribuyendo a cuidar del entorno», destaca la responsable de Medio Ambiente de UTE.

Hasta ahora, Alicante contaba con doce ubicaciones para los Ecopuntos, sin embargo, siguiendo un ambicioso plan de reestructuración del servicio, el Ayuntamiento y UTE Alicante acaban de ampliarlo a veintiocho puntos, incrementando su presencia en nuevas calles y plazas de la ciudad.

Francisco José Zapata, coordinador del servicio de limpieza de UTE Rafa Arjones

Objetivo: llegar a más ciudadanos

Francisco José Zapata, coordinador del servicio de limpieza de UTE ha sido el encargado de realizar los estudios para definir las nuevas localizaciones y horarios de los Ecopuntos, valorando la accesibilidad del ciudadano, las afluencia de visitas y la cercanía a zonas comerciales. «En primer lugar, hemos tenido en cuenta la densidad de población de cada distrito de la ciudad, valorando que cada uno de nuestros Ecopuntos tiene una afluencia de, aproximadamente, 12.000 habitantes. Según estos datos, concluimos que, para poder dar servicio a toda la ciudadanía, sería necesario contar con veintiocho ubicaciones, en lugar de doce».

El segundo estudio se ha realizado gracias al registro de datos de los operarios en el propio Ecopunto, que van apuntando diariamente el número de personas que acuden a las ubicaciones, los horarios más concurridos y el tipo de residuos que lleva cada ciudadano. «Con todos estos datos se ha valorado que había algunas ubicaciones que no tenían la afluencia deseable y se han planteado diecinueve nuevas localizaciones», señala Francisco José Zapata. «De esta manera, optimizamos el servicio para llegar a todas las franjas horarias y ajustamos los tiempos de parada».

¿Qué se pretende con esta ampliación de los Ecopuntos? En primer lugar, que las nuevas ubicaciones tengan la mayor visibilidad y repercusión posible entre la población. «Para ello, se ha intentando que los nuevos puntos estén en lugares muy transitados, como plazas, parques, zonas de mercadillo...» afirma el coordinador del servicio de limpieza de UTE Alicante. Pero, principalmente, «que el ciudadano sea participe y se implique cada vez más en la cadena de reciclaje».

José Manuel Eugenio, operario del Ecopunto Rafa Arjones

Perfil del usuario

José Manuel Eugenio trabaja desde hace dos años como operario del Ecopunto y conoce, de primera mano, cómo ha ido captando cada vez más el interés de los vecinos de Alicante y cuáles son las zonas con mayor afluencia: Mercadillo de Babel, Calvo Sotelo y Federico Soto (Centro) y Periodista Rodolfo Salazar (Carolinas Altas).

Según Eugenio, las personas que más frecuentan el Ecopunto suelen ser mayores de 65 años y, sobre todo, mujeres. No obstante, se nota una gran diferencia entre distritos: «en la Playa de San Juan y en el barrio de San Blas, el perfil principal es de una mujer joven, de entre unos 35 y 50 años; en Babel, la edad del usuario aumenta, debido en parte a su ubicación frente al Centro de Salud; y en el centro de la ciudad, concretamente en Óscar Esplá, el 70% de los usuarios del Ecopunto son hombres de mediana edad que trabajan en las oficinas de alrededor».

¿Lo más raro que le han llevado al Ecopunto para reciclar? «El motor de una barca», responde Eugenio.

Irene Martínez, responsable de medio ambiente y calidad de UTE

Alicante aprueba en reciclaje

«La población alicantina ha demostrado estar cada vez más concienciada con los beneficios que supone reciclar para el planeta, por lo que la tendencia va en aumento», afirma Irene Martínez. Sin ir más lejos, los datos de las tasas de reciclaje recogidos el año pasado por UTE Alicante son muy positivos, a pesar del difícil contexto de la pandemia.

«El ciudadano está reciclando y hay mucha más preocupación por el tema», confirma Zapata, «desde el 2017 hemos visto cómo el porcentaje de reciclaje de envases ha ido aumentando sin parar, con un crecimiento anual de entre un 16 y un 19%. El caso del cartón es todavía más sorprendente: el incremento total ha sido de un 76% en tan solo cuatro años en la ciudad de Alicante».

El Ecoparque, para residuos más voluminosos

El ciudadano también puede acudir directamente al punto limpio para reciclar escombros y enseres

¿Dónde llegan los residuos que la gente deposita en los Ecopuntos? «Son trasladados al Ecoparque, una instalación destinada a la recepción de residuos y su almacenamiento temporal. Después son retirados por diferentes gestores que se encargan de su tratamiento final», indica la responsable de Medio Ambiente y Calidad de UTE Alicante. «La diferencia fundamental entre un Ecopunto y un Ecoparque está en que el primero es móvil y se coloca en barrios y el Ecoparque es una instalación fija. Además, por sus dimensiones y capacidad limitada hay residuos que no se aceptan en el Ecopunto, como por ejemplo los enseres más voluminosos, determinados residuos especiales, etc», indica. De esta forma, el ciudadano también puede acudir directamente al Ecoparque de Alicante, ubicado en la Avenida de Elche nº 161, para reciclar otros residuos como escombros, restos de poda, grandes electrodomésticos, colchones, muebles viejos, maderas, somieres o puertas. Cabe recordar que es un servicio únicamente para particulares; las empresas de obras y reformas profesionales deben depositar los escombros en el CETRA (Centro de Tratamiento de Residuos de Alicante), situado en la partida de Foncalent. Actualmente, solo existe un Ecoparque en la ciudad, pero el Ayuntamiento de Alicante ha presentado un proyecto de ampliación para instalar tres más en Playa de San Juan, Villafranqueza y San Gabriel. «Era algo necesario. Además de que es un servicio cada vez más utilizado por los ciudadanos, el Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana establece la necesidad de ofrecer estos puntos limpios teniendo en cuenta la población del municipio y su dispersión geográfica». Los vecinos de Alicante también pueden aprovechar otros servicios que ofrece UTE destinados a facilitar la retirada de enseres a aquellas personas que no puedan trasladarlos al Ecoparque. El servicio se coordina previo Whatsapp al 670 08 64 11, donde se indicará la hora de depósito y el contenedor más cercano al domicilio para proceder a su retirada.