El Ayuntamiento de Finestrat ha aprobado este martes una línea de ayudas de "ejecución inminente" para los afectados por la avalancha de agua del mercadillo de la Cala, según ha indicado en un comunicado el consistorio.

Estas ayudas han sido aprobadas en un pleno extraordinario por vía de urgencia para los 145 damnificados que han presentado su solicitud y, según la información recopilada, el consistorio ha establecido una ayuda para cada afectado de entre 200 y 800 euros y/o de compensación de tasas por instalación en el nuevo mercadillo durante un período que dependerá de las pérdidas y de los metros lineales de cada puesto.

La línea de ayudas económicas de concesión directa asciende a 70.550 euros con cargo a la aplicación presupuestaria 770.00, lo que ha supuesto la modificación del crédito número 1 del presupuesto 2011 en concepto de anticipo provisional de las indemnizaciones hasta que se determinen por la compañía de seguros la procedencia, el importe y el pago de las mismas por ese importe.

Además de estas subvenciones económicas, el acuerdo adoptado este martes otorga unas ayudas indirectas que consisten en la compensación del pago de las tasas por la instalación de sus puestos de venta ambulante durante un determinado período de tiempo en función de cada caso.

En cuanto a la nueva ubicación del mercadillo, el Ayuntamiento de Finestrat está tramitando la solicitud para instalarlo en la avenida Marina Baixa, concretamente en el tramo comprendido entre el cruce de las calles Altea y Relleu hasta la salida de la calle Pajares.

"Estamos a la espera de que se concedan los permisos oportunos aunque hemos solicitado la máxima premura debido a la necesidad urgente que tienen los afectados de volver a trabajar", ha dicho el alcalde, Honorato Algado, quien ha apuntado que todavía "no hay fecha firme para la reanudación del mercadillo de la Cala", aunque ha expresado su deseo de que sea "a la mayor brevedad".