Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El «todo o nada» del coloso In Tempo

Los pisos del edificio más emblemático de Benidorm dejan de estar a la venta para particulares, a la espera de ser vendido en su totalidad a un grupo inversor - Sareb ya ha rechazado varias ofertas por no ser "interesantes"

El «todo o nada» del coloso In Tempo

Existen carteles anunciando la venta de pisos en el edificio, existe la web de la promotora, la caseta para visitar los pisos «piloto» e incluso existe aún -con la misma decoración- el escaparate de la inmobiliaria de la calle Gambo de Benidorm que vendía los apartamentos del In Tempo. Pero todo es humo. Caseta e inmobiliaria están cerradas y los teléfonos que figuran para la venta en carteles y página web ya no están operativos. La razón es que los pisos del edificio más emblemático de Benidorm han dejado de estar al alcance de particulares con posibles, para venderse exclusivamente el lote entero.

Así lo confirmó a este medio José Ignacio de la Serna, gerente de la promotora Olga Urbana que ha construido el complejo. De la Serna declaró que a día de hoy «no interesa vender piso por piso». La única salida que se contempla es venderlo todo a un grupo inversor y liquidar el crédito de 93 millones de euros del proyecto, absorbidos por la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), más conocida como «el banco malo».

La decisión de jugar sólo a órdago a la grande sería decisión unilateral de Olga Urbana por cuanto desde Sareb confirmaron a este medio que no tienen ninguna objeción a que la promotora efectúe ventas a particulares. El problema es que si lo hiciera tendría que realizar de nuevo las ventas sin escriturar los pisos, agravando una situación que tiene en vilo a casi un centenar de personas. «Tenemos vendidos unos 120», confirmó el gerente, y añadió al respecto que la posición de la promotora hacia estas transacciones es «intentar liquidar la deuda a los que compraron». Es decir, que no se contempla que ninguno pueda llegar a quedarse con el apartamento soñado por el que desembolsó al inicio del proyecto un capital.

Tampoco parece así que puedan llegar a escriturar tales ventas. El edificio, cuyo término se dijo que sería inminente el pasado marzo, sigue exactamente igual, pero sin grúa. La estructura exterior está acabado pero no los remates de algunas viviendas ni toda la parte de jardines. Según confirmaron desde Sareb, el In Tempo está terminado «en un 90%», pero pese a ello no pudieron determinar fecha para su esperada finalización.

En todo caso, según añadieron desde la entidad financiera, al menos de momento no hay ningún interés en ejecutar el crédito, con lo que no parece haber prisa ni en acabar los remates ni en vender. De hecho, confirmaron que en estos últimos meses han tenido varias ofertas encima de la mesa de grupos inversores para adquirir el complejo entero, sin que la venta se haya terminado de negociar por no haber sido interesante para Sareb. Parece que en el caso del In Tempo el «banco malo» no tiene prisa en desprenderse de él como ocurre con algunos de los otros 5.700 inmuebles que acumula en la provincia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats