Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm

Las obras obligan a cambiar de ubicación la falla del centro y modifican las otras dos

Benidorm Centro abandona la plaza Triangular y plantará por primera vez monumento y casal al otro lado del casco antiguo, junto al Parque de Elche

Las obras obligan a cambiar de ubicación la falla del centro y modifican las otras dos

Además del efecto sobre tráfico, residentes o comercios de cada una de las zonas afectadas, las obras que tienen levantado medio Benidorm también van a dejarse notar este año con fuerza durante la celebración de una de las fiestas regionales con más arraigo en la ciudad turística: las Fallas, que arrancan el próximo 16 de marzo y se prolongarán hasta el 19, día de San José. El cambio más palpable tendrá lugar en la plaza Triangular, donde históricamente se ha venido plantando el monumento de la falla Benidorm Centro desde su fundación en el año 1972, aunque las otras dos comisiones de la ciudad también han visto ligeramente modificado el emplazamiento de sus casales o monumentos a petición del Consistorio. Por partes.

Las obras de remodelación integral de la avenida del Mediterráneo en su primera fase, que abarca desde la calle del Puente hasta la avenida de Europa, mantienen desde hace meses patas arriba la plaza de la Hispanidad -popularmente conocida como Triangular- y ya obligaron el pasado noviembre a cambiar de ubicación las mascletás de las Fiestas Mayores Patronales, a pesar de que entonces aún no había arrancado el grueso de los trabajos. Ahora, con este tramo en plena urbanización, se hacía inviable la plantà de la falla en la ubicación donde ha estado desde hace 47 años, lo que llevó a Ayuntamiento y falleros a buscar un emplazamiento alternativo. Y parece que lo han encontrado.

Sitio nuevo para la más veterana

El acuerdo alcanzado entre falleros y gobierno local pasa por plantar el monumento justo al otro lado del casco antiguo: en la calle del Alcalde José Such Ortega, que discurre en paralelo al Parque de Elche. Ésta será la nueva ubicación tanto para los ninots que compondrán la falla como para la carpa donde tendrán el Casal y los puestos de feria y porrat que se han autorizado, de modo que quedará todo agrupado entre este vial y el interior del Parque de Elche, mientras que el tráfico de Almendros se desviará por la calle San Pedro.

El edil de Fiestas, Jesús Carrobles, avanzó que la plantà se iniciará el día 15, a la vez que afirmó que la decisión de llevarla a este nuevo espacio ha sido «muy bien recibido» por los falleros: «En la zona donde han estado siempre era imposible y había que buscar otra opción. Aquí ganan porque van a poder tener el casal y la falla juntos».

Esta reflexión también fue ayer ratificada por Natalia Buján, la presidenta de Benidorm Centro. Aunque este año será el primero en casi medio siglo en el que su falla no se levante en la Triangular, la comisión cree que el cambio «va a ser para bien, porque nos compensa ya que vamos a tenerlo todo cerca». A saber: la falta de locales libres o económicos para poder abrir su casal en el entorno de la falla obligó a sus componentes a recurrir a una carpa que en los últimos años han estado montando en la plaza del Ayuntamiento. Ahora, sin embargo, con el traslado al Parque de Elche podrán disponer de casal fallero, feria y falla en el mismo vial, lo que para Benidorm Centro es «una opción que compensa mucho».

Por lo que se refiere a los cambios en sí, Natalia Buján indicó que el monumento, diseñado por el alicantino José Fonseca y en el que han invertido en torno a 9.000 euros, no se va a ver afectado de ningún modo por la nueva ubicación y que este año tan solo plantarán uno, al contar únicamente con una fallera mayor infantil, la niña Valeria del Sufragio Sánchez. Donde sí van a recortar será en luces y en el tamaño de la carpa, al disponer de un espacio más ajustado que en el Ayuntamiento, lo que servirá a esta comisión para «ahorrarnos algo de dinero».

Afección al tráfico

Como consecuencia del cambio de ubicación de esta falla, la calle Alcalde José Such Ortega quedará cortada al tráfico y todos los vehículos que lleguen desde la avenida de los Almendros se desviarán por la calle San Pedro hasta Jaime I durante todos los días que se prolonguen las Fallas: esto es, del 15 al 20 de marzo, cuando el vial quedará reabierto.

Otra zona donde también se están ejecutando obras, en este caso de peatonalización, y donde también se modificará ligeramente la ubicación de la falla es en la calle Tomás Ortuño, donde planta Els Tolls. En este caso, y después de que durante el pasado año el Ayuntamiento modificara de manera unilateral la disposición del monumento para dejar abierto al tráfico un carril de circulación, el equipo de gobierno ha dado marcha atrás y permitirá volver a montar la falla unos metros más arriba de Tomás Ortuño, de modo que este vial quedará cortado también al tráfico en las dos direcciones: tanto hacia el Cruce como hacia Ruzafa.

Según el concejal de Festejos, la decisión responde a un motivo de seguridad: «El año pasado pasaban los coches en dirección al centro pero vimos que era poco seguro porque había mucho cruce de niños, de personas mayores, y los coches tenían poca visibilidad por la feria y los monumentos». De esta manera, el tráfico de entrada hacia Ruzafa deberá desviarse por el Cruce hacia Jaime I y, desde ahí, entrar por Limones en dirección al centro, una decisión, según Carrobles, consensuada «tanto con Tráfico como con los falleros».

La presidenta de Els Tolls, Mati Vega, reconoció estar «muy contenta» con esta medida que, a juicio de esta comisión, dará más realce y visibilidad a su falla. «El año pasado, el cambio hizo que el monumento quedara deslucido, aunque este año por contra tendremos que ajustar los días en los que se corta la calle, que se vuelve a abrir el día 20», manifestó. El cambio de la plantà unos metros más arriba les permitirá, además, ganar espacio para el monumento que ha diseñado el artista alicantino «Pachi» y en el que van a invertir unos 12.000 euros: «De haberlo sabido con más antelación podríamos haber aprovechado más el espacio, pero él ya lo tenía medio previsto y se va a poder acoplar muy bien. Esperemos que a la gente le guste», afirma Mati Vega.

Ajuste de la carpa en el Rincón

Por lo que se refiere al Rincón de Loix, donde hay obras en Ametlla del Mar, a unos cien metros de donde se planta la falla, la comisión tendrá este año que ajustar las dimensiones de la carpa donde montan su casal, que hasta ahora ocupaba los dos viales de circulación y ahora deberá quedar reducido a uno. La medida, que según afirmaron desde esta comisión no ha gustado demasiado a los falleros, trata de dejar libre al tráfico el carril de entrada desde Mediterráneo a la playa. «No había otra manera de hacerlo porque si no, se quedaba toda esa zona incomunicada», explicó el regidor de Fiestas. Carrobles confió en que este cambio «no perjudicará» al lucimiento de los ninots: «Son sólo tres metros que eran necesarios para el tráfico», añadió. Este diario intentó ayer conocer la opinión del presidente de esta comisión, sin éxito.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats