30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Actué como lo haría cualquier persona que oyera gritos de auxilio en plena calle»

El alcalde de Callosa d'en Sarrià, Andrés Molina, explicó por qué defendió sin dudarlo a una turista en Benidorm que estaba siendo víctima de un robo

El alcalde de Callosa d'en Sarrià, Andrés Molina, ayer, a su salida de los juzgados de Benidorm.

El alcalde de Callosa d'en Sarrià, Andrés Molina, ayer, a su salida de los juzgados de Benidorm. David Revenga

Con la cara amoratada, tranquilo, serio y con gafas de sol cubriéndole los ojos, también amoratados. Así llegó ayer al juzgado de Benidorm el alcalde de Callosa d'en Sarrià, Andrés Molina, a prestar declaración por el incidente en el que se vio involucrado el jueves en Benidorm, al salir en defensa de una turista madrileña, cuando ésta sufría un robo en plena calle.

Al socorrer a la señora, de 62 años, el alcalde forcejeó con el ladrón, cayó al suelo y, fruto del golpe, tiene moratones y heridas en la cara. Lejos de considerarse un héroe por esta manera de actuar, el primer edil de Callosa, del Partido Popular, explicó ayer en declaraciones a este diario que obró de manera cívica. «Actué como lo haría cualquier persona que oyera gritos de auxilio en plena calle; no me lo pensé dos veces y me lancé a socorrer a la mujer, su marido también estaba presente».

Molina, que en ningún momento quiso ponerse ninguna medalla por haber prestado ayuda a la señora víctima del hurto, sí que aclaró los agradecidos que están ella y su marido con él. «La verdad es que la mujer y su marido, que son madrileños, están agradecidísimos conmigo por haberles ayudado; simplemente hice lo que sentí, socorrer a alguien que está en apuros. Ahora, sin duda, el matrimonio y yo somos ya amigos para siempre».

El alcalde de Callosa manifestó también que, aunque no es de Benidorm, considera que este tipo de actitudes solidarias de personas hacia otros ciudadanos en un momento de apuro beneficia la imagen de la ciudad. «Todo lo que sea bueno para nuestra comarca, la Marina Baixa, que es muy turística, bienvenido sea».

Hasta ayer, que acudió al juzgado al igual que las otras partes implicadas en el rifirrafe para prestar declaración sobre lo sucedido, el primer edil era muy reacio a dar cualquier tipo de explicación e incluso ayer también tenía muchas reservas y ningún afán de protagonismo. Al ser preguntado por si volvería a actuar así, Molina explicó: «Eso no se sabe... a veces ante una misma situación, las personas actuamos de diferente manera».

Para dar su versión de los hechos, hasta el juzgado de Benidorm se desplazaron ayer por la mañana el arrestado, la señora víctima del robo, un testigo y el alcalde callosino, según informaron fuentes del caso.

El rifirrafe tuvo lugar el jueves a mediodía en la avenida Alfonso Puchades. Una señora estaba cruzando la calle cuando le abrieron la mochila para robarle la cartera. Entonces se dio la vuelta, comenzó a gritar y ahí entro en acción Andrés Molina. Al mediar e intentar sujetar al ladrón para que no huyera, éste le empujó, y al caer al suelo, se dio un fuerte golpe en la cabeza. El marido de la señora, que caminaba unos pasos por delante de ella, también ayudó al alcalde a retener al ladrón. Al final, todos cayeron al suelo. Después, el ladrón fue detenido y la mujer recuperó la cartera.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats