Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm

Las empresas de alquiler de vehículos eléctricos responderán de las acciones de los conductores

La nueva norma obliga a todos los usuarios a tener seguro y a las mercantiles a que el suyo cubra cualquier daño a terceros que puedan ocasionar sus clientes

Las empresas de alquiler de vehículos eléctricos responderán de las acciones de los conductores

Las empresas de alquiler de vehículos eléctricos responderán de las acciones de los conductores david revenga

Benidorm ya tiene en vigor la nueva normativa con la que controlará el uso de los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) como los patinetes eléctricos o los «segways». Y en ella se ha atado hasta el último fleco para garantizar la seguridad de todos los conductores así como de cualquier viandante. Pero además, se ha puesto énfasis en que las empresas de alquiler de este tipo de elementos cuenten con un seguro que no solo cubra cualquier incidente sino que pueda hacerse cargo de cualquier problema que surja con los conductores que los alquilan.

La nueva ordenanza recoge que todos los conductores de estos vehículos sin excepción tendrán que contar con un seguro de responsabilidad civil. Pero además, que las mercantiles que se dedican a la explotación de estos elementos sean quien se hagan responsables de cualquier consecuencia debida a una infracción de los conductores. Es decir, que en caso de accidente, por ejemplo, el seguro cubra al usuario que conducía, sea quien sea.

Este será uno de los requisitos obligatorios. Pero las empresas dedicadas a la venta o alquiler de los mismos tendrán que cumplir más. Así, tal y cómo explicó el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, «deberán proceder al registro e identificación de los mismos por vía telemática ante el Ayuntamiento». Concretamente, a partir de la próxima semana estas mercantiles deberán realizar este trámite a través de la Sede Electrónica Municipal, cumplimentando el formulario pertinente al que deberán adjuntar el certificado de características técnicas y homologación de cada VMP y aportar el seguro de responsabilidad civil de todos ellos. Posteriormente, el Ayuntamiento otorgará un código identificativo QR, a modo de pegatina, que «permitirá a la Policía Local tener acceso a todos los datos y documentación del vehículo».

Obligaciones de los usuarios

Pero la obligación de tener un seguro no es solo de las empresas. Los particulares también deberán contratar uno. Pero además el uso del casco será obligatorio para casi todos los vehículos de este tipo y, para los que no, se recomienda también utilizarlo, según añadió el edil. Además tendrán que tener luces homologadas y un timbre.

¿Y por dónde circularán este tipo de vehículos? Pues la capital turística lo divide según el tipo de calle. Para empezar, los VMP no podrán ir por las aceras en ningún caso. Cuando la vía sea de plataforma única (exclusiva para peatones), como la calle Tomás Ortuño, tampoco podrán hacerlo. En vías como el Paseo de Levante, donde sí hay vehículos y peatones, podrán circular a una velocidad máxima limitada de 20 km/h. En cuanto a utilizar los carriles bici, no podrán hacerlo si está en la acera pero si está en la calzada, como en avenidas como Jaime I o Beniardà, sí podrán hacerlo también a 20km/h; en los parques, podrán ir los patinetes y vehículos parecidos a velocidad de los peatones.

Con todo, la nueva ordenanza contempla sanciones que van desde los 80 a los 500 euros dependiendo de las infracciones. Desde este miércoles, cuando la nueva normativa fue publicada en el BOP, la ordenanza ya está en vigor y la Policía Local ya puedo comenzar a controlar el uso de estos VMP. El concejal añadió que «habrá un tiempo de adaptación» en el que se irán haciendo controles y que «vamos a ser drásticos con las empresas a la hora de exigirles que cumplan».

La ordenanza llega tras siete intentos del gobierno del PP que se topaba con el rechazo de la oposición porque se incluía también en el cambio de la ordenanza la nueva zona verde de aparcamientos. Finalmente se aprobó el pasado 29 de julio, con el PP ya en mayoría. «Aunque lleguemos tarde, Benidorm fue una de las primeras ciudades que puso sobre la mesa una ordenanza para regular» el uso de los VMP, concluyó.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats