Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm desconoce cuándo podrá usar una «app» para las playas que ha costado 662.000 €

El gobierno local afirma que aún no hay demanda suficiente para exigir que los usuarios pidan cita previa y que es la concesionaria la que gestionará la aplicación

Los usuarios pueden seguir bajando a la playa sin pedir cita previa.

Los usuarios pueden seguir bajando a la playa sin pedir cita previa. DAVID REVENGA

El Ayuntamiento de Benidorm sigue sin saber cuándo pondrá en marcha la aplicación electrónica para pedir cita previa y reservar espacio en las playas, cuyo desarrollo va a tener un coste para las arcas públicas de algo más de 662.000 euros. Así lo han reconocido fuentes del gobierno local, que indican que es la empresa concesionaria del servicio integral de playas, RA Benidorm, quien se encargará de la gestión de esta plataforma en cuanto comience a operar. La aplicación era una de las medidas estrella anunciadas por la ciudad de cara a la reapertura de los arenales tras su cierre por el covid-19, junto con la parcelación de la arena y la distribución de distintas zonas según la edad de los bañistas.

La previsión marcaba inicialmente el 15 de junio como fecha de inicio de este sistema informático, de modo que pudiera estar en fase de pruebas hasta el 1 de julio, cuando el número de usuarios podría dispararse con la llegada de los primeros turistas. La «app», bautizada con el nombre de Benidorm Beach Safety, debía operar hasta el 30 de septiembre y su desarrollo y puesta en marcha requeriría de una inversión de 662.478 euros por parte del Ayuntamiento, según los informes de la Intervención municipal.

Sin embargo ahora, a escasos días de que comience el mes de julio, el gobierno local del Partido Popular no pudo concretar si a partir de esta fecha empezará a funcionar o seguirá sin estar operativa. Ni tampoco, si este retraso revertirá en una reducción del coste para las arcas públicas.

El alcalde de la ciudad, Toni Pérez, ha justificado el retraso en el funcionamiento de esta aplicación en el hecho de que todavía no hay suficiente demanda como para exigir que los usuarios pidan cita previa para bajar a la playa. De hecho, según los cálculos municipales y de la concesionaria, el número de bañistas diarios ronda las 10.000 personas, cuando el aforo de las playas para cumplir con la normativa del coronavirus puede alcanzar las 33.000. Igualmente, Pérez indicó que la empresa RA Benidorm girará las facturas al Ayuntamiento por el coste de la gestión de las playas y que los técnicos las supervisarán antes de autorizar el pago.

Oposición El PSOE cifra en 3 millones el coste de reabrir los arenales

Oposición El PSOE cifra en 3 millones el coste de reabrir los arenalesEl grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Benidorm ha cifrado en 3 millones de euros el coste que la reapertura de las playas tendrá para las arcas municipales. Según su portavoz, Rubén Martínez, a los 662.000 euros que ha costado la «app» habría que sumar otros 964.653 € que se abonarán a la empresa RA Benidorm por el control de accesos y aforo. Y que, además, el Ayuntamiento dejará de ingresar 1,5 millones del canon anual que abona la concesionaria, entre otras cosas, por la explotación de las hamacas y sombrillas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats