Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Satisfacción de los bañistas por el cambio en las reservas de la playa de Benidorm

Solo en el turno de mañana se dispuso de 360 espacios no ocupados. Durante estos días se espera un incremento en el número de usuarios

Punto de atención y de reservas de la avenida Europa.

Punto de atención y de reservas de la avenida Europa. DAVID REVENGA

«Veníamos preparadas para esperar mucho tiempo y con cierto miedo a no encontrar sitio. Pensábamos que sería peor, pero casi no hemos tardado nada», señala Lucía López, una joven benidormense que acudió ayer a la playa de Levante acompañada de su hermana. Y es que ayer entró en funcionamiento la nueva disposición que permite a usuarios sin reserva acceder al arenal benidormense y hacer uso de espacios que estaban reservados, pero que no fueron ocupados por sus titulares.

Esta medida ha dejado satisfechos a muchos bañistas ya que «está permitiendo que más gente disfrute de la playa de Benidorm», explica la concejala de Playas, Mónica Gómez.

La responsable de la gestión del arenal señala que el día de ayer se encontraban reservadas las 1.610 parcelas de uso gratuito en las que se dividió la playa de Levante. A partir de las 11 de la mañana, hora que se marcó como límite para liberar aquellos trozos que no hayan sido ocupados, se pusieron a disposición más de 360 espacios, los cuales fueron asignados a las personas que los solicitaron directamente en los puntos de atención, así como a través de la aplicación informática.

Gómez subraya que en los puestos instalados cerca del edificio municipal del Torrejó y en la zona del Rincón de Loix, no se formaron colas para acceder a la playa. Solo se registraron pequeñas filas de menos de 15 personas en la estación ubicada en la avenida de Europa, con tiempos de espera inferiores a los 5 minutos.

Además de poner a disposición los cuadrados que no llegan a ser utilizados, también se reasignan aquellos que son dejados por otras personas que ya hayan disfrutado de la playa.

La edil, señala que es comprensible el malestar de la gente: «Tienen ganas de disfrutar de la playa y estas medidas pueden llegar a causar inconvenientes», haciendo hincapié a su vez en que «nos encontramos ante una pandemia y la seguridad es lo primero».

Por su parte, los usuarios del arenal se mostraron satisfechos con este cambio en la operativa. Lucía López explica que en su trabajo como esteticista, muchas veces no puede hacer planes de un día para otro porque opera bajo un esquema de citas, por lo que aprovecha cuando tiene ratos libres para acudir a la playa.

Juan Molina trabaja en un establecimiento de restauración de la ciudad. Él suele ir un rato por la mañana a la playa, se baña, da un paseo y luego regresa a su casa a prepararse para el trabajo. Es uno de los usuarios que dejó libre una parcela que pudo ponerse a disposición del resto de personas. Molina también cree que anular la reserva a quienes no la hagan efectiva es una decisión acertada, aunque con un matiz: considera que «dos horas de margen es demasiado tiempo, yo no esperaría más de media hora» y hace un símil con su trabajo, recordando que «cuando tu reservas una mesa en un restaurante, te la guardan media hora, y si pasado ese tiempo no llegas o no llamas para avisar que te vas a retrasar, hacen uso de la mesa y se la asignan a otro».

Rectificaciones

Para resolver los problemas de los ciudadanos, el primer paso es escucharlos. Parece una máxima obvia, pero muchas veces da la impresión de que la administración hace oídos sordos a lo que el pueblo le reclama.

Hace un par de días, el Ayuntamiento de Benidorm anunciaba la decisión de modificar el esquema bajo el que venía funcionando la reserva de parcelas en la playa de Levante. Esta modificación a la formula original, se basa en que aquellos espacios que hayan sido reservados y que no sean ocupados en un periodo superior a las dos horas, a contar desde el inicio del turno elegido, se pondrán a disposición de otras personas que lo soliciten en ese mismo instante.

Con esta enmienda, se da respuesta a una de las principales reivindicaciones que hacían los bañistas, quienes señalaban que había muchas parcelas desocupadas por largos periodos de tiempo y en muchas ocasiones, dichos espacios no llegaban a ocuparse en todo el día.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats