Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles cierran julio con una media de ocupación del 40%

Los empresarios confían en que el mercado británico se reactive para la segunda mitad de agosto

Los hoteles cierran julio con una media de ocupación del 40%

Los hoteles cierran julio con una media de ocupación del 40%

Ya es oficial, blanco sobre negro. Los hoteles de Benidorm y la Costa Blanca han cerrado el mes de julio con la cifra de ocupación turística más baja de la historia, al no superar el 40% de media en lo que hasta ahora venía siendo uno de los mejores meses del año, siendo el turismo nacional el «principal salvador» del sector. Así lo dio a conocer ayer la patronal hotelera Hosbec, con una estadística que confirma el fuerte impacto que la crisis por el coronavirus ha tenido sobre la industria turística.

En Benidorm el impacto en la actividad hotelera ha sido más acusado que en ninguna otra zona de la Comunidad. Desde enero hasta junio de 2019 se registraron más de 5 millones de pernoctaciones hoteleras y cerca de 1 millón de viajeros se alojaron en hoteles. Sin embargo, en estos 6 primeros meses de 2020, solo se han registrado 1,2 millones de pernoctaciones hoteleras en la ciudad, según datos facilitados por el INE y que ayer recuperó Hosbec para afirmar que el de 2020 pasará a la historia como el verano más difícil para el turismo.

En el conjunto de la Costa Blanca, en el primer semestre de 2019 se rozaron los 8 millones de pernoctaciones hoteleras y más de 2 millones de viajeros se alojaron en hoteles de Alicante. Mientras, en este mismo periodo de 2020 esta cifra se ha visto reducida hasta los 550.000 viajeros y las pernoctaciones registradas han caído hasta la cifra de los 1,9 millones.

La secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, indicó que el volumen de cancelaciones y reservas de última hora es tan acusado que es muy difícil realizar proyecciones a medio plazo, por lo que las cifras con las que se está trabajando van semana a semana. En este sentido, Montes indicó que aunque la ocupación no ha superado el 40% de media, «se han ido abriendo hoteles conforme ha avanzado el mes» hasta alcanzar las 24.000 camas disponibles ahora en la ciudad, por lo que podemos afirmar que las cifras de viajeros «han aumentado desde la reactivación del sector». Igualmente, destacó que los informes de reservas apuntan a que, de cara a agosto, se están produciendo más reservas que cancelaciones en el mercado nacional.Por eso, aunque la previsión para esta semana no va más allá de una ocupación hotelera media del 38% en Benidorm y el 44% en la Costa Blanca, con un 90% de turismo nacional, el sector confía en que en las primeras semanas de agosto el volumen se incremente hasta el 50%. Y, también, que para la segunda quincena del mes pueda levantarse la cuarentena en Reino Unido, lo que permitiría incluso la apertura de algún otro hotel. «La propia industria británica está presionando para reactivar el turismo cuanto antes», mantienen.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats