Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La odisea de aparcar en la playa de Benidorm

La primera línea y calles adyacentes se llenan de vehículos cada día, lo que hace muy difícil encontrar un sitio para estacionar en los arenales

Bañistas, descargando en primera línea de Poniente, en una plaza para vehículos comerciales.

Bañistas, descargando en primera línea de Poniente, en una plaza para vehículos comerciales. david revenga

Aparcar para pasar una jornada sobre la arena es casi tarea imposible en agosto. Si se quiere encontrar un sitio cerca de la playa hay que madrugar o armarse de paciencia. Pero además, estacionar el vehículo en algunas calles cerca de primera línea supone rascarse el bolsillo. La afluencia de personas que tiene las playas de Benidorm ha hecho que en plena temporada alta, y a pesar de la situación turística, crezca el número de vehículos que dan vueltas para lograr una plaza de aparcamiento cerca que no les obligue a caminar cargados con sombrillas y hamacas.

Benidorm tiene dos grandes playas urbanas, Poniente y Levante. Y además la pequeña playa del Mal Pas situada en pleno centro. Aparcar en estos días no demasiado lejos de cualquiera de las tres está siendo todo un logro. Poniente, donde normalmente se concentra más el turismo nacional y de familias, ha sufrido este verano un aumento de bañistas porque, aunque sí está parcelada para mantener las distancias, a diferencia de Levante, no hay que reservar una parcela online para poder acceder a este arenal.

Esto último ha hecho que muchos vecinos y visitantes opten por acudir a Poniente y en muchos casos no tienen más remedio que hacerlo en coche. Dar una vuelta por las calles de esta zona que llega hasta la Cala es hacerlo entre hileras de vehículos aparcadas tanto en zona azul como en las plazas reservadas para residentes. Toda la primera línea de la avenida Vicente Llorca Alós es de estacionamiento regulado; es decir, se paga 1 euros por cada dos horas de estancia. Aun así, es lo primero que se llena cada día.

Si los conductores se alejan un poco se encuentran toda una segunda zona solo para residentes. Es decir, para aquellos empadronados en Benidorm que tienen su tarjeta. Por tanto, los turistas tampoco pueden dejar sus vehículos en esas plazas, aunque, según algunos vecinos, no siempre se cumple y se puede ver a muchos vehículos sin esa pegatina.

Así que la siguiente opción es dejar el coche más lejos o dar vueltas por las calles de zona azul y «armarse de paciencia» para aparcar, según uno de los usuarios de esta playa. «Normalmente dejo a la familia y la sombrilla y demás en la playa y ya me voy yo a aparcar más lejos», indicó a este diario. Pero esto también se complica ya que hay coches en doble fila o en carga y descarga.

Zonas más alejadas

Muchos optan por ir hasta la zona conocida como Vía Parque, en la avenida Vicente Pérez Devesa. «Intento buscar sitio por los nuevos viales que han hecho, pero también está lleno», añadió. Algo que también ocurre con otras áreas de zona azul como Xixo situada en la zona del Paseo de Poniente donde no se puede aparcar en primera línea. Según algunos usuarios, aparcar en 10 o 15 minutos es «mucha suerte» aunque afirman que no renuncian a ir a Poniente al no tener que reservar su parcela.

Pero la situación no es mucho mejor si se quiere ir en coche a la playa de Levante. Allí, toda la primera línea es un paseo semipeatonal donde no se puede aparcar. La segunda línea, la avenida del Mediterráneo, es de zona azul y la parte donde ya se ha renovado, se han eliminado los aparcamientos. Avenidas como Europa también son de estacionamiento regulado y uno de los aparcamientos que hay en esa misma avenida también se hizo solo para residentes. Así que los bañistas deben caminar más lejos o también pagar por la zona azul en Levante. La última opción también es acudir a uno de los parkings disuasorios que el Ayuntamiento puso en marcha por la ciudad. Aunque los más cercanos a Levante están a cerca de un kilómetro. En Poniente, el más cercano en línea recta a la playa está situado a 550 metros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats