Síguenos en redes sociales:

Benidorm convertirá su plaza de toros en biblioteca y centro cívico

La plaza dejó de albergar eventos por problemas estructurales hace dos años

La plaza de toros de Benidorm que se reformará para darle nuevos usos como un centro para jóvenes. | DAVID REVENGA

Desde hace más de dos años, la plaza de toros de Benidorm ya no acoge eventos de ningún tipo. Los problemas estructurales que acumulaba obligaron a cerrarla a cal y canto, excepto los locales que ocupan los conservatorios de música y danza. El Ayuntamiento planteó darle un nuevo uso y, tras reformarlo y construir un edificio anexo, la convertirá en una biblioteca central, salas de estudio, un centro joven y uno multicultural para asociaciones. Además instalará un escenario en las gradas y otro fijo en el espacio. Todo ello con un proyecto de 8,7 millones de euros y que previsiblemente estará terminado en 2023.

Para ello, el gobierno local incluyó en el capítulo de inversiones del presupuesto de 2021 una parte de esa cuantía. En concreto para este año hay consignados 2,5 millones de euros; el resto se reparte en 3,5 millones de euros en 2022 y otros 2,5 millones en 2023. Todo para poder llevar a cabo la reforma integral de la plaza de toros y construir ese nuevo inmueble. Así, el Ayuntamiento ya ha licitado la redacción del proyecto para el que, junto a la dirección de obra, destinará cerca de 500.000 euros. La consultora que gane este concurso público tendrá un plazo de cuatro meses para presentar ambos proyectos, por lo que se espera que el Ayuntamiento pueda disponer de ellos a comienzos del verano.

Cómo se distribuirán esos nuevos espacios se definirá en esa propuesta arquitectónica y constructiva que se elija finalmente, según explicó el alcalde Toni Pérez. Será la que «nos dirá en cuál de los dos edificios se instalarán todos los servicios previstos por el Ayuntamiento, así como el espacio que ocupará cada uno de ellos»; es decir, qué espacios de la plaza de toros se convierten en alguno de los nuevos usos y cuáles irán al edificio anexo que se construya. Entre ellos, una biblioteca central con múltiples espacios, entre ellas salas de estudios y salón de actos; centro joven y de información juvenil con un gran «hall» de exposiciones, «sala Hotel» de asociaciones, polivalentes, de ensayo y de formación, y aula de cocina; y centro multicultural y multifuncional con despachos y almacenes para entidades. Además, se incluye la creación de un escenario en las gradas de la plaza de toros y la instalación de un escenario fijo y equipamiento de sonido e iluminación.

Conectividad de barrios

Además, según el primer edil, el nuevo edificio va a resolver la «accesibilidad y la conectividad de dos barrios eminentemente residenciales», Foietes-Colonia Madrid y Els Tolls. Así, se conectará la avenida Alfonso Puchades y la calle Austria con el Parque de l’Aigüera, salvando la diferencia de cota que hay entre ambas zonas, que estarán «conectadas a través del propio edificio». Además, el proyecto incluye mejorar y ampliar el espacio peatonal de todo el entorno de la plaza de toros.

El alcalde apuntó que «este gran proyecto es la síntesis de la apuesta de Benidorm por la cultura, por el asociacionismo, por la participación, por la creatividad, por el ocio y el desarrollo de nuestros jóvenes, por la multiculturalidad, por la relación intergeneracional, por la formación y por la integración».

Cabe recordar que este proyecto está incluido dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrador (EDUSI) para la que Benidorm ha obtenido 10 millones de euros de fondos europeos y que incluye otras actuaciones como la construcción de un albergue juvenil, zona de acampada y centro de interpretación en el Parque de la Séquia Mare.

Reforma urgente en los conservatorios

El coso taurino de Benidorm se construyó en 1962 y fue símbolo de una época de desarrollo de la ciudad. Ubicado donde termina el conocido parque de l’Aigüera, actualmente está cerrado y solo funcionan los locales que ocupan los conservatorios de música y danza a la espera de trasladarlos al centro cultural. Hace más de dos años, informes técnicos recomendaron no usar más el coso taurino por los problemas estructurales y el Ayuntamiento invirtió 52.000 euros en arreglar la zona donde están ubicados esos conservatorios y garantizar la seguridad.

Pulsa para ver más contenido para ti