30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Bomberos revisan el sistema contra incendios de 150 rascacielos de Benidorm

Efectivos del Consorcio inspeccionan las columnas secas de los edificios para verificar su seguridad y mejorar el tiempo de respuesta

Bomberos del Consorcio Provincial revisan la columna seca de un rascacielos de Benidorm.

Bomberos del Consorcio Provincial revisan la columna seca de un rascacielos de Benidorm.

Los Bomberos del Consorcio Provincial de Alicante adscritos al Parque de Benidorm continúan con el ambicioso proyecto de dar una respuesta eficaz y segura a los ciudadanos en las intervenciones causadas por incendios en edificios de gran altura. Este tipo de fuegos son uno de los factores de mayor riesgo en la ciudad, por un lado por la alta concentración de rascacielos; por otro, por la falta de medios para poder acceder sin demasiadas complicaciones a siniestros cuando se producen, por ejemplo, en una torre a casi cien metros de altura. El incendio ocasionado la noche del pasado domingo en la azotea de un edificio de Poniente por un rayo que cayó sobre la caja de contadores del gas, ubicada en la planta 26, ha llevado a efectivos de este cuerpo a llamar la atención sobre la importancia de dichas inspecciones y a pedir colaboración a los residentes para poder intensificar esta labor, según fuentes del parque comarcal.

Entre las actuaciones que se llevan a cabo en este tipo de revisiones se realiza una comprobación in situ del sistema de protección contra incendios, denominado columna seca. «Se trata de una instalación diseñada para transportar el agua desde el vehículo de Bomberos, a través de la toma de agua en la fachada del edificio, hasta las tomas existentes en cada una de las plantas del edificio», según explican los profesionales, que destacan que el buen estado de estas columnas secas «reduce enormemente el tiempo de respuesta a la extinción del incendio».

Desde hace tres años, la Diputación Provincial de Alicante, organismo del que depende el Consorcio, el Ayuntamiento de Benidorm y los administradores de fincas sellaron un pionero acuerdo de colaboración para extender este tipo de inspecciones a todos los rascacielos de más de 15 plantas de altura que copan el skyline de la ciudad. Gracias a este convenio, cualquier comunidad de propietarios puede contactar a través de sus administradores con el cuerpo de Bomberos para solicitar que lleven a cabo una revisión de sus instalaciones.

Fruto de ese convenio, hasta la fecha los efectivos del parque de Benidorm han llevado a cabo alrededor de 150 inspecciones, una tarea que ha permitido verificar los sistemas de seguridad y corregir fallos en aquellos en los que pudiera haberlos. Por eso, los bomberos creen que todas estas inspecciones han sido posibles gracias a la «buena acogida de este gran proyecto que mejora la seguridad de los ciudadanos» por parte de la ciudadanía, aunque alertan de que aún queda trabajo por hacer.

No en vano, la cifra de revisiones rondaría ahora mismo la mitad de la bolsa de edificios de gran altura que hay en la ciudad. En concreto, Benidorm cuenta con una treintena de edificios que se levantan más de 100 metros del suelo y con cerca de 300 que superan las 15 plantas de altura. Muchos de ellos son hoteles, pero también hay muchos bloques de viviendas, donde habría que evacuar a infinidad de personas en caso de incendio y donde la rápida respuesta en una extinción es fundamental para minimizar los riesgos, según los profesionales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats