Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La planta hotelera de Benidorm se renueva con 200 millones de inversión pese a la crisis

Cinco hoteles tienen en marcha reformas integrales por más de 10 millones de euros cada uno, a los que se unen los de nueva construcción - El sector aprovecha el cierre por la falta de turistas para remozar instalaciones y subir de categoría

Uno de los hoteles de nueva construcción en pleno Rincón, ahora vacío de turistas. | JOSÉ NAVARRO

Uno de los hoteles de nueva construcción en pleno Rincón, ahora vacío de turistas. | JOSÉ NAVARRO

La planta hotelera de Benidorm no para de renovarse en la última década y ni siquiera una crisis sanitaria ha acabado con las inversiones en los alojamientos de la ciudad. En los últimos dos años, la inversión total ha alcanzado los 200 millones de euros para la transformación de instalaciones, tanto en reformar integrales, parciales o de nueva construcción. A la que se suma el resto hecha en la Costa Blanca y la Comunidad Valenciana con 50 millones de euros más invertidos.

Operarios trabajan cada día en las reformas integrales que están acometiendo varios alojamientos en Benidorm. | JOSÉ NAVARRO

Así se desprende de los datos de Hosbec donde se recogen las inversiones hechas por sus asociados en la que la cifra total de inversión es de 255 millones en los últimos años. La secretaria general Nuria Montes apuntó que «pocos sectores, estando cayendo la que cae» y con 15 meses de caídas de facturación de hasta el 80% están «aguantando el tipo y además están invirtiendo como si no hubiera crisis para mejorar el producto» turístico que ofrecen.

La planta hotelera de Benidorm se renueva con 200 millones de inversión pese a la crisis

Una situación sanitaria que ha hecho que la capital turística se vaciara de huéspedes. Algo que, por una parte, la de la renovación, es positivo: «no tener clientes es un buen momento para hacer estas reformas», indicó el presidente de Hosbec, Toni Mayor. Porque no hay molestias, aunque sin olvidar que tener una planta hotelera cerrada en su mayoría (hasta esta semana solo 20 establecimientos estaban abiertos) supone uno de los peores momentos para el sector.

Actualmente, en Benidorm, cinco hoteles se encuentran inmersos en obras integrales, de más de 10 millones cada uno, para mejorar las instalaciones o subir de categoría. Además, un hotel está en plena construcción en el Rincón de Loix y otros acaban de empezar o están en los primeros movimientos. Algunos negocios iniciaron sus reforman antes de la pandemia. Así que la crisis les sorprendió con unas instalaciones recién inauguradas o a punto de hacerlo. Pero el estado de alarma y el cierre de toda la planta hotelera en marzo de 2020 les dejó sin huéspedes. Hoteles como el histórico Cimbel o Les Dunes Comodoro invirtieron 2 y 6 millones de euros en su reforma. El H10 Poniente, de nueva construcción, costó 35 millones.

En 2021 no ha parado la actividad. Las licencias de obras o los Planes de Reforma Interior (PRI) para subir de categoría no han dejado de llegar. En estos momentos, en el Rincón, el hotel Ambassador está inmerso en una reforma integral de 12 millones de euros. Tiene previsto volver abrir para el verano. En la misma zona, el hotel Rosamar, tras una inversión de más de 10 millones, tiene prevista su reapertura el 4 de junio. El Port Benidorm, propiedad de Mayor, tiene prevista una ampliación de 10 millones de euros y el Benilux una reforma de otros 3,5 millones.

A ellos se suman los 18 millones para reformar el hotel Fenicia, cerca del parque de Elche, o lo 12 millones que para la construcción desde cero del hotel Los Arcos. Todos ellos se unen a otros que ya avanzaron en sus reformas antes de la pandemia, como el RH Victoria o el Golden. Y, sobre la mesa, nuevos hoteles: Luxor Villas, en Terra Mítica (21 millones), otro edificio para el Poseidón Playa, en Poniente (40 millones) o el camping la Media Legua (4 millones). Y fuera de Benidorm, entre otros, un nuevo hotel en La Nucía con una inversión de 30 millones.

«Es la reconversión industrial permanente de la planta hotelera». Así es como la describe Mayor quien apunta que «en los últimos 10 años, no se ha parado» de innovar y mejorar las instalaciones para, por ejemplo, subir de categoría los hoteles. La crisis sanitaria solo ha parado la recepción de clientes, no los trabajos para reformar la planta hotelera.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats