Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cs lleva a pleno subir de 10 a 20km/h el límite de velocidad en algunas calles de Benidorm

La propuesta también reclama elevar a 50 km/h la máxima permitida en Vía Parque o Comunidad Europea

La avenida del Mediterráneo, donde está fijada la limitación a 10 km/h.

La avenida del Mediterráneo, donde está fijada la limitación a 10 km/h.

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Benidorm llevará a pleno una moción para subir el límite de velocidad en las vías principales Benidorm para que quede establecida en los máximos genéricos fijados en el nuevo Reglamento General de Circulación, que en ningún caso contemplan máximos de 10 km/h. Así lo ha anunciado el portavoz de Cs, Juan Balastegui, quien pretende eliminar ese límite de 10 Km/h impuesto por el PP en avenidas del municipio y subir hasta 50 km/h la velocidad de avenidas como la de la Comunidad Europea o Juan Pablo II, permitida por la Dirección General de Tráfico (DGT). 

Según ha explicado el concejal, “el PP ha decidido convertir a Benidorm en una de las ciudades más lentas de España, pese a los colapsos que se pueden producir cuando Benidorm esté lleno de turistas, lo que generará que haya mucha tensión entre los conductores, enfados y mayor contaminación al tener una circulación más lenta”. Por ello, según ha añadido, “esperamos que el gobierno local rectifique y ponga sentido común a todo esto, puesto que no le estamos pidiendo que incumpla la normativa, sino todo lo contrario, que la cumpla al pie de la letra”. 

Para el portavoz de Ciudadanos las medidas que ha impuesto el Gobierno local “están convirtiendo a Benidorm en una ciudad incómoda para venir y eso puede perjudicar, y mucho, la actividad empresarial en el peor momento posible”. 

La moción de Ciudadanos propondrá que en la avenida del Mediterráneo, donde han fijado el límite en 10 Km/h, así como en la avenida de la Armada Española (Poniente), donde no existe plataforma única de calzada, se establezca un límite de 20 Km/h (avalado por la DGT). 

También solicitan “ampliar de 30 a 50 km/h las avenidas de la Comunidad Europea y Juan Pablo II, que son de 2 o tres carriles por sentido, tal y como permite la ley”. “Entendemos que debe primar la seguridad de los peatones, pero estamos convencidos de que la DGT también vela por ellos con esta normativa que nos parece muy adecuada y suficiente”, ha concluido el concejal.

Rechazo social a las nuevas limitaciones y radares

Las nuevas limitaciones de velocidad impuestas por la DGT y la reducción todavía más de las mismas en el caso de Benidorm ha provocado una importante respuesta ciudadana, en contra de estas medidas al considerar que el gobierno local está poniendo cada día más trabas a la circulación rodada en la ciudad.

Además, a este hecho se ha unido la instalación de radares para controlar la velocidad en nueve puntos del casco urbano, donde hasta ahora más de la mitad de vehículos venían circulando a más del triple de la velocidad permitida. El Consistorio insiste en que el objetivo de los radares no es sancionador, sino para crear conciencia y para disuadir a los conductores de sobrepasar los límites, aunque no han dejado de lloverle críticas tanto en redes sociales como desde los grupos de la oposición municipal.

Desde el gobierno local asegura que todas estas medidas persiguen reducir la velocidad media del tráfico para, con ella, reducir también la siniestralidad y los accidentes mortales en el casco urbano. Y, por otro lado, hacer una ciudad "más amable" para los peatones y "más cómoda" para los vecinos, justificaciones que no convencen a una parte de la ciudadanía.

 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats