Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fin del cierre perimetral dispara las urgencias hospitalarias en zonas turísticas

El Hospital de la Marina Baixa roza cifras similares a las de antes de la pandemia, al pasar de 130 atenciones urgentes al día a una media de 180 - Los sanitarios temen que la llegada masiva de gente de otras autonomías haga crecer los contagios

La puerta de Urgencias del Hospital Comarcal de la Marina Baixa, donde el número de pacientes roza ya los niveles prepandemia. | DAVID REVENGA

Desbordados. El fin del estado de alarma y, con él, de las restricciones a la movilidad entre autonomías ha empezado a tener su reflejo en los hospitales de las principales zonas turísticas de la provincia, donde el número de atenciones urgentes se ha disparado en apenas unos días por la llegada de los primeros turistas y propietarios de segundas residencias. El Hospital Comarcal de la Marina Baixa, que absorbe a la población de esta comarca y tiene a Benidorm como ciudad de referencia, es el más claro ejemplo: «Parecía que la saturación había descendido tras controlar la incidencia del coronavirus, pero ahora volvemos a estar hasta arriba de urgencias», explican desde el centro, en el que aseguran estar ya rozando el mismo nivel de atenciones urgentes que en la etapa anterior a la irrupción de la pandemia, en marzo de 2020.

«Si con este nivel de pacientes empiezan a llegar muchos casos de covid-19, va a ser difícil poder llegar a todo»

decoration

Dicho de otra manera. La puerta de Urgencias de este hospital ha pasado en apenas unas semanas de estar atendiendo a una media de 130 pacientes diarios a no bajar ningún día de los 180 o 190. Así lo confirma el responsable de esta unidad, el doctor Antonio García Buigues, quien señala que esta misma semana —el confinamiento perimetral decayó en la madrugada del sábado al domingo— se han superado incluso los 200 casos diarios, con un pico de hasta 212 asistencias registradas el lunes.

¿Qué explica este notable incremento? García Buigues mantiene que, «lógicamente, a mayor movilidad y mayor población en la zona, más urgencias. Esto es algo que en departamentos sanitarios con tanta dependencia del turismo como en el nuestro sabemos bien y que estos días, sin duda, ya se está notando muchísimo en el Hospital». Hay otro factor que también está provocando este incremento de casos: «En las oleadas fuertes de contagios el número de Urgencias descendió en picado —prácticamente, a no más de 50 casos al día— y ahora estamos volviendo a cifras de prepandemia, porque además de la gente que ha llegado de otras zonas, están entrando muchas patologías graves pero también mucha gente que viene con banalidades y que, en momentos con el covid-19 disparado, había dejado de venir al Hospital», agrega la gerente del departamento, Rosa Louis Cereceda.

2 VECES Por encima de las 200 consultas al día en 2020 Desde el inicio de la pandemia, el hospital sólo superó en 2 ocasiones las 200 urgencias al día, ambos en agosto. En lo que va de mes ya se ha igualado esta cifra.

decoration

Los facultativos señalan que el aumento de la presión asistencial en Urgencias no responde por el momento a un incremento de la incidencia del coronavirus. «Por ahora estamos viendo muy poquitos casos sospechosos o confirmados de covid-19: unos 15 o 20 posibles, como mucho, en el momento del triaje; después descartas la mitad y, al final, acaban en uno o ninguno», explica Antonio García. Accidentes de tráfico, caídas en la vía pública o accidentes deportivos, que durante los meses del confinamiento o de mayores restricciones cayeron prácticamente a cero porque la gente no salía de casa, son ahora las principales causas de la visita a Urgencias en este hospital, además de otras dolencias graves clásicas en estos servicios como los accidentes cerebrovasculares, los infartos, etc.

212 PACIENTES Pico máximo: este lunes El Hospital de la Marina Baixa ha visto crecer enormemente la demanda asistencial en Urgencias. El pico máximo se registró este lunes, cuando los sanitarios llegaron a ver 212 pacientes en una jornada.

decoration

Sin embargo, tanto el responsable de la unidad como la gerente del departamento reconocen que hay preocupación entre los profesionales por un posible incremento de nuevos positivos tras la llegada masiva de gente de otras autonomías prevista para este fin de semana. «Nos preocupa qué pasará dentro de dos semanas, cuando se empiece a notar el efecto de la reducción de las restricciones en la transmisión del virus», afirma Rosa Louis Cereceda. García Buigues va todavía más allá: «Si con este nivel de Urgencias empiezan también a llegar muchos casos de covid-19, que requieren de mucha mayor atención y muchos más recursos, va a ser muy difícil poder llegar a todo».

Pacientes: Un año de subidas y bajadas como un yoyó

Las unidades de Urgencias de los hospitales públicos han vivido los catorce meses que llevamos de pandemia con continuas subidas y bajadas de pacientes, como si fueran un yoyó. El hospital de La Vila, por ejemplo, pasó de los casi 200 casos de media diaria de enero de 2020 a no más de 50 urgencias al día durante el confinamiento duro por el temor de mucha gente por acudir a este servicio y poderse contagiar, lo que muchas veces las dolencias fueran irreversibles. Ahora las cifras se empiezan a normalizar.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats