Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos años de cárcel por estafar a una anciana que buscaba a sus padres muertos en la Guerra Civil

El acusado admite que recibió 43.000 euros de una vecina de Benidorm de 91 años a la que prometió ayudar a localizar los restos de sus progenitores - El procesado no entrará en prisión si paga 25.000 euros en cuotas de 500 al mes

El acusado de la estafa a la vecina de Benidorm, ayer en el juicio celebrado en Alicante. | HÉCTOR FUENTES

El acusado de la estafa a la vecina de Benidorm, ayer en el juicio celebrado en Alicante. | HÉCTOR FUENTES

Un acusado de estafar 43.600 euros a una mujer de 91 años en Benidorm con la excusa de ayudarla a encontrar los restos mortales de sus padres, fallecidos en Andalucía durante la Guerra Civil, fue condenado ayer por la Audiencia de Alicante a dos años de prisión y al pago de una indemnización a la víctima de 25.000 euros.

La Fiscalía y la acusación particular solicitaban inicialmente una pena de cinco años de prisión por estafa para el procesado, pero finalmente se alcanzó un acuerdo de conformidad con la defensa en el juicio celebrado en la Audiencia y se redujo tanto la petición de cárcel como el importe del dinero de la responsabilidad civi. El acusado se declaró culpable y aceptó pagar los 25.000 euros de indemnización en cuotas mensuales de 500 euros.

Por ello, el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia dictó «in voce» una sentencia condenatoria a dos años de cárcel y multa de 360 euros y acordó la suspensión de la ejecución de la pena durante cinco años, por lo que el acusado no ingresará en prisión.

No obstante, se advirtió al procesado de la posibilidad de revocar la suspensión de la ejecución de la pena en caso de impago de las cuotas o si vuelve a delinquir durante los cinco próximos años.

La mujer estafada, que ahora tendrá unos 93 años, fue engañada durante dos años por el ahora acusado, quien fingió que tenía contactos en el Ejército y podía ayudarla a descubrir dónde estaban enterrados sus padres. Según informaron fuentes policiales cuando fue detenido en noviembre de 2019 el estafador de la Memoria Histórica, la mujer se quedó huérfana de pequeña y durante años buscó pistas del paradero de sus padres en Córdoba. La mujer comentaba estas inquietudes con sus amistades en un bar de Benidorm, lugar donde la Policía cree que el estafador escuchó a la víctima y planeó el engaño.

Una vez contactó con la víctima y se ganó su confianza, comenzó a pedirle dinero para realizar los trámites necesarios para averiguar dónde estaban enterrados sus padres. Mediante esta estratagema logró que a lo largo de 2017 y 2018 le pagara hasta un total de 43.600 euros.

Prueba de ADN

El dinero lo recibió en metálico, mediante transferencias e incluso a través de cheques. Desde 2.000 euros para empezar a realizar averiguaciones, 18.000 euros de la caja fuerte del domicilio y hasta 500 euros para realizar una prueba de ADN en Londres con unos restos que podían coincidir con el de los padres de la víctima. Estas son algunas de las cantidades cobradas por el estafador durante los dos años que duró el engaño.

La mujer estaba convencida de que por fin iba a localizar los restos de sus padres y, si no llega a ser por la insistencia de personas conocidas de la mujer, el fraude podría haber sido aún mayor. La Policía Nacional de Benidorm fue alertada de la posible estafa a la mujer nonagenaria y arrestó al sospechoso el 28 de noviembre de 2019, que tenía entonces 53 años.

La víctima no ha recuperado aún nada del dinero estafado, pero a partir del próximo mes debe empezar a cobrar 500 euros mensuales, hasta llegar a los 25.000 euros fijados ayer en el juicio.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats