La Vila Joiosa, o Villajoyosa es un precioso municipio de pescadores famoso por su hermosa fachada de casas pintadas de vivos colores, que antaño fueron las viviendas de sus pescadores, y que, junto a su paseo marítimo, forman una de las postales más bellas y fotografiadas de la Costa Blanca. La Vila cuenta con uno de los cascos históricos mejor conservados de la costa valenciana, fruto de un pueblo comercial y marinero que han definido su particular arquitectura.

Capital de la Marina Baixa, la Vila Joiosa, también conocida por ‘La Vila’, comienza a divisar las cumbres de las sierras Aitana y Puig Campana, barrera que defiende a la comarca de los vientos del norte y permite gozar de temperaturas muy agradables todo el año, y numerosas rutas senderistas para las personas amantes de la montaña.

Para aquellas personas que pretendan escapar de las bulliciosas y masificadas ciudades turísticas, esta pequeña localidad es el lugar ideal. Su bello casco histórico, bañado por las aguas del rio Amadorio, cuenta con la iglesia-fortaleza de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo gótico levantino tardío, envuelta por su casas de múltiples colores, símbolo de este municipio; tradición de la antigüedad, cuando los pescadores llegaban a puerto y querían identificar rápidamente su casa. Una colorida postal que ha llegado hasta nuestros días gracias a su gente que ha sabido conservarla y potenciarla turísticamente.

Las playas de la La Vila

Uno de los principales atractivos de la ciudad son sus playas. A lo largo de más de 15 km de costa encontramos numerosas playas de arena fina, cantos rodados y aguas cristalinas entre las cuales destacan la playa del Bon Nou, playa Paradís, la Caleta, la playa Centro y la playa Varadero, todas ellas galardonadas con el distintivo Bandera Azul de la Unión Europea, máximo galardón que certifica la calidad, el buen estado, y la seguridad de los arenales de la Vila Joiosa.

Su amplio paseo marítimo cuenta con innumerables terrazas, bares y restaurantes en los que se respira un ambiente excepcional durante la temporada estival. Un lugar ideal para pasear, relajarse, tomar algo, disfrutar del verano y del mar Mediterráneo. La visita a su puerto pesquero permite disfrutar por la tarde de la entrada de los buques de pesca a puerto y de la animada subasta de pescado y marisco capturado durante la jornada, el cual puede disfrutarse acompañado de exquisitos arroces en sus numerosos restaurantes con sello de calidad “La Vila Gastronómica”.

Playa El Paraíso

En el corazón de la localidad se encuentra Vilamuseu, donde puede visitarse la exposición “El Bou Ferrer: Un yacimiento extraordinario”, dedicada al mayor pecio romano en excavación del Mediterráneo. La nave mercante romana en excavación, naufragada entre 64 y 68 d. C. frente a la antigua Allon (La Vila Joiosa), portaba una carga de unas miles de ánforas que contenían salsas de pescado (una de las mercancías más valiosas de la época) y grandes lingotes de plomo con marcas que demuestran que eran propiedad personal del emperador Nerón.

El proyecto Bou Ferrer, de dimensión internacional, ha obtenido un reconocimiento unánime por la comunidad científica europea, y es un referente de la investigación valenciana.

El mayor pecio romano en excavación del Mediterráneo

La Vila Joiosa se incorporó a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, tomando parte de este proyecto con iniciativas tan destacadas como la construcción de Vilamuseu, referente europeo en materia de accesibilidad, y el desarrollo de las webs accesibles, y de promoción turística, además de la instalación de 31 paneles informativos accesibles en enclaves turísticos a lo largo de toda la localidad.

Visita la fábrica de Valor gratis

Otro de los atractivos de la ciudad es su industria chocolatera, donde muchas de sus fábricas realizan visitas guiadas totalmente gratuitas por sus instalaciones. En la fábrica de la prestigiosa marca chocolatera Valor, se puede visitar el Museo del Chocolate para descubrir la historia de este alimento, el procedimiento para su elaboración, y degustar algunos de sus mejores productos chocolateros.

Esta oferta turística posiciona a la Vila Joiosa como uno de los principales destinos turísticos de la Costa Blanca, al tratarse de una de las ciudades más monumentales de la Comunitat Valenciana, con otros hitos como las murallas de su casco histórico, la Torre de Sant Josep, la Casa Museo la Barbera dels Aragonés, o las torres vigía del Xarco, la Malladeta y el Aguiló, entre otros muchos monumentos y lugares de interés.