Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El embajador británico: "No va a haber semáforo verde hasta final de julio"

Hugh Elliot descarta en una reunión con el alcalde y los hoteleros de Benidorm un trato preferente para la Costa Blanca para la llegada de turistas de Reino Unido pese a la baja incidencia del virus

13

El embajador británico se reúne con el alcalde y los hoteleros de Benidorm David Revenga

No habrá trato preferente pese a tener la menor tasa de contagios de Europa. El embajador de Reino Unido, Hugh Elliot, ha descartado esta mañana la posibilidad de que el gobierno de Boris Johnson sitúe a la Costa Blanca en el semáforo verde de destinos turísticos antes de finales del próximo mes de julio, a pesar del "esfuerzo y el trabajo que se ha hecho" para controlar la pandemia de covid-19. Lo ha asegurado después de reunirse con el alcalde de Benidorm, Toni Pérez; el presidente y la secretaria genera de Hosbec, Toni Mayor y Nuria Montes; y la gerente de la Fundación de Turismo, Visit Benidorm, en su primera visita oficial a la ciudad desde que tomó posesión del cargo.

Tanto el primer edil como los hoteleros han intentado convencer al embajador de que los datos de Benidorm, con una incidencia de 14,19 positivos por cada 100.000 habitantes y tan solo 10 casos de covid-19 activos, avalarían el adelanto de esta apertura de fronteras para el principal mercado turístico de la ciudad y han expuesto el proyecto "Benidorm Island" en el que ya trabajaron en su día para crear un corredor seguro. Este proyecto se sustenta sobre la base de que los turistas británicos, una vez que han llegado a Benidorm, se comportan en el destino como si fuera una isla y no viajan a otros lugares, lo que sería una garantía frente a la transmisión del virus, debido a la escasa movilidad entre territorios donde la incidencia pudiera ser más elevada.

Frente a estos argumentos, Hugh Elliot ha asegurado ser consciente de que "los británicos tienen unas ganas enormes de volver", pero también ha alertado de que, "a nivel global, estamos en el peor momento de la pandemia, no en el mejor: hay proliferación de virus y también proliferación de variantes y hay que tener los ojos muy puestos en qué variantes pueden surgir y asegurar que tenemos las herramientas para combatirlas y no vernos obligados a tomar pasos atrás". Entre ellas, el diplomático ha aludido a que el ritmo de vacunación tanto en España como en Reino Unido vaya en aumento y no se produzca un vuelco de los datos de prevalencia de la enfermedad.

Por eso, aunque ha reconocido que en la Comunidad "se han hecho las cosas bien" ha recordado que "si hay una cosa que hemos aprendido en el último año y medio es que hay que ser cautelosos; en otros momentos hemos pensado que se podía abrir y luego ha habido que dar marcha atrás. Ahora no queremos abrir para volver a cerrar", a la vez que ha defendido el sistema de semáforos por países y no por regiones, como han planteado los dirigentes autonómicos, provinciales y locales en multitud de ocasiones, porque "logísticamente sería imposible" y porque "la apertura de fronteras a nivel peninsular no ofrece garantías", como sí ocurriría a nivel insular.

En cualquier caso, y para evitar que todo fuera negativo, el embajador de Reino Unido también ha mostrado su seguridad en que "todo el trabajo y los buenos datos de la Comunidad Valenciana en general y de Benidorm en particular serán una baza importante para cuando el turismo sea posible, porque el turismo buscará sitios seguros". Por eso, ha reclamado "un poquito de paciencia, un poquito de cautela, porque las ganas están ahí, la colaboración está ahí, compartimos datos e información de forma muy fluida y estoy confiado en que a partir de finales de julio mis compatriotas puedan volver a tener las vacaciones que tanto desean" en la Costa Blanca.

El alcalde de la ciudad, Toni Pérez, ha agradecido la visita del embajador a la ciudad, para lo que ha calificado como una "intensísima reunión de trabajo". El regidor ha trasladado "la preocupación de Benidorm" por cómo y cuándo va a producirse la apertura del turismo británico, ha defendido la situación sanitaria de la ciudad con respecto al coronavirus y ha lamentado que "Reino Unido regula sus circunstancias y, en estos momentos, las circunstancias que ya sabíamos apuntan a que no habrá movilidad de británicos con carácter importante hasta los meses de julio a agosto o agosto a septiembre".

"Estamos ofreciendo un destino que posiblemente sea el destino turístico más seguro del mundo en este momento", ha insistido el primer edil, que también ha agregado que "vamos a seguir trabajando en esa línea y en cumplir la normativa y todo aquello que nos pueda beneficiar para ser incorporados a ese semáforo verde".

Por su parte, el presidente de Hosbec, Toni Mayor, ha destacado que el gobierno británico "va con mucha cautela, especialmente por la variante india" y ha lamentado que la misma jugará en contra de los intereses del sector: "Sabemos que no va a ser inmediata la apertura como nosotros quisiéramos por el buen trabajo que se ha hecho en la Comunidad", tras lo que ha destacado que esta bajísima incidencia "sí puede ser positiva de cara a la llegada del turismo nacional y de otros mercados europeos, donde no hay tanta sensibilidad como los británicos". "La guerra la tenemos ganada, pero queda alguna batalla por dilucidar en las próximas semanas", ha agregado Mayor, que ha dicho que, "en el peor de los casos, a final de julio tendremos británicos, pero no en estas semanas que viene".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats