Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arrancan las obras del colegio Doctor Esquerdo de La Vila que terminan con 40 años de barracones

Las máquinas comienzan a mover tierra en el terreno donde irá el nuevo edificio que se prevé que esté listo para el curso 2022 - La construcción del CEIP Gasparot, también con aulas prefabricadas, se retrasa al mes de septiembre

Los trabajos para el Doctor Esquerdo. |

Las máquinas han comenzado a mover la tierra, a retirar los primeros árboles y un vallado avisa de que están las obras en marcha. Los trabajos para construir el nuevo CEIP Doctor Esquerdo de La Vila Joiosa ya han comenzado, una actuación que acabará con 40 años de barracones en este centro educativo; y una de las más esperadas tanto en la comunidad educativa como por el propio Ayuntamiento. El colegio Doctor Álvaro Esquerdo es uno de los tres centros del municipio con aulas prefabricadas para que den clases los alumnos, de hecho, cerca de 1.000 estudiantes dan clase en este tipo de aulas en el municipio. Los otros dos son el CEIP Gasparot y el IES Marcos Zaragoza, con más de una década en esa situación.

El nuevo edificio del CEIP Doctor Esquerdo se situará en una parcela en la avenida de Requena, un enclave desde el que además se puede ver el mar. Los trabajos están consideradas de especial dificultad técnica por las condiciones del terreno, con grandes desniveles y escasa potencia eléctrica. Allí las máquinas comenzaron el pasado viernes a retirar árboles para empezar a allanar el terreno. Según explicó el concejal de Educación, Xente Sebastià, algunos de ellos «se replantarán en otros lugares porque hay algunos olivos centenarios». Este lunes, los trabajos se centraban también en comenzar a alisar parte del solar y dotar de accesibilidad la parcela para comenzar con la construcción. El proyecto del Esquerdo tiene un presupuesto de 4.486.734,45 euros sin impuestos y se incluye en el Pla Edificant de la Generalitat, es decir, el plan por el que los ayuntamientos se hacen cargo de todos los trámites y la ejecución de las obras que luego serán reintegradas económicamente por el Consell.

El solar para el futuro Gasparot. DAVID REVENGA

La historia del CEIP Doctor Esquerdo está llena de promesas de gobiernos de uno u otro color para dotar de un nuevo edificio a este centro que lleva más de 40 años en barracones. Muchos escolares han pasado por sus aulas y toda su vida académica ha sido en aulas prefabricadas, sin una clase de ladrillo hasta que han llegado al instituto. El nuevo colegio se dividirá en dos edificios, uno destinado a Educación Infantil y un edificio principal para Primaria que también albergará el gimnasio, administración y servicios generales. El recinto contará con un huerto escolar y zonas ajardinadas y de juego, divididas según la etapa educativa.

El edil recordó que el plazo de ejecución es de 16 meses. Y aunque el inicio de las obras estaba previsto para principios de junio, diferentes «trámites burocráticos» lo han retrasado a este momento. Con todo, si los plazos se cumplen, el nuevo colegio podría comenzar a funcionar durante el curso 2022/23.

Replanteo

Tras años de espera, el municipio ha juntado en un mismo año las obras de los dos colegios públicos en barracones. Porque el CEIP Gasparot, que lleva 12 años con aulas prefabricadas, también está en marcha, aunque la fecha de inicio de las obras se ha retrasado unos meses. «Está previsto firmar el acta de replanteo a finales de julio por lo que las obras podrían arrancar en septiembre», apuntó el concejal. En un primer momento, las previsiones eran que en junio pudieran estar ambas en marcha, las de del Esquerdo y las de este centro escolar.

Este colegio también lleva una larga historia sobre sus espaldas. También fue carne de promesas entre diferentes partidos y los padres realizaron varias protestas para reclamar un nuevo colegio. A todo ello se sumó que la empresa a la que se le adjudicaron las obras en diciembre de 2019 las abandonó solo cinco meses después de ese trámite. La Conselleria de Educación tuvo que licitar de nuevo los trabajos en enero de este año y ya tiene empresa para realizarlos. El plazo de ejecución previsto es de 10 meses y el presupuesto es de 6.925.524,04 euros. El centro escolar que permitirá acabar con los barracones tendrá 6 aulas de Educación Infantil, 12 aulas de Educación Primaria, un comedor escolar para 350 comensales en dos turnos y gimnasio.

Así que si los plazo se cumplen, el curso 2022/23 podría ser el primero en el que los barracones pasaran a la historia y los alumnos de ambos centros pudieran dar clases en paredes de ladrillo. Todos esperan que así sea.

IES Marcos Zaragoza, a la espera de la redacción del proyecto

La Vila Joiosa tiene un tercer centro con barracones: el IES Marcos Zaragoza. En este instituto los escolares llevan también más de una década en barracones y, aunque los plazos van más retrasados, también está en marcha la construcción. Según explicó el concejal de Educación, Xente Sebastià, la «previsión es que las obras pueden comenzar en 2022», pero depende de cómo avancen los trámites. Por ahora, se está a la espera de la licitación para la redacción del proyecto. Con todo, este centro también se ha incluido en el Pla Edificant donde también está la mejora de la accesibilidad del CEIP Mare Nostrum con un presupuesto de cerca de 1 millón de euros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats