Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm pondrá autobuses «lanzadera» gratuitos desde los parkings disuasorios

Movilidad probará este sistema en horas punta hacia el centro, la Cala o el Rincón de Loix con ida y vuelta en un día - El Ayuntamiento repartirá 40.000 tarjetas a empadronados con 10 euros para fomentar el uso del transporte público

Un autobús urbano recorre de unas de las principales avenidas de Benidorm. |

Un autobús urbano recorre de unas de las principales avenidas de Benidorm. |

Aparcar en el centro de Benidorm es una «pesadilla» para muchos conductores, sobre todo, empleados que todos los días acuden a la ciudad a sus puestos de trabajo desde otras zonas del municipio u otras localidades. Así que hacer uso de los aparcamientos disuasorios que existen es una de las opciones que algunos eligen cada día. Por ello, y para facilitar a esos usuarios que puedan desplazarse, el Ayuntamiento pondrá autobuses «lanzadera» para conectar dos de esos parkings ubicados en las entradas de Benidorm con el centro, la Cala o el Rincón de Loix, en un principio gratuitos para aquellos que los usen.

Esta medida forma parte de un proyecto más ambicioso que tiene como base un objetivo: fomentar el transporte publico colectivo que funciona en la capital turística y que el coche particular pueda dejarse cada vez más parado. Y es que, acceder al municipio o salir de él en horas puntas es, a veces, encontrarse con largas retenciones en zonas como la avenida Beniardà o la de Europa y Comunidad Europea. Y localizar una plaza libre para dejar el coche a veces es imposible, incluso en zona azul.

Precisamente, las «lanzaderas» que entrarán en funcionamiento conectarán dos de los parkings disuasorios que están en esas zonas de acceso: el de Beniardà (junto a la estación del TRAM) y el del Salt de l’Aigua (en la salida hacia la antigua AP-7), que se adecuará en breve. Los detalles de esta nueva medida los explicó este martes el alcalde Toni Pérez quien indicó que la actuación se enmarca dentro del proyecto más ambicioso de promoción del transporte público que se va a llevar a cabo en la ciudad y que cuenta con 8 actuaciones y una subvención de 1.174.168,76 euros obtenida del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana, la cuarta más elevada de la Comunidad.

Ese importe se dividirá en dos tipos de actuaciones: las que se van a desarrollar a través de convenios con la empresa concesionaria del autobús urbano –Avanza-, y las que ejecutará directamente el Ayuntamiento. Además el primer edil apuntó que se basan en la «innovación, la tecnología, la accesibilidad y la sostenibilidad, ejes del Destino Turístico Inteligente (DTI) y de los diferentes planes estratégicos».

La medida de autobuses «lanzadera» tendrá un coste de 133.746,50 euros y podría empezar a funcionar a lo largo del mes de agosto. En una fase inicial, estos viajes en autobús serán gratuitos para las personas que aparquen sus vehículos en ambos aparcamientos disuasorios. Desde allí, accederán al autobús donde se les entregará un «bono» que les servirá para realizar la vuelta al mismo sitio el mismo día. Las «lanzaderas» operarán en las horas punta del día, es decir, en las de mayor tráfico de entrada y salida que coinciden con el mayor número de conductores que, en su mayoría, acuden a sus puestos de trabajo.

6.000 coches de trabajadores

De hecho, según las fuentes consultadas, Benidorm contabiliza que cerca de 6.000 personas acuden a trabajar a la ciudad en sus propios vehículos. Así funcionará al empezar pero «al tratarse de un proyecto piloto su funcionamiento se irá modulando en función del uso que hagan los usuarios», indicó el alcalde.

Pero no será la única actuación encaminada a fomentar el transporte público. El Ayuntamiento emitirá 40.000 tarjetas ciudadanas de transporte público para empadronados en la ciudad, a coste cero para ellos y con 10 euros para utilizar en el autobús urbano. Una iniciativa que tendrá una inversión de 613.240 euros, la más grande de las previstas.

Esta tarjeta será «previa petición» para usarla en el transporte público y, una vez consumida esa cantidad, el usuario podrá recargarla. La intención también es fomentar el uso de este medio de transporte y que, poco a poco, el coche vaya quedando en un segundo plano.

Esas tarjetas servirán inicialmente solo para el transporte público, pero, con «el software que se va a emplear, en el «futuro vamos a poder añadirle otros usos vinculados a servicios que presta el Ayuntamiento». Por ejemplo, para el uso de las instalaciones deportivas municipales.

Estos proyectos se incluyen además en la estrategia «Benidorm + Cerca» con la que ya se han llegado a acuerdos con aparcamientos para ofrecer una hora gratis de parking si se consume en negocios locales.

Pantallas led en 50 paradas con información

El proyecto de Movilidad incluye elementos que darán información de todo tipo en tiempo real

El proyecto de Movilidad que prepara el Ayuntamiento tras recibir dicha subvención incluye, en la parte del convenio con la empresa concesionaria, la implantación de un sistema de información dinámica del transporte público. Para ello se van a instalar en las principales paradas pantallas led que proporcionarán al usuario información a tiempo real del servicio, como el tiempo de recorrido, la hora de llegada del siguiente autobús, etc, según explicó el alcalde Toni Pérez.

La previsión es implantar este sistema en alrededor de 40 o 50 paradas, ya sea en las propias marquesinas o en báculos, para lo cual se van a destinar 99.498,30 euros. Toni Pérez ha aclarado que estas medidas se irán implementando de aquí a final de año conforme se firmen con la empresa concesionaria los convenios pertinentes. En cuanto al resto de actuaciones que ejecutará el Ayuntamiento está la mejora de la accesibilidad universal en paradas (48.300 euros); adecuación de solar para aparcamiento (48.300 euros); instalación de marquesinas e infobuses en paradas r(116.480 euros); software para la gestión de todos los servicios de movilidad (18.000 euros); e instalación eléctrica, de comunicaciones por fibra óptica y cámaras en paradas (96.600 euros). 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats