Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm llena sus terrazas y calles mientras el comercio se resiente por la falta de consumo

Bares y restaurantes notan la afluencia de visitantes en julio que copan las mesas, sobre todo durante los fines de semana - El contrapunto es la «zona inglesa», con muchos negocios cerrados

Una de las calles más concurridas del centro de Benidorm donde se juntan varios negocios hosteleros. | DAVID REVENGA

Una de las calles más concurridas del centro de Benidorm donde se juntan varios negocios hosteleros. | DAVID REVENGA

No son ni de cerca las cifras de 2019, uno de los mejores veranos para la principal capital turística de la Costa Blanca. Pero la afluencia de turistas nacionales ha llenado las calles de Benidorm. Sin embargo, ese «hervidero» de veraneantes no se traduce por igual en cifras de consumo en dos de los principales sectores: la hostelería y el comercio. Mientras en el primero los negocios sí notan cómo se llenan las terrazas; en el segundo, los números solo hablan de un 40% de actividad respecto a la que se dio en 2019.

La ciudad arrancará agosto con una previsión del 80% de ocupación en la planta hotelera que permanece abierta, el 77%, según los datos de la patronal hotelera Hosbec sobre sus asociados. A esos alojamientos hay que sumar campings o apartamentos. Pero además, a todos aquellos visitantes que llegan a sus segundas residencias. Todo ello, hace que caminar a determinadas horas por las calles de la ciudad sea hacerlo entre mucha gente o que en la playa de Levante, la más conocida y concurrida, casi no quepan más sombrillas (todo ello teniendo en cuenta que este año las separaciones son más amplias por la pandemia).

Pero, ¿se refleja esa afluencia de turistas en los principales sectores? Pues en el caso de la hostelería, el presidente de la Asociación de Bares y Restaurantes (Abreca), Javier del Castillo, indicó a este diario que «estamos trabajando bastante bien» dentro de la situación actual en la que el sector echa de menos poder tener un poco más de aforo y espacio así como el uso de las barras. Porque éstas últimas son clave para algunos establecimientos. «La segunda quincena de julio se están llenando las terrazas, sobre todo el fin de semana, tanto a mediodía como por la noche», apuntó. Aunque sí ha habido «más movimiento entre semana» y ésta última de julio «ha habido un empujón», algo que esperan que se alargue todo el mes de agosto.

Visitantes en una de las vías comerciales de la capital turística. | DAVID REVENGA

Para el comercio, la situación es diferente. Fuentes de la Asociación de Comerciantes (Aico) indicaron que los negocios están en un «40% respecto a las cifras de 2019»; porque 2020 ni siquiera da para comparar actividad. La razón es que, aunque la ciudad esté llena, el consumo se queda en bares pero no en las tiendas: «el consumo está retraído; no se viene a comprar». Por lo que las ventas apenas se han activado y se hacen mucho por «impulso» y sobre todo en productos turísticos o en básicos como la alimentación. Así que el sector, por ahora, no es nada optimista.

Con todo, la situación es más complicada en la conocida «zona inglesa», en pleno Rincón de Loix. Mientras en el centro los establecimientos hosteleros están abiertos, muchos de los que se ubican en esa otra parte más dedicada al turismo inglés «están cerrados e intentan abrir poco a poco» con la llegada de algún turistas extranjero, sobre todo a las segundas residencias. Una situación que se repite con el comercio. El presidente de Aico, Raúl Parra, explicó que «en el centro está casi todo abierto, los que aún siguen en pie; en la zona inglesa no».

LA CIFRA

Temporada alta.

La afluencia de turistas nacionales anima el consumo en la hostelería.

Los negocios hosteleros del centro sí notan el incremento de clientes mientras que el comercio se resiente tras un año muy duro.


80% de ocupación en los hoteles abiertos en la ciudad para iniciar agosto.

El 70% de la planta hotelera de Benidorm está abierta. Se suman apartamentos, campings o la ocupación de segundas residencias.


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats