Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm reubica de forma provisional el Conservatorio de Música en el Leonor Canalejas

Los dos centros tendrán que compartir espacios desde el 22 de septiembre hasta que acaben las obras del Centro Cultural - El Consistorio confía en que la SPTCV cumpla los plazos y entregue el edificio en octubre

El colegio Leonor Canalejas albergará provisionalmente el Conservatorio, como en sus orígenes.  |

El colegio Leonor Canalejas albergará provisionalmente el Conservatorio, como en sus orígenes. | DAVID REVENGA

A grandes males, grandes remedios. El Ayuntamiento de Benidorm ha decidido ubicar provisionalmente en el colegio público Leonor Canalejas a los alumnos del Conservatorio Profesional de Música José Pérez Barceló, que regresarán a las aulas la próxima semana y que, además, como ya ocurrió a finales del pasado curso, seguirán manteniendo algunas clases de gran formato en espacios de la Casa Consistorial. La decisión trata de garantizar que el curso de todas las especialidades musicales pueda retomarse con normalidad, a pesar del nuevo retraso que acumulan las obras del Centro Cultural y de la clausura de las instalaciones de la antigua sede del Conservatorio, ubicada en un anexo a la plaza de toros y que tuvo que ser desalojada el pasado mes de marzo debido al mal estado en el que se encuentra su estructura.

Fuentes municipales han explicado que todo el instrumental del Conservatorio se encuentra ahora almacenado en el Centro Cultural, donde estaba previsto que comenzara el curso. Sin embargo, al no estar finalizadas todavía las obras de esta nueva infraestructura, que ejecuta la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), el Consistorio se ha visto en la necesidad de buscar de nuevo una alternativa, por lo que en los próximos días tendrá que trasladar lo más necesario desde la avenida de Europa hasta el Leonor Canalejas, de cara a la fecha de inicio de las clases, prevista para el 22 de septiembre.

A partir de entonces, las aulas de este centro público albergarán en horario de mañana a los niños de Infantil y Primaria matriculados en el colegio, que cederán el relevo por las tardes a los estudiantes de música. Ambos centros, por tanto, tendrán que compaginar horarios, algo que durante el mes de septiembre podrá hacerse «con bastante facilidad» ya que, según explicaron fuentes municipales, la jornada lectiva del colegio finaliza en septiembre a las 13 horas —o a las 15 para los alumnos que se quedan al comedor—, mientras que las clases del Conservatorio no comienzan hasta las 16 horas, por lo que habría una hora entre medias para poder limpiar y desinfectar las instalaciones. «El problema podría venir a partir del 1 de octubre si las obras del Centro Cultural todavía no están finalizadas. Entonces habría que volver a buscar otro ‘plan C’», agregaron estas fuentes, ya que en esa fecha la jornada lectiva se amplía hasta las 14 horas, pero los centros tienen alumnado que permanece en ellos hasta las 17 horas, lo que se haría que se solapasen los horarios.

Por eso, el gobierno local confía en que la empresa pública de la Generalitat «cumpla ahora los plazos». Según ha podido saber este diario, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, remitió a principios de este mes un escrito al director general de la SPTCV, Antonio Rodes, para conocer en qué punto se encuentran los trabajos del Centro Cultural y si podrá contar con los nuevos espacios a partir de octubre. Sobre todo, después de que éste trasladara el pasado julio por carta que la construcción no acabaría hasta «mediados de septiembre o principios de octubre» y después se corrigiese a sí mismo, asegurando públicamente que el edificio estaría terminado a finales de agosto. Las mismas fuentes aseguraron este miércoles que el Ayuntamiento «no ha recibido respuesta por parte de la SPTCV, lo que nos está impidiendo planificar qué pasará a partir de esa fecha si todavía no podemos contar con el nuevo Conservatorio».

Regreso a sus orígenes

El traslado provisional de las aulas del Conservatorio de Música al Leonor Canalejas, al margen de los inconvenientes y molestias por el obligado cambio sobre la planificación prevista, supone un regreso de este centro de estudios musicales a sus orígenes. De hecho, el Conservatorio nació en el año 1994 de la mano de la Unión Musical de Benidorm como Comarcal de Música de la Marina Baixa, iniciando sus clases en este centro educativo, y no se convirtió en conservatorio profesional hasta 1995.

Los alumnos de Danza y Música ya tuvieron que finalizar el pasado curso en instalaciones «prestadas» desde mediados del mes de marzo, cuando se decidió clausurar la antigua sede. Entonces, las clases de Danza se dividieron entre el centro social José Llorca Llinares y el Palau d’Esports, donde continuarán provisionalmente, mientras que las de música fueron al Ayuntamiento y dos hoteles próximos que en ese momento estaban cerrados y cuyos propietarios cedieron para tal fin. Ahora, al retomar su actividad ambos establecimientos turísticos, se ha optado por el Canalejas, confiando en que sea «por poco tiempo».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats