Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos del Consell en covid-19 admiten que el riesgo de contagio en Benidorm es irreal

Los asesores de Sanidad piden un cambio en el cálculo para que se tenga en cuenta la población real en vez de la censada u La polémica cancela el 15% de las reservas del puente

Turistas británicos en la zona de pubs ingleses de Benidorm junto al Rincón de Loix. | DAVID REVENGA

Lejos del riesgo real. El comité de expertos que asesoran al presidente Ximo Puig y a la Conselleria de Sanidad para fijar la incidencia del covid y, por ende, las medidas de prevención a tomar plantean que se cambie el sistema de cálculo del riesgo de contagios que provoca el virus, tras admitir que la incidencia real en municipios con un alto porcentaje de población flotante (turistas), las cifras pueden terminar distorsionadas en comparación con la realidad. Es, por ejemplo, el caso de Benidorm, donde si en vez de la población censada (68.000 vecinos) se contemplara también el resto de personas que viven ahora mismo en la ciudad (180.000), la incidencia del covid caería a la mitad, según los expertos, tal como sostienen el Ayuntamiento y los hoteleros. Las quejas del sector del sector turístico no han caído, por lo tanto, en saco roto y en la Conselleria de Sanidad ya se trabaja en el cambio del sistema de cálculo de la incidencia del covid, según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al comité.

Los expertos han constatado el repunte de los contagios, pero se espera controlar con el avance de la vacunación y las dosis de refuerzo. Aunque preocupa la situación de alguna zona turística como Benidorm son conscientes, según los mismas fuentes, de que teniendo en cuenta que la población flotante de Benidorm es muy superior a la real, los niveles de incidencia real también son más bajos.

¿Demasiado tarde? El aumento de los casos de covid en Benidorm y la polémica en torno al método que utiliza la Conselleria de Sanidad para calcular la incidencia del covid en la población ha llegado en el peor momento, justo cuando el sector turístico se prepara para vivir un puente festivo que había arrancado con una facturación prevista de 20 millones de euros entre mañana viernes y el lunes, y que este miércoles comenzó a venirse abajo al haberse producido en solo 48 horas un 15% de cancelaciones en las más de 50.000 plazas en oferta en la Costa Blanca, treinta mil en Benidorm, a las puertas de la temporada baja.

Cancelaciones del turismo nacional (el mercado británico aguanta porque la noticia que ha corrido por España no ha llegado al Reino Unido), que se van a llevar ya por delante tres millones de euros de facturación y, además, nadie puede asegurar que la sangría económica se parará ahí, según apuntan fuentes de Hosbec. Las cancelaciones se concentran entre los potenciales turistas españoles, que llegan de Madrid, País Vasco, Aragón y, sobre todo, de los visitantes de proximidad, de la propia Comunidad Valenciana, que representan el 60% del total del turismo nacional. Un colectivo también muy afectado por su sensibilidad a todo lo que rodea a la pandemia es el de los mayores que, a falta del Imserso, llegan de todos los puntos de España a lugares como Benidorm.

20 MILLONES

Un puente en el que se esperaba una facturación de 20 millones de euros El turismo esperaba un gran puente pero las cancelaciones impedirán llegar a los 20 millones previstos.

«Habíamos trabajado duro por la inoperancia del Gobierno para organizar el programa del Imserso y ahora nos encontramos con este palo, justo en el peor momento, cuando empezábamos a salir del agujero en el que nos metió el covid», subraya Nuria Montes, secretaria general de Hosbec. Los hoteleros lamentan la imagen «injustificada» de inseguridad que se vierte sobre el sector turístico, que «ha hecho los deberes. Llueve sobre mojado y el mensaje es negativo para los hoteles. Nadie se acuerda ya de que en marzo de 2020 fuimos los primeros en cerrar por responsabilidad y cuando teníamos lleno, y desde entonces apenas ha habido casos en los hoteles», asevera Montes.

Por su parte, el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, volvió a llamar a «la tranquilidad y prudencia» frente a las noticias sobre el aumento de los contagios detectados en Benidorm, y lanzó un mensaje de apoyo al municipio «por su capacidad excelente de hacer bien las cosas y por haber protocolizado mejor que nadie la seguridad del visitante» A su juicio, «Benidorm es un destino que, en la concepción de la hospitalidad, en su versión más adaptada al mundo covid, ha sido ejemplar, sobre todo por las actuaciones de sus empresarios». Colomer subraya que «la ciudad vive históricamente una gran disfunción a la hora de interpretar los datos. Existe un desfase entre la población de hecho y de derecho», por lo que «si hacemos una métrica desde el punto de vista de la población censada, dejas de advertir otras características más elásticas de la demografía». Para el titular de Turisme «necesitamos miradas más completas de la realidad. La apertura de posibilidades de movilidad de viaje encierra estos pequeños repuntes».

Las compañías aéreas tardarán años en poder pagar sus deudas 


El director corporativo de Iberia, Juan Cierco, y el director de Cliente de Vueling, Calum Laming, advirtieron ayer en una jornada celebrada en Barcelona que el sector de la aviación no se recuperará en 2022 y que las aerolíneas se pasarán los próximos años pagando la deuda que han contraído durante la pandemia de covid para sobrevivir. Ambos directivos sostienen que las aerolíneas llevan años realizando acciones para ser más sostenibles, y lamentaron «el ruido» que hay alrededor de la sostenibilidad de la aviación. «La aviación es responsable, como mucho, del 3% de las emisiones del mundo», y para ser más sostenible tiene que invertir en investigación, algo que no podrá hacer si tiene que hacer frente a más tasas e impuestos, subrayaron ambos directivos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats