Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una “Sala Amable” en Altea para los hijos menores de las víctimas de violencia de género

El cuartel de la Guardia Civil pone en marcha un espacio tranquilo para que esperen los menores sin los traumas del estrés por la violencia doméstica - La estancia es la segunda que la Benemérita instala en la provincia de Alicante

Sala Amable en el cuartel de la Guardia Civil de Altea para los hijos menores de las víctimas de la violencia de género

Desde este jueves, el cuartel de la Guardia Civil de Altea cuenta con una “Sala Amable” en donde los hijos menores de las mujeres víctimas de la violencia de género puedan estar en un ambiente tranquilo y relajante mientras su progenitora presenta la correspondiente denuncia. A inaugurarla, asistieron la subdelegada del Gobierno en la provincia de Alicante, María Araceli Poblador Pacheco; el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en la provincia de Alicante, José Hernández Mosquera; el alcalde de Altea, Jaume Llinares Cortés; la concejala de Igualdad en el Ayuntamiento de Altea, Vicenta Pérez Barber; y la ilustradora Martutxa Casares, autora de los murales pintados en la sala, además de otros mandos del cuartel de Altea y el edil de Seguridad Ciudadana, Miguel de la Hoz. La “Sala Amable”, fruto de la colaboración entre el cuartel de la Guardia Civil y el Ayuntamiento del municipio, es la segunda que se instala en los cuarteles de la provincia después del de La Vila Joiosa.

Araceli Poblador señaló que “con la inauguración de este espacio amable se suman las sinergias que sirven para ayudar a las personas vulnerables. En este caso, la extraordinaria colaboración de la Guardia Civil con el Ayuntamiento de Altea y la Concejalía de Igualdad es importantísima porque sin ella no se hubiera podido hacer esta sala amable, iniciativa que esperamos sea imitada por otros municipios de la provincia”.

El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, José Hernández Mosquera, explica las funciones de la Sala amable en el cuartel de Altea para los hijos menores de las víctimas de la violencia de género

La subdelegada del Gobierno indicó que este tipo de espacios “son algo muy necesario, ya que cuando una mujer tiene que pasar por la dura travesía de presentar una denuncia por violencia de género, a veces tiene que ir acompañada de sus hijos menores. Poder ofrecer estos espacios amables, dignos y cálidos para que los niños se sientan fuera de un ‘espacio oficial’, es importantísimo para evitar a los pequeños vivir el trauma que la madre va a tener que pasar en el momento en que cruza el umbral de presentar una denuncia”.

Según Poblador, la presentación de las denuncias “es la punta del iceberg de un tema muy grave donde aún desconocemos el verdadero número de mujeres maltratadas. El Gobierno de España está comprometido firmemente en la lucha contra la violencia de genero. Este año son ya 37 las mujeres asesinadas por esta causa en España, siendo las dos últimas en la provincia de Alicante, por lo que animamos a que las mujeres maltratadas no tengan miedo en venir a denunciar. En el caso de Altea, con esta ‘Sala Amable’ se contribuye a romper el hielo dignificando y humanizando, además, a las victimas de la violencia de genero si saben que el niño estará aquí cuidado y tutelado mientas su mamá presenta la denuncia”.

El coronel José Hernández resaltó “la voluntariedad del Ayuntamiento de Altea para dotar a este espacio de mobiliario, libros y juegos para distracción de los menores, además de contratar a la artista Martutxa Casares para que iluminara la sala con estos maravillosos dibujos, y disfruten de un lugar tranquilo. Nosotros hemos instalado una televisor donde se pueden ver películas infantiles. Y todo ello complementa las dos oficinas que tenemos de recogida de denuncias VioGén”.

La subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, comenta las características de la Sala Amable en el cuartel de la Guardia Civil de Altea

91 denuncias en Altea de víctimas por violencia de género

Hernández Mosquera explicó que en la demarcación del cuartel de Altea también están los municipios de L’Alfàs y La Nucía, y señaló que en lo que llevamos de año “se han prestado aquí 91 denuncias por violencia de género”.

El coronel aseveró que la Guardia Civil “está comprometida con la violencia de género desde hace muchísimos años. El año pasado la Dirección General de la Guardia Civil lanzó el Plan de Prevención de Violencia de Género y esta sala es parte de ese plan, encaminado a mejorar en todas las ramas, no solo la parte de investigación y prevención de todos los maltratos sino también en la de atención a las víctimas”. José Hernández añadió que “hay una cifra negra de violencia de género que no conocemos, pues todas no se denuncian. Eliminar estas cifras negras es misión nuestra si las víctimas denuncian. Con esta Sala Amable que inauguramos en Altea se da un paso más para que las víctimas vengan. Los agentes que las atienden están preparados para ayudarlas cuando llegan bloqueadas y afectadas psicológicamente, y trabajan interactuando y empatizando con ellas para buscar el máximo número de pruebas o indicios que llevar posteriormente a los juzgados”.

Por su parte, la edil Vicenta Pérez, corresponsable del proyecto, afirmó que “desde la Concejalía de Igualdad siempre estamos pendientes de dónde podemos aportar nuestro granito de arena y evidentemente el tema de la violencia de género nos preocupa a todos. El Ayuntamiento y la Corporación Municipal están muy comprometidos desde el primer día en buscar la igualdad real entre hombre y mujeres, algo que no se puede conseguir si no se acaba con esta lacra y se le da todo el soporte a las víctimas desde la Administración. La creación de esta Sala Amable es una oportunidad para llegar a ver la luz al final del túnel”.

La subdelegada del Gobierno, el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia civil en la provincia de Alicante y el alcalde de Altea, saliendo del cuartel del municipio

La aportación del Ayuntamiento de Altea

Pérez explicó que la aportación de la Concejalía de Igualdad en la puesta en marcha del espacio “ha consistido en su adecuación, decoración de la sala, que ha corrido a cargo de la artista local Martutxa Casares, y la aportación de mobiliario. Se ha pretendido crear un espacio tranquilo y acogedor en donde una mujer victima sepa que puede venir con sus hijos menores porque ellos estarán en un espacio donde se sientan abstraídos de los malos momentos que han atravesado y con un rato de desconexión fuera del estrés que sufren en sus domicilios”.

El alcalde Jaume Llinares indicó que el proyecto nació hace más de dos años “cuando desde el cuartel nos pidieron colaboración. Superadas las cuestiones burocráticas, la Guardia Civil y el Ayuntamiento han ejecutado la mejora de este espacio que da mas calidad a la atención a las mujeres victimas. Con esta sala amable hay un ambiente mas distendido donde los menores puedan evadirse de la situación que viven en su casa”.

Por último, Martutxa Casares, explicó que para pintar la sala “hablé con una amiga psicóloga por el tema de los colores y saber que detalles podía ilustrar para que no se pierda la mente de los niños. La finalidad es que el menor encuentre un espacio que sea un refugio en donde vuele su imaginación gracias a las texturas y colores. Muchos dibujos los he pintado a la altura de un niño de 2 ó 3 años. Predominan los animales y las plantas, pero no hay ninguna figura humana que les pueda recordar algo malo”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats