Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm revive la fiesta con el Hallazgo de la Virgen en la playa de Levante

La escenificación de los hechos ocurridos en 1740 en la ciudad cambian de ubicación para garantizar las medidas sanitarias por la pandemia - La Barqueta recrea esta historia XXXXX

23

Benidorm revive la fiesta con el Hallazgo de la Virgen en la playa de Levante DAVID REVENGA

 «N’es l’hora del alba d’avui, dia setze de marc de l’any de gràcia del mil set-cents quaranta». Es la frase que volvió a sonar este sábado, dos años después de la última vez, y que marca el inicio de la escenificación del Hallazgo de la Virgen del Sufragio en Benidorm. Uno de los actos principales de las Fiestas Mayores Patronales de Benidorm que reviven tras la crisis sanitaria y la suspensión de los días grandes el pasado año. Y que además este año la Asociación recreativa La Barqueta celebra el 50 aniversario desde la primera vez que se representó este hecho histórico.

El Hallazgo es uno de los actos más emotivos y llenos de historia de los días festivos de la capital turística. En esta ocasión también llevaba aparejado un sentimiento de «vuelta» y una novedad importante: el cambio de ubicación. Debido a las medidas sanitarias, el Ayuntamiento decidió hace semanas modificar algunos actos para garantizar las distancias de seguridad y otras medidas. El Hallazgo fue uno de ellos que se trasladó a la playa de Levante y dejó su tradicional escenario en la de Poniente, en el parque de Elche. Pero esa modificación apenas se dejó sentir en cuanto comenzó a sonar la música y la voz de José Bayona, fallecido en el año 2001, quien se encarga de narrar la historia del hallazgo de la patrona de Benidorm en una grabación que conserva la Agrupación Cultural y Recreativa La Barqueta, organizadores de esta escenificación. 

La narración recoge aquel hecho que aparece en numerosos documentos y actas notariales halladas y recopiladas por el historiador Pere Maria Orts i Bosch en el Archivo General de Simancas. Ese 16 de marzo de 1740, tres pescadores, Antonio Bayona, Vicente Llorca y Miguel Llorca, localizan un «llondro» en alta mar sin tripulación y deciden remolcarlo a la playa después de que otras poblaciones limítrofes lo dejaran pasar. Este sábado, esa embarcación se acercó por el mar al ritmo que marcaban las olas. Así, costó más llevar esa barca a la arena. Desde allí, los vecinos se disponen a comprobar qué hay en la barca junto al juez de Marina. Descubren una imagen de la Virgen con el niño en la popa del barco. Sin embargo, la llegada de la Caballería truncará los planes de salvarla porque la barca está infectada con la peste y hay que destruirla. Tras un conflicto entre el capitán y el juez de Marina, que quiere salvar la nave, se ordena que la quemen para evitar un contagio en el pueblo. Finalmente arde a pesar de los intentos de las mujeres benidormenses de salvar la imagen de la Virgen. 

El fuego iluminó la playa de Levante, escenario poco habitual de esta escenificación. Al final, los niños revisan las cenizas y, de repente, encuentran la imagen de la Virgen del Sufragio intacta lo que la convierte en la patrona de Benidorm. 

Para terminar, un castillo de fuegos artificiales. Al acto acudieron las Reinas, Paula Pérez y Sofía Fuster, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez y el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, así como las autoridades y los presidentes de las entidades festeras.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats