Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los atascos por las obras en la CV-70 llegan a la N-332 en Benidorm

La adecuación de la mediana colapsa una de las principales entradas ▶u El Ayuntamiento pide que se «liberen» los carriles cuando no se trabaje

Una de las retenciones que se formó este viernes desde Benidorm hacia La Nucía. | DAVID REVENGA

Atascos que en alguna ocasión superan la media hora de espera y retenciones que llegan a invadir un carril de la N-332 a la altura de Benidorm. Las obras de adecuación de las medianas de la CV-70 están siendo un quebradero de cabeza para los miles de conductores que a diario utilizan esta vía para desplazarse desde La Nucía a la capital turística o la inversa. Pero, además, la afección al tráfico se ha agravado aún más estos días al estar actuando sobre la zona más cercana a la avenida Beniardà, una de las mayor tráfico de Benidorm al ser entrada principal al municipio y que ya registra retenciones habitualmente. Una situación que desespera a los conductores y para la que, incluso, el Ayuntamiento reclama, entre otras cosas, que se «liberen» los carriles que se cierran por seguridad cuando no se esté trabajando en este área.

Como ya publicó este diario, las obras que realiza la Conselleria de Obras Públicas y Movilidad de la Generalitat Valenciana arrancaron hace unas semanas. Esta actuación tiene como fin retirar la vegetación que existía en la mediana de esta carretera entre La Nucía y Benidorm, un vial por el que circulan casi 30.000 vehículos al día. Esa vegetación estaba afectando al asfalto y la seguridad de la vía. En el momento en que arrancaron los trabajos, las colas y retenciones ya eran kilométricas y afectaban a miles de conductores en sus tareas normales del día como ir al trabajo, a comprar o llevar a los niños al colegio.

Casi un mes después, la situación no ha mejorado, sino que ha empeorado al ir ganando terreno la maquinaria hacia Benidorm. En estos momentos, se está trabajando ya casi en la rotonda donde empieza la avenida Beniardà y debajo del puente de la N-332. Así, hay cortado un carril en cada sentido por lo que, una vez que se accede a cualquiera de las dos glorietas existentes, los conductores se encuentran en un «embudo» para circular hacia La Nucía. En hora punta, es decir, a las 9 horas o a las 14 horas, por ejemplo, las retenciones pueden ser de más de media hora y en algunos momentos sin casi movimiento. Esos atascos han llegado en alguna ocasión hasta la carretera nacional por el colapso de la rotonda de entrada a Benidorm hacia la avenida Beniardà.

Pero además, esta situación se une a la que ya se daba en esta principal entrada de Benidorm. Solo unos metros más hacia abajo, el paso con cierta frecuencia del TRAM y la puesta en rojo de los semáforos por esta cuestión también dejaba ya alguna cola de vehículos que ahora se agrava con ese corte de carriles, uno por cada lado.

Con todo, el Ayuntamiento reclama que «se aceleren los trabajos» para intentar afectar el menos tiempo posible a los conductores. Así lo indicó el concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate a este diario. «Las obras han creado un problema añadido de movilidad y tráfico no solo a Benidorm, sino a la comarca», apuntó. Por lo que reclaman que, al menos cuando no se esté trabajando, se «liberen» los carriles cortados: «los fines de semana o por la noche se podría retirar la maquinaria y abrir esos carriles».

Con todo, las obras en la CV-70 están sirviendo de «prueba» para comprobar cómo afectan al tráfico unos trabajos que obligan a reordenar la circulación en esta principal entrada y salida de Benidorm. Porque en unos meses, la avenida Beniardà será el epicentro de una importante actuación para soterrar el paso de vehículos y acabar con el paso a nivel del TRAM, lo que también obligará a cortar esta vía completamente o a reordenar también el paso de vehículos.

Vegetación

Aunque la actuación en la CV-70 se está realizando para retirar la vegetación actual que afectaba a la seguridad, el edil de Movilidad apuntó a que «hemos pedido que no sea todo asfalto en las medianas» sino que se dejen «zonas verdes» donde poner plantas «que no tengan raíces». Así se ha solicitado que se reponga el servicio de riego que había y que, por ahora, se ha quitado al intervenir las máquinas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats