Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden una ubicación más céntrica del mercado de Finestrat para evitar su cierre

El PSOE se hace eco de las quejas de usuarios y tenderos y critica la mala accesibilidad del actual espacio

Plaza en la que se monta el mercadillo desde mayo de 2020. | INFORMACIÓN

Buscar una ubicación mejor para los puestos semanales del mercadillo de Finestrat y, de esta manera, evitar que acabe desapareciendo. El grupo municipal socialista del Ayuntamiento finestratense ha reclamado al equipo de gobierno local, del PP, reubicar este mercado ambulante que se monta semanalmente en el casco urbano y situarlo en un lugar más céntrico. El PSOE se ha hecho eco de las quejas de usuarios y vendedores, asegurando que todos ellos «sugieren buscar una ubicación más céntrica y accesible desde el casco antiguo, ya que la mayoría de las personas que acuden a comprar son de edad avanzada y con problemas de movilidad, y les cuesta llegar desde sus casas a la Plaça de la Unió Europea», donde se montan los puestos desde hace algo más de un año.

«A los comerciantes del mercado tampoco les convence esta nueva ubicación, que ha hecho disminuir sus ventas debido a la poca afluencia de público, lo que está provocando que cada vez se monten menos paradas en el mercado», aseguran también los socialistas en un comunicado, donde expresan su temor de que la localidad deje de ser atractiva para quienes van a vender allí sus productos todos los viernes y acabe quedándose sin este servicio.

El Ayuntamiento de Finestrat, gobernado por el popular Juan Francisco Pérez, acordó en mayo de 2020 el traslado del mercadillo desde la calle Castellets a la plaza de la Unió Europea para poder disponer de una mayor superficie y, se esta forma, poder mantener las distancias de seguridad entre usuarios y también entre puestos, tal y como establecen las indicaciones sanitarias contra el covid-19. El cambio de ubicación permitía «pasar de 600 metros cuadrados de superficie a cerca de 2.000, lo que nos da mucha más tranquilidad a la hora de garantizar las distancias de seguridad. Es un espacio abierto mucho más amplio, sin edificaciones colindantes y con mejor accesibilidad pues la Plaça se encuentra justo encima del parking municipal, lo que facilita el desplazamiento en vehículo para hacer estas compras», según explicó en su día la concejal Empresa y Mercados, Donna Rebecca Plummer.

Año y medio después de aquel traslado, los socialistas locales, sin embargo, no opinan lo mismo que la edil. Desde el PSPV municipal destacan «lo importante que supone para nuestros vecinos el poder contar con un mercado municipal de calidad, por lo que es de vital importancia realizar las gestiones oportunas para consolidar el mercado y que no acabe por desaparecer, tal y como ocurrió hace 4 años con el mercadillo de La Cala». Por ello, insisten al gobierno local que «acuerde con usuarios, vecinos y comerciantes una nueva ubicación que tenga un impacto positivo para la realización del mercadillo».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats