Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ómicron pone al turismo de la provincia bajo mínimos: "Es el segundo peor invierno de la historia"

Los turistas extranjeros, principalmente británicos, sostienen el grueso de la ocupación en los pocos establecimientos que permanecen abiertos - El sector programa nuevos cierres y aplaza la recuperación para finales de febrero

Un turtista extranjero pasa por delante de un hotel cerrado en Benidorm.

El 'tsunami omicrón' ha cumplido todos los pronósticos y ha dejado la actividad turística de la provincia atravesando su peor momento desde la finalización del estado de alarma. "Es el segundo peor invierno de la historia del turismo después del del año 2021, cuando todo estuvo cerrado por la pandemia", ha recordado este martes el presidente de Hosbec, Toni Mayor.

La patronal hotelera ha dado a conocer hoy el balance de ocupación de la primera semana del año, en la que todavía se notaron los efectos de las vacaciones de Navidad, con ocupaciones que han rozado el 44% en Benidorm, pero ha alertado de que, una vez que se ha retomado el curso escolar y laboral, las previsiones "vuelven a ser complicadas". 

Como consecuencia de ello, las empresas hoteleras han vuelto a programar el cierre de muchos de los pocos establecimientos que aún permanecen abiertos, ante las malas perspectivas de los mercados, tanto nacionales como internacionales. Aun así, Toni Mayor ha destacado cómo "Benidorm mantiene en estos momentos unos 50 hoteles abiertos, que suponen unas 18.000 camas, cantidad nada despreciable" y ha defendido que esta cifra "es muy superior a muchos otros destinos españoles".

En la parte positiva, Hosbec asegura que "hay un colchón importante de turistas que desafían al coronavirus y que no desvían sus planes de viajar. De ellos, además, muchos son extranjeros". Entre los datos más llamativos destaca que un 34% de los turistas alojados en Benidorm la pasada semana eran británicos, cuando todavía no se habían levantado las restricciones impuestas por el Gobierno de Boris Johnson. En el resto de destinos también el mercado internacional está siendo esencial para sostener el turismo existente: el 55% de los clientes hoteleros son internacionales tanto en la Costa Blanca como en Benidorm, mientras que el turismo nacional apenas representa el 45% del total.

El sector ha asegurado que se prepara para afrontar "las semanas más difíciles desde la finalización del estado de alarma", a la espera de la mejora de los datos sanitarios y de contagios que permitan recuperar pulso turístico. El presidente de los empresarios ha avanzado una primera previsión de recuperación: "Confiamos en que la normalidad pueda llegar a finales del mes de febrero, con expectativas de encarar la primavera y verano sin restricciones y con una situación epidemiológica normalizada".

Benidorm, al 32% de actividad en los pocos hoteles que siguen abiertos

La capital turística de la Costa Blanca vio la pasada semana reducida su tasa de ocupación media respecto a la semana anterior en cerca de 10 puntos porcentuales. De esta manera, la  ocupación media  del destino se sitúa en un  43,7%  para los días comprendidos entre el  03 y el 09 de enero, un periodo en el que el turista nacional supuso un  44,3% del total, dejando un  55,7%  de importancia para el mercado internacional. 

Este dato muestra como Benidorm vuelve a ser el destino con una mayor incidencia del turista internacional, dentro del cual el turista británico mantiene su posición como principal emisor del mercado internacional y se consolida con un  34,2%  de la cuota total de ocupación. A una larga distancia, en segunda y tercera posición, encontramos el  mercado belga y neerlandés  con un  8,1% y un 8% respectivamente. En último lugar nos encontramos con el mercado alemán , que esta semana ha supuesto un 1,4% del total de turistas alojados. El resto de mercados internacionales no alcanzarán el 1% de representatividad durante el período estudiado.

Las estancias de corta duración realizadas durante el  fin de semana  han elevado la ocupación media hasta el  45,1% lo que supone un aumento notable respecto a los medios generales de la semana.

En cuanto a la  previsión para la semana en curso, se espera acabar llegando a un  32,5%. Un dato previsto que, de ocurrir, confirmaría las expectativas pesimistas del sector tras las fiestas navideñas.

Actualmente hay un total de  48 hoteles asociados a HOSBEC abiertos en Benidorm , lo que supone una  representatividad del  42,5%.

Más cierres en la Costa Blanca

Por lo que se refiere al resto de destinos de la Costa Blanca, la ocupación media de la primera semana del año alcanzó un  34,6%, dejando en el camino 8 puntos porcentuales en relación a lo registrado la última semana de 2021.

Respecto al  fin de semana  se superan los valores llegando a una ocupación del  39%, lo que supone una mejora de 7 puntos porcentuales respecto a los medios de la semana. 

En la Costa Blanca, los turistas internacionales también tienen un peso muy importante, llegando así a un 55,1% de representatividad. El  mercado nacional supone un 44,9%. Por detrás del español, los principales mercados emisores son el  belga y el británico, con un  15,4% y 7,6%  respectivamente. Seguidamente se encuentran  Países Bajos  (6,2%),  Francia (3,3%)  y  Noruega  con un  3,1%. En último lugar nos encontramos con los mercados  alemán (2,7%) e italiano (1,3%) . El resto de mercados internacionales no alcanzarán el 1% de representatividad durante el período estudiado.

Respecto a las  previsiones para la semana en curso, las reservas a fecha de hoy llegan hasta el  32,8%  aunque se espera poder superar dicha estimación como viene siendo habitual.

La  oferta hotelera  en la Costa Blanca (sin incluir Benidorm) varía ligeramente con el cierre de seis hoteles y quedando abiertos al público 32 de los asociados a HOSBEC  en la zona, lo que supone una  representatividad del 62,7%.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats