Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras en La Vila y Finestrat para crear un gran paseo peatonal y un vial asfaltado en la zona de la Cala

Ambos municipios aprovechan la temporada baja turística para mejorar las calles principales - La primera línea estará acabada antes de Semana Santa

Las obras en la parte de Finestrat. DAVID REVENGA

Pasear estos días por la primera línea de la Cala de Finestrat es hacerlo entre maquinaria y operarios. Pero hacerlo también por la Cala de La Vila Joiosa es circular entre el final de unas obras que han mejorado la accesibilidad y el asfaltado de la principal avenida. Ambos municipios se han puesto manos a la obra para remodelar parte de esta zona de playa, cada uno dentro de su término municipal, aprovechando la falta de turismo y de visitantes.

Finestrat y La Vila Joiosa se juntan en la zona de la Cala. Cada uno cuenta con una parte de su término municipal en esta zona ubicada entre Benidorm y el municipio vilero. El primero tiene varias calles y toda la primera línea de playa y la arena; el segundo, se extiende también por varias vías y tiene una parte de la zona más cercana al mar donde está ubicado un aparcamiento.

El Ayuntamiento de Finestrat comenzó hace unos días con sus obras para remodelar la parte del paseo que aún tenia pendiente de mejorar. Es el tramo comprendido entre el nuevo paseo que se construyó tras la canalización del barranco, que empieza en la plaza del Ánfora, y que, precisamente, llega a donde empieza el aparcamiento que pertenece a La Vila Joiosa. Este último municipio ya mejoró su espacio de primera línea con un paseo, el mobiliario urbano y el propio parking. Pero en medio de ambas zonas de primera línea renovadas quedaba un espacio con pavimento de hace décadas que el paso del tiempo había ido deteriorando.

El Ayuntamiento de Finestrat llevaba tiempo con el proyecto sobre la mesa valorado en cerca de 230.000 euros para «igualar» esa primera línea de playa y cambiar la imagen que ven miles de turistas al año y acabar con dos zonas tan diferenciadas en apenas pocos metros.

Las obras ya han comenzado levantando el pavimento. La actuación incluye una acera nueva paralela al aparcamiento actual, mejorar la accesibilidad y renovar todo el pavimento siguiendo la estética del paseo en la avenida Marina Baixa, con colores blanco, azul y negro. También van a renovar los módulos del aseo, de la Tourist Info y el puesto de salvamento y socorrismo que será desplazado desde la arena al paseo.

Los trabajos en las calles de La Vila. David Revenga

Nuevos colores

Así que los colores rojo y blanco actuales desaparecerán para dar paso al color gris acero, blanco nieve, negro antracita y azul cielo colocado con un «dibujo desordenado similar al existente» en el tramo que ya fue renovado y también bancos de hormigón. También se renovará la red de alumbrado con nuevas luminarias, se ampliará la red de agua potable y saneamiento y se mejorará la señalización. El proyecto está sufragado íntegramente por el Ayuntamiento, según fuentes municipales, y tiene dos meses de ejecución, así que previsiblemente estará listo para Semana Santa y el inicio de la temporada turística. Con todo, era una petición de empresarios y vecinos de esta primera línea de playa.

Pero no son las únicas obras que se están ejecutando en esta zona. La mejora se extiende a las calles que pertenecen al término municipal de La Vila Joiosa. El municipio construyó su paseo en 2019 tras más de diez años esperando esta obra. Ahora, se ha llevado a cabo la renovación de la avenida Mariners de La Vila Joiosa, vía principal con la que se accede a La Cala del municipio.

Este lunes, operarios y maquinaria remataban ya algunos de los trabajos como el asfaltado o la pintura de la señalización horizontal. «Llevábamos mucho tiempo esperando que mejoraran todas la calle», apuntaron a este diario vecinos de la zona. «Hacía mucha falta», añadieron. El presupuesto ha sido de cerca de 300.000 euros y era una demanda de vecinos y residentes que ahora ven como esta avenida principal ha mejorado su aspecto y seguridad. Fuentes municipales indicaron que los trabajos terminarán en los próximos días.

Estas dos importantes obras en zonas turísticas de playa no son las únicas en marcha en la comarca. L’Alfàs del Pi acaba de mejorar la accesibilidad y seguridad en l’Albir con la ejecución de una rotonda en la vía de acceso principal a este área. Pero además, en Altea, están en marcha los trabajos de la segunda fase de la regeneración del frente litoral en el casco urbano del municipio y que permitirá crear una playa de unos 400 metros de longitud entre la playa de L’Espigó y la mitad de la playa La Roda.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats