Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una Semana Santa de récord en Benidorm: los turistas llenan alojamientos y hostelería

Los bares y restaurantes facturan en estos días un 10% más que antes de la pandemia, aunque han aumentado los costes | Los hoteles llegan al 95% de ocupación con carteles de completo en algunos casos

El paseo de Levante de Benidorm esta Semana Santa. David Revenga

Gente, gente y más gente. La Semana Santa ha llenado Benidorm estos días festivos de turistas y visitantes. Unas cifras de récord que igualan a las de antes de la pandemia y que han dejado a los alojamientos de todo tipo y la hostelería con el cartel de completo en muchos casos. Una situación que el sector califica como "muy positiva" tras dos años en los que la crisis sanitaria ha hecho estragos en muchos negocios y que permite prever un verano también de buenos datos turísticos.

Desde el jueves, la capital turística ha sido un hervidero de viajeros tanto en la playa, los paseos o las calles. Así, los restaurantes y bares, no solo de primera línea de playa, han llenado las terrazas y comedores y los alojamientos de la ciudad, como hoteles, campings y apartamentos, han rozado el lleno total en los últimos cuatro días. Incluso este lunes, festivo aún en algunas comunidades autónomas, aún hay reservas para comer y exprimir las últimas horas de vacaciones.

Turistas con maletas en Benidorm. David Revenga

"Espectacular". Así es como define en una palabra la Asociación de Restaurantes, Bares y Ocio (Abreca) la actividad que han tenido en los últimos días. La afluencia de clientes está "a niveles de prepandemia" con negocios que incluso han batido récords de facturación por encima de la registrada en 2019 pero también de 2018, según explicó a este diario Álex Fratini, representante de Abreca. Porque "hay que contextualizar los datos": en 2019 "tuvimos una Semana Santa en la que llovió viernes y sábado, lo que desanimó a los turistas". Así que las cifras las comparan también con 2018, cuando "tuvimos una Semana Santa muy buena". Así, la facturación de estos días para los negocios ha crecido un 10% respecto a esos datos de antes de la crisis sanitaria.

"Son datos muy positivos" que animan a pensar ya en otras citas festivas o el verano. "Lo que hemos visto estos días es lo que hemos tenido siempre, una ciudad llena" que "permita sobrevivir al sector. Estos días ha sido un pulso para ver cómo irá el resto del año", indicó Fratini. Y las expectativas, si no se produce ningún imprevisto, son "muy buenas, si sigue así, tendremos un año prácticamente normal. Es una muy buena noticia porque estábamos desesperados".

"Lo que hemos visto estos días es lo que hemos tenido siempre, una ciudad llena que permita sobrevivir al sector"

Álex Fratini - Abreca

decoration

Pero aunque la facturación crece, no lo hacen los beneficios. El sector hostelero muestra su satisfacción ante la afluencia masiva de turistas pero "los costes son mucho más que hace dos años". Aún así, "nos da la imagen de que podemos volver a la normalidad" y recuperar las pérdidas de los últimos dos años.

Una de las calles del centro de Benidorm en Semana Santa. David Revenga

La ciudad ha estado llena y eso se ha visto también en las terrazas de bares y restaurantes: "Este lunes aún tenemos reservas de los que siguen de vacaciones" y han buscado en Semana Santa la playa en lugar de la montaña. "Se han juntado este año el turismo nacional de siempre con el inglés, lo que ha dado muy buenos resultados", añadió Fratini. Así, han recuperado a la "clientela de siempre", aquellos que tienen segundas residencias en la ciudad o siempre elegían Benidorm para Semana Santa: "Ha habido mucho madrileño por ejemplo que llevaba dos años sin venir".

Con todo, la previsión era de que, si el tiempo acompañaba tras semanas de lluvias, los negocios hosteleros hicieran su "agosto" en abril, como ocurre cada vez que la Semana Santa cae en estas fechas más tardías. "Algunos locales se han visto desbordados y se han quedado sin producto, pero no por la falta del mismo, sino por la cantidad de gente que han atendido", indicó el responsable de Abreca. En el fondo, un buen síntoma. Así, la próxima fecha en el calendario marcada en rojo para el sector es el puente del 1 de mayo. Aunque la festividad sea domingo, "en Madrid es fiesta el lunes 2 de mayo, por tanto será también un buen fin de semana de llegada de turistas.

Hoteles al 95%

No solo la hostelería ha colgado el cartel de completo con reservas todos los días. Algunos alojamientos de Benidorm también lo han hecho y no contaban con plazas libres para los últimos cuatro días. Así, según el presidente de Hosbec, Toni Mayor, la ocupación "ha sido del 95% de media" entre la planta hotelera y sus asociados. Una cifra que se traslada a cualquier otro establecimiento y a apartamentos o campings.

Un Benidorm con récord de turistas en Semana Santa. David Revenga

Así, para Semana Santa, 101 los hoteles asociados a la entidad estaban abiertos en Benidorm, el 89,4% del totalUna tendencia que seguirá en aumento las próximas semanas y que hará que para el mes de junio esté prácticamente toda la planta hotelera de la ciudad abierta para afrontar el verano.

"En general ha ido muy bien. Ha sido un 'tsunami' con el que se recupera casi la normalidad", indicó Mayor. Pero no solo en Benidorm, "sino en todas las zonas turísticas" que han visto como "los turistas han querido recuperar los viajes, la normalidad". El presidente de la entidad indicó que "a pesar de la guerra, los costes... el turismo es muy resiliente, aguanta mucho" porque "es un producto de primera necesidad y la prioridad de gasto no solo aquí, sino en Europa".

"En general ha ido muy bien. Ha sido un 'tsunami' con el que se recupera casi la normalidad"

Toni Mayor - Hosbec

decoration

Mayor indicó que no solo los hoteles "han funcionado con buenas cifras sino también el resto de alojamientos" y se han superado cifras del 95% con "algunos carteles de completo" para la Semana Santa. "Aún hoy (por este lunes) hay gente y los ingleses están los que estaban", indicó Mayor quien añadió que, tras el parón que siempre se produce en el Imserso en Semana Santa, "esta semana volverán a la ciudad".

Con todo, como ocurre con la hostelería, al sector de alojamientos la afluencia de estos días les sirve de "muestra de que el verano puede ser muy bueno". Mayor también indicó que, "aunque hemos tenido el mismo volumen que en 2019, la rentabilidad es menor" en esta Semana Santa.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats