Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Treinta pacientes esperan en pasillos y boxes durante horas que se quede una cama libre en el Hospital de la Marina Baixa

Los enfermos se acumulan en la zona de Urgencias, algunos hasta tres días, al no poder ingresar en planta por la falta de capacidad del centro. Los sindicatos denuncian la falta de intimidad y trato "denigrante" y alertan de que la temporada alta puede ser "terrible"

Varios pacientes arrinconados en un pasillo del área de Urgencias en el Hospital de la Marina Baixa esperando para ser ingresados. David Revenga

Treinta pacientes sin una cama para poder ingresar en el Hospital Comarcal de la Marina Baixa. La falta de capacidad de este centro sanitario, el de menor ratio de camas por habitante de toda la Comunidad Valenciana pese a la altísima población residente y flotante que hay en esta comarca, mantiene a una treintena de personas esperando durante horas, algunos incluso días, en pasillos y boxes de Urgencias a que se quede una cama libre para ser hospitalizados.

Así lo han denunciado distintas fuentes sanitarias, que han alertado de que este servicio está sufriendo estos días "uno de los peores momentos" desde hace años a pesar de que aún no ha arrancado de lleno la temporada alta, que a juicio de muchos trabajadores de este hospital puede ser "terrible".

Desde la dirección del Departamento reconocen que centro está teniendo una actividad "muy por encima" de lo que es habitual y atribuyen este colapso a que se están llevando a cabo "muchas cirugías" para intentar aligerar las listas de espera, agravadas por la pandemia.

La recuperación turística tras la pandemia y la histórica falta de camas y personal que arrastra el Hospital ubicado en La Vila Joiosa ha provocado que en el último mes los pacientes se acumulen en Urgencias y los sanitarios no den abasto para poder atenderlos en condiciones. Sin embargo, a lo largo de esta semana, la situación se ha agravado hasta tal punto que, ahora mismo, sería necesaria una planta completa para poder dar cabida a todos los pacientes que esperan una plaza amontonados en Urgencias.

Otra imagen que refleja el hacinamiento de pacientes en la zona de Urgencias. David Revenga

Los números hablan por sí solos: 31 enfermos sin cama, nueve de ellos repartidos en camillas por los distintos pasillos y 18 en lo que el personal llama "nivel II", los boxes de segunda observación que, sobre el papel, deben quedarse sin pacientes antes de las 22 horas, normalmente habilitados con dos camas cada uno y donde ahora se ha tenido que colocar hasta tres pacientes por box, sin intimidad y sin apenas espacio entre cama y cama, para dar cabida a todos ellos.

"Están hacinados"

La situación que se vive en las Urgencias del Marina Baixa ha sido denunciada públicamente en el último mes por los delegados en el centro de distintos sindicatos, que denuncian que este problema "viene de largo" y exigen a la Conselleria que ofrezca "soluciones duraderas y no parches".

El delegado de Comisiones Obreras, Juan Ramón Such, ha lamentado la situación en la que se encuentran estos pacientes "hacinados, sin ningún tipo de intimidad y obligados a comer o hacer sus necesidades en mitad de un pasillo, sin ventanas y a la vista de cualquiera". Por ello, critica que la situación "es denigrante para los pacientes y para el personal", que estos días está atendiendo una media de pacientes que no bajan de los 200 diarios en condiciones "que no son ni mucho menos las más adecuadas".

Desde CC OO recuerdan que, mientras esto ocurre, "las obras de ampliación siguen sin empezar" pese a que su adjudicación se produjo el pasado febrero, hace ya prácticamente cuatro meses, y de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró en La Vila tras la adjudicación que las mismas comenzarían en el mes de marzo. "Los enfermos no caben en el Hospital, pero no hay forma de que empiecen las obras que tienen que traer la solución", censura Such.

En los llamados boxes de "nivel II" se han colocado hasta tres camas sin apenas espacio entre ellas.

En los llamados boxes de "nivel II" se han colocado hasta tres camas sin apenas espacio entre ellas. INFORMACIÓN

Por su parte, el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana critica que "las instalaciones en las que se ven obligados a trabajar los médicos de Urgencias y la falta de camas para ingresos hospitalarios está provocando el bloqueo de pacientes en un servicio en el que no caben" y han alertado de que cuando este verano se produzca "la avalancha de veraneantes, si es igual que todos los años, se duplicarán las asistencias en urgencias y los ingresos hospitalarios": " Se pasará de una media de 150 atenciones en urgencias a más de 400 con los mismos medios y en el mismo espacio", agregan desde CESM-CV.

Por último, desde el Sindicato Médico, lamentan que "las consecuencias de todo esto serán no solo la imagen tercermundista que ofrecerá nuestra Comunidad en plena campaña turística, ira mucho más allá, aumentarán las agresiones, la fuga de profesionales y el problema ira a peor". 

"El Hospital se amplía para evitar esto"

Frente a las críticas de los sindicatos, personal y usuarios por la situación que se vive en el servicio de Urgencias de este hospital, la dirección del Departamento de Salud ha justificado la falta de camas en el hecho de que se estén realizando más intervenciones quirúrgicas para aligerar las listas de espera que se agravaron durante la pandemia. "Estamos operando mucho más y eso tiene dos consecuencias: que hay más camas ocupadas por pacientes que han sido intervenidos pero a la vez hay más gente que está siendo operada después de mucho tiempo esperando".

Estas fuentes también han matizado que "400 urgencias diarias en este Hospital no se han alcanzado nunca", aunque sí han reconocido que estos días el servicio está teniendo un pico de actividad y que la falta de camas está impidiendo hospitalizar a los pacientes al ritmo que sería deseable.

En cualquier caso, desde la dirección recuerdan que la Conselleria de Sanidad va a ampliar el Hospital "precisamente para evitar estas situaciones y darles por fin solución" y han asegurado que, pese a las críticas de los sindicatos, ya se están llevando a cabo "algunos trabajos" previstos en el proyecto de ampliación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats