Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consorcio de Aguas recupera la vía verde del río Guadalest tras los daños por las tormentas de la borrasca Celia

El organismo tramita una obra de emergencia para adecuar la plataforma entre el embalse y Callosa d'en Sarrià y poder volver a hacer transitable la ruta, que llega hasta la desembocadura del Algar en Altea. El recorrido, de más de 20 kilómetros, es un foco de atracción para senderistas y aficionados a la bici de montaña

Imagen aérea de la vía verde paralela al río Guadalest, tras la intervención del Consorcio para reparar los daños. INFORMACIÓN

Igual que sucedió con muchas otras infraestructuras en zonas del interior de la provincia de Alicante, la borrasca Celia, que trajo consigo el pasado marzo uno de los episodios de lluvias torrenciales más prolongados de los últimos años, causó importantes destrozos en distintos parajes naturales de la Marina Baixa. Entre ellos, la plataforma de mantenimiento del río Guadalest, que discurre entre el embalse de este municipio y Callosa d'en Sarrià, donde une su caudal con el río Algar.

Ahora, tras decenas de trámites y gestiones, el Consorcio de Aguas de la Marina Baixa ha acometido una obra de emergencia para restaurar esta infraestructura y poder recuperar el corredor verde que discurre junto a ambos ríos hasta la desembocadura del Algar, en término municipal de Altea, que en los últimos meses había estado intransitable.

El temporal Celia dejó unas lluvias de 752 litros por metro cuadrado en la Marina Baixa y permitió recuperar las reservas subterráneas de los acuíferos, además de llenar los dos embalses que sirven para abastecer a las poblaciones de esta comarca, pero también ocasionó importantes daños en numerosas infraestructuras como consecuencia de las copiosas lluvias y del desembalse de la presa de Guadalest. Entre ellas, en el área recreativa de les Fonts de l'Algar o en distintas obras que se utilizan abastecimiento de agua, como en la citada plataforma de mantenimiento de la conducción general de este río, que discurre en paralelo al cauce.

Entre los destrozos sufridos en esta vía verde, cuya extensión total supera los 20 kilómetros, se deterioraron las protecciones de la conducción e imposibilitaron el mantenimiento de la conducción y el tránsito de la plataforma incluso para los viandantes, según ha explicado el ingeniero director del Consorcio, Jaime Berenguer.

11

Apertura de las compuertas del embalse de Guadalest David Revenga

Desde el mes de abril, el Consorcio de Aguas de La Marina Baja inició diversos expedientes con distintas administraciones para la adecuación de la citada plataforma, con el objetivo de poder reparar los daños ocasionados por el temporal, tanto para poder llevar a cabo labores propias del mantenimiento de esta conducción como para volver a hacer transitable el corredor paralelo al río, una ruta muy valorada por aficionados al senderismo y a la bici de montaña, sobre todo extranjeros, por tener un trazado sinuoso con una pendiente suave, fuera de tránsito de vehículos y en un entorno natural con gran variedad de flora y fauna autóctona.

Ahora, este julio, se ha tramitado por fin una obra con carácter de emergencia, en la que se han invertido casi 50.000 euros, para reponer dicha plataforma desde la presa de Guadalest hasta Callosa d'en Sarrià. Quedaría por ejecutar la limpieza de los azudes de Mandem y del Algar, así como la renovación de las protecciones de la conducción del Guadalest, una intervención que está valorada en 200.000 euros.

Imagen de la desembocadura de los ríos Guadalest y Algar, en Altea, donde finaliza este corredor verde que parte desde el pantano. David Revenga

Berenguer, no obstante, ha explicado que una vez restaurada esta primera parte de la plataforma, se ha llegado un acuerdo de colaboración con la Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Júcar para que colabore en la instalación de algunas protecciones de esta conducción, como la reposición de escolleras o gaviones.

Además de esta primera actuación, la CHJ también está llevando a cabo, en el tramo entre Callosa y La Nucía, la reparación de parte de esta plataforma paralela al rio, que también había quedado muy deteriorada por el paso de Celia.  

Desde el Consorcio de Aguas lamentan que la Conselleria de Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana haya "declinado cualquier colaboración en la reparación de esta vía verde", a pesar de haberse consolidado en los últimos tiempos como una de las rutas emblemáticas en esta comarca por su configuración y belleza.

Siete municipios para una gestión más eficiente del agua

El Consorcio de Aguas de la Marina Baixa es el órgano gestor del abastecimiento en los municipios con mayor población de la Marina Baixa: Benidorm, La Vila Joiosa, Finestrat, l’Alfàs del Pi, Altea, La Nucía y Polop. De él, además, forman parte la Diputación Provincial de Alicante y la Confederación Hidrográfica del Júcar. Entre sus funciones, además del abastecimiento, está la creación, control y gestión de infraestructuras para lograr un mejor aprovechamiento de los caudales, principalmente por las necesidades propias de esta comarca: una zona de escasas lluvias y donde hay una enorme demanda debido, principalmente, al "efecto Benidorm".

El Sistema de la Marina Baixa es integral, lo que quiere decir que gestiona conjuntamente recursos superficiales, como los embalses de Guadalest y Amadorio, estaciones de bombeos y Canal Bajo del Algar; subterráneos, como los acuíferos de Beniardá, Algar, Polop y Aitana Sur; de aguas regeneradas que se obtienen en las estaciones depuradoras de aguas residuales de Benidorm, La Vila y Altea, gran parte de las cuales se reconducen para reutilizarse en el riego agrícola; y la Estación de Tratamiento Terciario y Planta Desaladora de la EDAR de Benidorm.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats