Benidorm consiente a un bus turístico trasladar viajeros por la ciudad sin licencias

El vehículo circula por toda la ciudad desde hace casi una década con una decena de rutas diarias a pesar de no tener autorizaciones ni pagar ningún canon. Ciudadanos exige que sea inmovilizado y alerta de un presunto delito de prevaricación

El autobús turístico, decorado como un antiguo tranvía, que recorre Benidorm sin permiso ni concesión.

El autobús turístico, decorado como un antiguo tranvía, que recorre Benidorm sin permiso ni concesión. / David Revenga

R. Pagés

R. Pagés

Casi una década trayendo y llevando a turistas por distintos puntos de Benidorm, pese a carecer de autorización para ello. El Ayuntamiento de la ciudad turística está consintiendo a una empresa explotar un autobús turístico con casi una decena de rutas diarias que recorren desde el Rincón de Loix hasta La Cala, a pesar de no disponer de ningún contrato, concesión, convenio ni autorización municipal para llevar a cabo dicha actividad. Así lo ha denunciado este martes el grupo municipal de Ciudadanos, cuyo portavoz, Juan Balastegui, ha alertado de que el ejecutivo municipal, del Partido Popular, podría estar cometiendo un presunto "delito de prevaricación, pues sabe que actúa de una manera ilegal, tal y como como ha reconocido el propio concejal de Movilidad en comisión informativa”.

Por este motivo, desde Cs han exigido al Consistorio que inmovilice de inmediato este autobús, que opera bajo el nombre de Benidorm Bus Turístico y que está decorado como si se tratase de un tranvía.

Fuentes del gobierno local han reconocido la situación de irregularidad en la que opera este medio de transporte, que cobra a los turistas 7 euros por cada recorrido y 4 en el caso de los niños de 4 a 11 años, pero no han querido dar ninguna otra explicación, ni tan siquiera si se decretará su inmovilización.

Según la información recabada por este diario y los datos aportados por Cs, la empresa que explota este autobús únicamente dispone de un permiso de ocupación de vía pública para poder realizar las paradas en los puntos que tiene fijados. Según su página web, tres paradas que abarcan las zonas de Levante, el centro y Poniente, y con un servicio que opera entre las 10 de la mañana y casi las nueva de la noche.

Al margen de este permiso de ocupación de vía pública, por el que el Consistorio giró liquidaciones de algo más de 6.000 euros al año, al menos hasta 2017, la mercantil no paga ningún canon ni tasas por esta actividad comercial, al contrario que hacía el tren turístico que sí salió a licitación pública y que operó hasta la pasada legislatura a cambio del pago al Ayuntamiento de un canon anual de 182.000 euros.

Ante esta situación, según ha añadido Balasegui, desde Ciudadanos exigen “la inmovilización de este autobús-tranvía, que carece de autorización desde hace muchos años, sin que se haya hecho absolutamente nada al respecto”. También, el concejal de Cs ha pedido que “se inicie la licitación al concurso público, con nuevas condiciones, para el tren turístico, y se adapte a los nuevos parámetros de sostenibilidad, por ejemplo para que sea eléctrico al igual que lo van a ser los taxis”.  

El portavoz de Ciudadanos ha insistido en que “no podemos dejar que Benidorm sea una ciudad sin ley para algunos, sobre todo cercanos al gobierno de turno”.

También ha recordado que otras ocasiones, con empresas de captación de clientes en la vía pública, se inmovilizó el vehículo, depositó en las dependencias de la grúa y envió informes del hecho a la Dirección General de Tráfico y a la Generalitat Valenciana. “Ahora también deberían remitirse también a Sanidad”, ha incidido el edil, dado que “como realiza el servicio sin autorización, incumple la legislación que obliga a usar mascarilla a los ocupantes de todo tipo de transporte público con conductor, con la única excepción de pasajeros de buques y embarcaciones cuando se encuentren en espacios exteriores”.

 Ciudadanos ha agregado que lleva "meses preguntando en comisiones informativas sobre este servicio" y ha recordado que, en la pasada legislatura, ya se aprobó una moción enmendada por este grupo para prohibir el servicio en caso de carecer de autorización municipal para el mismo, como así efectivamente está ocurriendo.

Frente a la versión de Cs, fuentes municipales han asegurado que el gobierno local, que preside Toni Pérez, es conocedor de la falta de permisos en la que se encuentra este servicio desde hace "muchos años" y han agregado que el asunto se encuentra "en el departamento de Contratación" a la espera de que se tome "alguna decisión" al respecto.