Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Vila Joiosa desentierra su pasado romano

Las obras para destapar las termas de la antigua ciudad de Allon ya están en marcha tras años de espera | Las dos primeras fases permitirán limpiar el terreno y excavar una parte aún desconocida

Los primeros trabajos para desenterrar las termas romanas de La Vila Joiosa. David Revenga

Sillares y piscinas de agua fría y caliente, canalizaciones de los sistemas de calefacción y desagüe o habitaciones de los esclavos que realizan todo el trabajo. Todo ello lleva años bajo tierra esperando el momento de salir de nuevo a la luz y contar la historia de los antiguos pobladores de la ciudad romana de Allon; es decir, de lo que era La Vila Joiosa en la época del emperador Vespasiano, allá por el año 74. Las obras de preparación y actuación arqueológica para la musealización de las Termas Romanas del municipio ya han comenzado con las dos primeras partes de un proyecto muy ambicioso que permitirá poner a la vista de todos uno de las obras civiles romanas mejor conservadas.

Las termas públicas de Allon fueron halladas en 2006 tras las catas arqueológicas previas al proyecto de construcción de un hotel en el casco antiguo. Situadas en una céntrica zona, a escasos metros de la calle Colón, el terreno que ocupan era hasta ahora un terreno en el que solo se podía ver tierra y donde la vegetación se acumulaba ya que, tras descubrirlas, el hallazgo se tapó hasta poder ejecutar un proyecto mayor para garantizar su estado de conservación.

Operarios retiran restos vegetales y limpian el terreno de las termas de La Vila. David Revenga

Y ese momento ha llegado. Dieciséis años después del hallazgo, esta semana, los operarios han comenzado a realizar los primeros movimientos para limpiar y desbrozar el terreno. El Plan Director, presentado en 2019 y redactado por un equipo interdisciplinar del Ayuntamiento y la Diputación de Alicante, establece 6 fases diferentes para su musealización e integración urbana. Así, las dos primeras son las que se llevarán ahora a cabo tienen que ver con una intervención preparatoria y actuación arqueológica previa para la puesta en valor de las termas públicas de Allon.

El presupuesto es de 157.837,07 euros, cofinanciado al 50% entre el Ayuntamiento y la Diputación de Alicante. Esta primera intervención se centrará en las labores de limpieza y preparación del solar, y la segunda abarcará la actuación arqueológica previa. Las siguientes fases, que irán recogidas en futuras licitaciones, contemplan la construcción de la cubierta para su conservación, el desenterramiento de los hallazgos, su consolidación y por último, la conversión en museo para uso público. En total, un proyecto que ronda los 3 millones de euros.

Las termas antes de ser cubiertas.

Pero, ¿qué hay escondido en el terreno de las termas romanas? Pues un complejo balneario monumental que supone una de las obras civiles romanas mejor conservadas y de mayor porte de la provincia o de la Comunidad Valenciana. Su construcción se remonta a finales del siglo I o principios del II, y permaneció en uso hasta el siglo IV, cuando fue ocupado por viviendas hasta el abandono de la ciudad romana en el siglo VI. La ciudad romana de Allon tuvo un gran auge tras su declaración como municipium por el emperador Vespasiano hacia el año 74.

Durante siglos la ubicación de Allon había sido un misterio. Así, es la cuarta entidad urbana con categoría de "municipium" romano que el libro tercero de cartografía del griego Estrabón (siglo I) citaba en la provincia de Alicante junto con Ilici (Elche), Lucentum (Alicante), Dianium (Dénia).

Lo que se encontró en 2006 incluye sillares y piscinas de agua fría y caliente, las canalizaciones de los sistemas de calefacción y desagüe, y las habitaciones de los esclavos cuyo trabajo permitía el funcionamiento de esas dependencias, en un magnífico estado de conservación. 

El concejal de Patrimonio Histórico, Xente Sebastiá, indicó que "ya han empezado las obras de la I y II fase de la recuperación de las termas romanas de Allon". Así, avanzó que el Ayuntamiento "se encuentra a la espera de saber si puede contar con una subvención para continuar, tras terminarse estas fases, con la fase III" y poder así completar otra parte del Plan Director.

Unas obras que permitirán sacar a la luz una parte de aquella antigua ciudad romana que pondrá en valor la historia y el patrimonio del municipio. Así, también será un reclamo turístico cultural para la localidad que se unirá a otros como Vilamuseu o el Casco Antiguo, declarado Bien de Interés Cultural. La intención es formar un gran núcleo cultural como reclamo turístico para seguir creciendo en afluencia de turistas y visitantes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats