Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm se da otra oportunidad con los contenedores soterrados tras años con todas las islas clausuradas

El Consistorio sustituye la instalación del Hort de Colón sin esperar al nuevo contrato como prueba piloto para recuperar una infraestructura millonaria. La obra la ejecuta FCC a cambio de labores de mantenimiento y arreglo que no se han prestado. El coste oscila entre 20.000 y 50.000 euros por isla

Sustitución de la infraestructura de contenedores soterrados en el Hort de Colón, prueba piloto para recuperar este sistema que lleva años sin uso. David Revenga

El Ayuntamiento de Benidorm va a darse una segunda oportunidad con los contenedores soterrados de basura en los que depositar restos orgánicos y recogida selectiva, tras una primera experiencia con este sistema que, de tratarse de un examen, se habría saldado con una puntuación de muy deficiente.

Tras años sin uso y en su mayoría clausurados por falta de mantenimiento, el Consistorio benidormense ha comenzado esta semana a renovar parte de esta infraestructura, en la que en su día se invirtió alrededor de un millón de euros.

Y ha empezado por la isla ubicada en el Hort de Colón, en la confluencia entre las calles de Tomás Ortuño y Mercat, una de las zonas de más paso de personas del centro urbano y donde la existencia de casi una decena de contenedores en superficie, rodeados de basura a todas horas del día, dejaba bastante que desear para la imagen del municipio.

La sustitución de esta primera isla de soterrados se ha iniciado sin esperar a la adjudicación del nuevo contrato de limpieza viaria y recogida de basura, aún bloqueado a las puertas de poderse licitar, y se ha encargado a la todavía concesionaria del servicio, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), cuya adjudicación está caducada desde 2018 y se mantiene con prórrogas anuales. ¿Por qué entonces se ha optado por encargar a esta mercantil su instalación?

Aspecto que presentaban hasta hace escasos días los contenedores del Hort de Colón, con soterrados sin uso y cubos en superficie, y cuya infraestructura se ha renovado por completo. David Revenga

Fuentes del gobierno local, del Partido Popular, han recordado que en el año 2013, el entonces gobierno formado por PSOE y CDL endosó el arreglo y mantenimiento de los soterrados a FCC después de meses sin que la mayoría de estas islas funcionasen.

La mercantil realizó las reparaciones pertinentes pero, no obstante, la falta de mantenimiento y el posterior deterioro por este motivo de la mayoría de los contenedores llevó al Consistorio a acordar su clausura, que se ha ido ejecutando de forma paulatina conforme se iban averiando los mecanismos. De este modo, la concesionaria del servicio llevaría alrededor de cuatro años, cuando se sellaron los últimos cubos de orgánica que aún operaban, sin realizar apenas ningún mantenimiento, por lo que ahora se habría requerido compensar esas laboresno prestadas con la renovación de la isla del Hort de Colón, han agregado las mismas fuentes.

Prórroga del servicio y nueva contrata

Aunque la primera actuación se ha realizado en esta céntrica isla, el Consistorio también ha procedido en las últimas semanas a retirar los buzones de los anteriores soterrados en casi todas las zonas, como en la plaza del Calpí, el edificio Abril o la plaza de l’Infant, puesto que la intención es que la renovación de estas instalaciones se extienda a las once islas de soterrados que en su día se instalaron en distintos barrios.

Precisamente, la de l’Infant será la segunda en la que se actuará, aprovechando las obras de mejora de la accesibilidad que se están llevando a cabo actualmente en el barrio dentro del plan Edusi.

El concejal de Limpieza Viaria, José Ramón González de Zárate, ha explicado que esta actuación se realizará mediante una licitación independiente, mientras que la renovación del resto de soterrados podría venir aparejada a la adjudicación de la nueva macrocontrata de la basura, probablemente dentro de las mejoras propuestas por las empresas que vayan a concurso.

Buzones clausurados junto a otros contenedores en superficie que les sustituyen para la recogida selectiva, en la avenida de l'Aigüera. David Revenga

Además, el edil popular también ha indicado que en la propuesta de prórroga del servicio de limpieza viaria y recogida de basura que están preparando los técnicos para 2023, dada la imposibilidad de adjudicar todavía el servicio a una nueva empresa, también se incluirá algún proyecto de modernización de algún punto de soterrados, a cambio del no-mantenimiento de los que no funcionan.

Más capacidad y seguridad

Entre los problemas que presentan los soterrados sin uso destaca el gran deterioro de su infraestructura, con hierros y mecanismos oxidados y que son irrecuperables. De ahí que sea imposible poderlos volver a poner en marcha si no se renuevan en su totalidad, puesto que lo único que se puede aprovechar son los agujeros que se perforaron en su día.

¿Cuál es el coste de la sustitución? El edil de Limpieza indica que se tratará de cuantía muy variable, en función del grado de deterioro que presente cada instalación, pero que podría oscilar entre los 20.000 y los 50.000 euros por isla.

En los nuevos cubos y buzones que se están colocando en el Huerto de Colón, habrá dos módulos soterrados de recogida de orgánica con capacidad para 4.400 litros y tres isletas de reciclaje para envases, vidrio y papel cartón con una capacidad de 3.600 litros cada una. González de Zárate explicó que, de este modo, se gana capacidad, por lo que el vaciado de la selectiva se podrá hacer cada dos días: los lunes, miércoles y viernes, y no a diario como hasta ahora.

En Emilio Ortuño, bajo el edificio Abril, se han quitado los antiguos depósitos pero eso no ha conseguido que la gente deje de depositar bolsas de basura a cualquier hora del día. David Revenga

Además, se ha tomado una decisión técnica para ganar en seguridad como es que la recogida se haga mediante un camión grúa, de modo que ni el peón ni el conductor tengan que entrar dentro del contenedor, para evitar accidentes como el que le costó la vida a un operario en 2013. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats