Benidorm ha saldado este martes una de las grandes deudas que tenía pendientes hacia la figura que un hombre que fue clave para el desarrollo turístico y económico no solo de esta ciudad, sino del conjunto de la Marina Baixa.

El alcalde benidormense, Toni Pérez, ha entregado la medalla corporativa de Benidorm a título póstumo a César Vicedo Bou, el alcalde de Beniardá que aprobó la perforación de los pozos de esta localidad para abastecer a Benidorm a finales de los años 70, cuando la ciudad vivió una intensa sequía que amenazó con frenar en seco la llegada de turistas y, con ella, la transformación de Benidorm en la capital turística que es a día de hoy.

Vicedo Bou fue nombrado alcalde de esta pequeña localidad, enclavada en la Vall de Guadalest, antes de los primeros ayuntamientos democráticos y después revalidó su cargo entre 1979 y 1983 con UCD y, en una segunda etapa, de 1999 a 2011 con el Partido Popular. Tras una larga vida, falleció el pasado 22 de noviembre a los 87 años de edad. Ese mismo día, la junta de portavoces del Consistorio benidormense acordó por unanimidad entregarle la medalla corporativa como agradecimiento por el apoyo que prestó a Benidorm cuando la localidad atravesaba su peor momento.

Mari Carmen Vicedo, hija de César Vicedo, recogiendo de manos de Toni Pérez la medalla corporativa. David Revenga

Un sentido homenaje

Su hija, Mari Carmen Vicedo Ribes, ha sido la encargada de recoger esta medalla en el transcurso del pleno institucional que se ha celebrado en Benidorm con motivo del Día de la Constitución. Y, allí, no solo ha agradecido las muestras de cariño que ella, su madre y su hermano han recibido desde el fallecimiento de César Vicedo, sino que también ha recordado aquel pleno del 28 de agosto de 1978, en el que el Ayuntamiento de Beniardá gobernado por su padre autorizó la perforación de pozos para "ayudar a un municipio vecino", sacando a la luz en 1979 el mayor acuífero de la Marina Baixa.

César Vicedo, a la derecha de la imagen, saluda a algunos de los concejales que conformaban la coporación municipal en 1978, cuando Beniardá aprobó la perforación de los pozos, durante el homenaje que se le brindó en Benidorm en 2014. David Revenga

Igualmente, durante su intervención, ha destacado el papel de otras personas que también claves en aquella hazaña, como el alcalde de Benidorm en la época, Rafael Ferrer Meliá; los ingenieros municipales José Ramón García Antón y Paco Santiago; el geólogo José Luis Hervás; o Tomás Orts Pérez. Y ha recordado cómo aquellas perforaciones y la llegada de agua hasta Benidorm no solo permitió que los turistas no se acabasen marchando, sino que también fue el primer empujón al desarrollo de los pueblos circundantes, especialmente de la Vall de Guadalest: "Este agua subterránea fue la que permitió salvar, fundamentalmente, la situación de Benidorm. Pero también posibilitó el desarrollo económico de los pueblos circundantes; es decir, de toda la comarca".

"Aquellos años eran decisivos para Benidorm, pues estaba consolidándose turísticamente. Como mi padre decía, un pueblo vecino necesitaba nuestra ayuda y se la dimos. Mi padre había visto el crecimiento de la ciudad y cómo la oferta de servicios beneficiaba cada vez más a las poblaciones cercanas. Él fue una persona orgullosa de ser beniardut, nunca quiso vivir en otro lugar. Y estuvo muy orgulloso de ver que su pequeño granito de arena había servido para que Benidorm y toda la comarca de la Marina Baixa experimentase un desarrollo económico y poblacional tan importante, una comarca que se caracteriza por ser motor de la economía de la Comunidad Valenciana", ha mantenido Mari Carmen Vicedo durante su discurso.

El pleno institucional se ha celebrado en la plaza de la Hispanidad. David Revenga

Igualmente, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, también ha tenido palabras para loar lo que supuso aquella acción de Vicedo para esta ciudad, destacando su "generosidad y valentía".

"Fue un gran servidor de lo público; un hombre de esta tierra, un hombre bueno, de cuerpo menudo, pero de enorme corazón. A personas como César Vicedo –ha añadido– Benidorm no puede ni debe olvidarlas. Quedan su obra y su recuerdo, y Benidorm y los benidormeses, por siempre agradecidos”, ha agregado el regidor del PP.

Defensa de la Constitución Española

Al margen de la entrega de la ‘Medalla Corporativa’, el pleno institucional del Ayuntamiento de Benidorm, que se ha celebrado al aire libre en la plaza de la Hispanidad, ha servido también de “homenaje a los hombres y mujeres que apostaron por la convivencia, la reconciliación, la concordia y el consenso desde el respeto al pluralismo democrático en nuestro país”, ha expresado el alcalde.

Aprovechando este aniversario de la Constitución, Toni Pérez ha reafirmado el compromiso de Benidorm con “los principios y valores” recogidos en la Carta Magna y que han contribuido a “la construcción de nuestro modelo de convivencia”. Unos principios y valores, según ha destacado, de “libertad, justicia, igualdad y pluralismo político que no tienen alternativa si queremos seguir viviendo en democracia”.

La hija del alcalde de Beniardá homenajeado a título póstumo, durante el agradecimiento por la concesión de la distinción. David Revenga

El alcalde ha significado la "versatilidad" del texto constitucional y su "capacidad para dar respuesta y adaptarse a las distintas circunstancias surgidas en estos cuarenta y cuatro años de historia de España”.

"Nuestra Constitución está en plena forma para seguir sirviendo a España durante mucho tiempo”, ha agregado Toni Pérez.

No obstante, el alcalde también ha defendido en su discurso institucional que hay cuestiones que abordar como “una nueva distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas que dé entrada real al municipalismo, cuestión que sólo será posible abordar con éxito si son, a su vez, fruto de un símbolo de normalidad democrática: el diálogo”.

"Lo que quizá de verdad necesitamos ahora mismo en España, es reforzar la protección del orden constitucional frente a quienes utilizando las instituciones y las leyes pretenden debilitar nuestra Constitución, debilitando con ello el valor de nuestra democracia”.

Por último, ha ahondado en que “es tal la carga de pluralidad de nuestra Constitución, que el mismo texto ampara la legalidad de partidos y organizaciones políticas cuyo objetivo y razón de ser –combatir el fundamento de la Constitución española– atentan contra ella misma y nos exige defenderla. Por ello, ante hechos que solo cabe calificar de enorme gravedad, procede “reclamar sentido de Estado”.