El plan Ensanche Levante de Benidorm, el mayor plan urbanístico que está aún por desarrollar en la ciudad, ha salvado uno de los últimos escollos que aún tenía pendientes para poder iniciar la urbanización de esta importante bolsa de suelo, de casi 600.000 metros cuadrados de superficie y en la que está previsto edificar una veintena de nuevos hoteles y más de 2.000 viviendas.

La Dirección General de Carreteras, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha emitido un informe favorable al desarrollo del plan parcial, lo que supone un paso más adelante en el largo proceso administrativo necesario para iniciar el proyecto de desarrollo urbanístico de esta superficie.

Así lo han dado a conocer este miércoles los promotores del plan, una agrupación de interés urbanístico (AIU) que reúne a la mayoría de propietarios del suelo, y que, tras largos años de tramitación, comienzan a ver la luz para reconvertir la deteriorada zona de Armanello en lo que se ha venido a llamar "la milla de oro" de Benidorm.

Según la información a la que ha tenido acceso este diario,  el informe ministerial señala que el sector, cuyo plan parcial está ultimando la fase de Declaración Ambiental y Territorial Estratégica, no está afectado por las zonas de protección de la Red de Interés General del Estado, pero está directamente conectado con el enlace N-332 y AP-7 por Levante, que está situado a escasos 900 metros por la avenida de la Comunidad Europea.

Recreación virtual del plan Ensanche Levante, una vez que se desarrolle su construcción. INFORMACIÓN

Por eso, según las mismas fuentes, se hacía “conveniente” analizar la documentación de acuerdo con una la orden sobre procedimientos complementarios para autorizar nuevos enlaces o modificar los existentes en las carreteras del Estado y, de este modo, asegurarse de que la urbanización de este sector apenas tendría afección sobre el tráfico. 

Previamente a la emisión del informe, se requirió un estudio de tráfico y capacidad en el que se analiza la incidencia de los desarrollos urbanísticos en el nivel de servicio de la carretera. En dicho estudio se incluye expresamente el análisis de la capacidad de los enlaces para atender la demanda de salida de la carretera en horas punta, tal y como han explicado desde la propiedad, que también han recalcado que también se han atendido las actuaciones propuestas por el Ayuntamiento para garantizar el mantenimiento del nivel de servicio del tráfico general, que serán ejecutadas en el seno del Programa de Actuación del plan Ensanche Levante.

Una veintena de nuevos hoteles y 1.500 pisos turísticos

El sector conocido como Ensanche Levante tiene una superficie bruta de 575.371 metros cuadrados, e incluye una superficie de parque público de 61.629 metros. El plan contempla “un gran parque central con amplias avenidas, corredores peatonales y espacios libres”, concentrando la edificabilidad en edificios de gran altura, en concreto por encima de las 20 plantas, lo que conlleva una reducción considerable de la ocupación de suelo por la edificación y una importante reserva de suelo para dotaciones públicos e infraestructura verde municipal.

Además, casi dos tercios de la superficie a edificar se destinarán a la construcción de hoteles. De hecho, el proyecto prevé la incorporación de hasta 20 nuevos establecimientos hoteleros, además de otras 1.564 viviendas turísticas y 782 pisos residenciales, siguiendo el modelo de libertad de alturas implantado en la mayor parte del municipio. 

La Generalitat Valenciana ya confirmó en un informe previo que este desarrollo urbano es "compatible con los criterios de crecimiento racional y sostenible" establecidos en la Estrategia Territorial de la Comunidad Valenciana, aprobada en el año 2011.

¿Cuándo entrarán las máquinas? 

Tras lustros de paralización desde que se aprobó por primera vez el desarrollo de este sector de suelo por parte del Ayuntamiento de Benidorm, en el año 2000, y no pocos obstáculos superados, los propietarios del suelo del Plan Parcial 1/1 de Benidorm han ultimado la propuesta urbanística que desarrollará una importante bolsa de suelo en la urbe turística que se encuentra actualmente en un deplorable estado de abandono. 

8

Un vertedero incontrolado entre hoteles y rascacielos en Benidorm DAVID REVENGA

Por eso, la inevitable pregunta continúa siendo cuándo entrarán en la zona las máquinas.

El responsable técnico del proyecto, el abogado Rafael Ballester, se aventuró hace meses a afirmar, en una entrevista concedida a este diario, que los trabajos en el sector podrían arrancar a partir del próximo año, siempre y cuando se sigan cumpliendo los plazos como hasta ahora.

El proyecto está a expensas de los últimos dictámenes de la Generalitat Valenciana, a los que seguirá su aprobación definitiva por parte del Ayuntamiento, hecho que podría producirse antes de que finalice este 2022 o en los primeros meses de 2023.

Después de ello se procederá a redactar el proyecto de urbanización y la reparcelación, de forma que en el último tramo del año 2023 podría iniciarse la urbanización, lo que permitirá la entrada de las máquinas en 2024 para comenzar a levantar edificios.

Una de las primeras conclusiones que se extrae del documento de planeamiento es que la actuación propuesta será suficiente para cubrir todas las carencias dotacionales de la zona, reservando hasta 175.000 metros cuadrados para zonas verdes y equipamientos, y otros 21.000 metros a uso docente, sobre los que se podrán erigir los edificios necesarios para la escolarización de la población futura, además de otros espacios para uso comercial y de restauración, entre otros.

Cuando el plan culmine su desarrollo, Benidorm disfrutará de un auténtico pulmón verde de más de 170.000 metros cuadrados, a los que se sumarán los parques y jardines en el interior de las urbanizaciones y hoteles que se construyan, según un proyecto que es fiel a la filosofía característica del modelo urbano de Benidorm, internacionalmente reconocido, y de otro lado, a la nueva política de desarrollo urbano sostenible e inteligente.

Vertidos de todo tipo se acumulan en uno de los terrenos que forman parte de este plan parcial. David Revenga

Y, lo que es más importante, permitirá poner fin a la degradación de una zona que se encuentra desde hace años plagada de suciedad, viviendas okupadas ilegalmente y que ha sido foco de inseguridad, así como de numerosos conflictos y hechos delictivos.