Los vecinos de Benidorm proponen ideas para la ciudad: desde un ascensor en El Castell a iluminar la Isla

El Ayuntamiento recibe 82 propuestas de obras o inversiones por parte de los residentes que se votarán para elegir las que formen parte de los presupuestos participativos de 2025

El Balcón del Mediterráneo, en El Castell con la Isla de Benidorm de fondo.

El Balcón del Mediterráneo, en El Castell con la Isla de Benidorm de fondo. / David Revenga

El Balcón del Mediterráneo de Benidorm es uno de los lugares más turísticos de la ciudad. Este mirador casi sobre el mar tiene unas vistas privilegiadas pero solo un inconveniente: unas empinadas escaleras para acceder a él desde la plaza de El Castell. ¿Y si hubiera un ascensor para salvar el desnivel? Pues esa una de las propuestas que un vecino del que no se conoce la identidad ha hecho al Ayuntamiento para ver si logra que sea de las más votadas y poder formar parte de los presupuestos participativos de 2025. Pero hay muchas más. En total 82 proyectos presentados por los residentes, algunos de los más curiosos o poco habituales como iluminar la Isla de noche o plantar Galán de Noche para que de color a las calles.

El Ayuntamiento de Benidorm ha abierto el plazo para que los vecinos de la ciudad puedan votar cuáles de las 82 propuestas son las más interesantes. De ellas, 43 están relacionadas con Urbanismo, Escena Urbana y Movilidad; 13 con Educación, Cultura, Juventud y Deportes; y el mismo número en materia de Medio Ambiente y Limpieza Viaria. El bloque de Turismo, Playas y Seguridad ha recibido 9 propuestas y 4 el relativo a Igualdad, Bienestar Social, Sanidad y Tercera Edad.

Sin ninguna duda entre las más llamativas está la de ese ascensor en El Castell, pero también se pide que se ilumine de noche todo un símbolo de la ciudad: la Isla para que deje una bonita imagen. No es la primera vez que los vecinos plantean algo similar, pero la última vez se especificaba que se pusieran luces de neón. En relación con este espacio natural en medio del mar, otra petición: "cerrar el bar y hacer un aula medioambiental". Y aunque el Ayuntamiento no se ha mostrado a favor de una tasa turística, un vecino sí la pide, en concreto, de un euro al día.

Y, ¿qué más han propuesto los vecinos? Entre los proyectos hay algunos muy concretos para zonas específicas o barrios. Uno de los vecinos quiere que se arreglen los bancos que hay junto a la biblioteca municipal porque les faltan "mosaicos", es decir, algunas de las piezas que los forman y "es un elemento decorativo muy bonito". Arreglar azulejos es lo que piden también para el conocido paseo de colores de Poniente. Además desde la asociación de vecinos Virgen de la Almudena-Colonia Madrid, se pide la implantación del arbusto denominado Galán de Noche "pudiendo así contar con un tipo de planta que transmitiera una característica de esencia en el municipio".

Entre las propuestas novedosas, instalar un taller en la calle para reparar bicicletas, patinetes o sillas de ruedas. El residente pide que en concreto que haya un poste con herramientas que se pueda usar de forma gratuita. Dentro de las propuestas relacionadas con la Escena Urbana o Movilidad, se pide que el parque de l'Aigüera se trate con material antideslizante para evitar caídas; plantar árboles en la avenida Alfonso Puchades; crear un acceso a El Moralet desde la avenida Nicaragua o implementar en esa zona más calles de parking para residentes.

La preocupación por la sequía también está presente ya que una de las propuestas pide que se valore los recursos que tiene Benidorm de agua "para que no falte". Se pide la mejora de la iluminación en los aparcamientos disuasorios o el mantenimiento del Palau d'Esports L'Illa de Benidorm. En materia de Movilidad y Seguridad Vial, los vecinos quieren buses eléctricos; que los badenes de la antigua CV-753, la carretera que une Benidorm con l'Albir conocida como la turística, sean "inteligentes"; o que los pasos de cebra sean de "asfalto permanente para no tener que pintarlos".

La carretera conocida como la "turística" entre Benidorm y l'Albir.

La carretera conocida como la "turística" entre Benidorm y l'Albir. / David Revenga

Y en relación con esto, hay un vecino que pide que las marcas de los badenes se pinten de color amarillo porque, precisamente, parecen pasos de cebra. Mejoras en el edificio de la Guardia Civil o arreglar varios aspectos de Finca Barrina, como poner nombre a una calle o finalizar una acera, están también en la lista. Además una de las peticiones recurrentes de cada año es la de aumentar el control sobre los patinetes, bicicletas y sillas eléctricas para evitar incidentes.

Más control policial a pie de calle está entre las peticiones de Seguridad Ciudadana. En playas, poner grupos de palmeras en Levante como hay en Poniente, "por la sombra que hacen y por la imagen bonita". Y más de un vecino pide que se ponga más arena en las playas en las zonas donde son más estrechas. Para los deportistas, ampliar el canal de nado de la de Poniente a los 500 metros.

Ruta turística por muros y grafitis

Decorar las calles de la ciudad también está entre los planes que tienen los vecinos para Benidorm. Uno de ellos propone que haya "más grafitis y menos muros grises", o lo que es lo mismo, que se decoren las paredes al aire libre. Y otro propone pintar murales de grandes dimensiones que recojan la historia o personajes del municipio o fauna marina, entre otros. Todo para poder organizar una ruta turística por todos ellos.

En deporte, se reclama un centro BTT; una zona de escalada libre y gratuita en la playa de Poniente o los parques; además de una pista multideporte para la zona también de Poniente. La ampliación de las zonas de estudio y bibliotecas o los Espai d'Art, museos al aire libre, a otros barrios, está también en la lista. En limpieza, implantar un sistema par identificar las heces de los perros o mejorarla en algunas zonas.

Ahora los propios vecinos tendrán que votar qué propuestas les gustan más. El plazo está abierto hasta el 30 de junio y pueden participar todas las personas mayores de 18 años empadronadas en la ciudad pueden votar telemáticamente sus propuestas favoritas a través de la plataforma https://benidorm.governalia.es. Una vez finalice el plazo de votación, una comisión técnica se encargará de evaluar y priorizar las actuaciones basándose en los criterios de justicia distributiva recogidos en las bases del Autorreglamento del Presupuesto Participativo 2025

La concejala de Participación Ciudadana, Ana Pellicer, explica que a estos presupuestos participativos se destina al menos el 5 % del capítulo de inversiones, aunque "a veces se supera porque hay propuestas que son muy beneficiosas para toda la ciudadanía". Y recordó ejemplos como los juegos infantiles en los parques de l’Aigüera y Elche, la pasarela que une el barrio de Els Tolls con el Palau d’Esports. Además destaca que "los vecinos no solo piensan en su propio barrio cuando hacen estas propuestas sino en proyectos que puedan mejorar otras zonas o toda la ciudad". Y, entre ellos, "hay muchos destinados a la accesibilidad, lo que demuestra la sensibilidad de los ciudadanos ante esta cuestión".

Suscríbete para seguir leyendo