¿Conoces el "platillo volante" de Benidorm? El PSOE pide protegerlo

El singular edificio de los años 70 se sitúa en la avenida Comunidad Valenciana y forma parte de la memoria colectiva

El edificio del "platillo volante" de Benidorm que alberga una discoteca.

El edificio del "platillo volante" de Benidorm que alberga una discoteca. / INFORMACIÓN

Eran los años 70 cuando Benidorm comenzaba a ser una ciudad vanguardista. Entre sus edificios nació uno diferente para dar cabida a una conocida discoteca: el "platillo volante" de Cap 3000. Un inmueble aún en pie y que sigue como local de ocio en la zona de las discotecas, en la avenida Comunidad Valenciana. Ahora, el PSOE ha pedido que se proteja este edificio para evitar que se acabe con esta construcción que fue el símbolo de una época.

Según explica Pedro Delgado Casals en el libro "Playa, sol y platillos volantes", esta singular discoteca "aterrizó" en Benidorm en 1972 para convertirse en la discoteca Cap 3000, creación de Jean Louis Brillaud, con un proyecto de Esteban Román Marlasca y Juan Pérez Durá, según ha recordado el PSOE. Según esta fuente, Cap 3000 fue una de las discotecas más modernas de la época, con la que quería destacar y “alcanzar un sello de calidad”. Para la construcción del platillo, se empleó hormigón y 300 toneladas de hierro.

Toda la superficie fue pintada al suco (pintura de automoción), en plateado, para que brillase por la mañana con los rayos del sol. A la derecha del platillo, una torre metálica hiperboloide se iluminaba por la noche. De hecho el periodista Juan Díaz (ahora concejal de Presidencia y Comunicación en el Ayuntamiento de Benidorm), en su blog Benidormerías, afirma que esta torre “debería aparecer en las guías locales”, por tratarse de un ejemplo muy escaso “en arquitectura e ingeniería por su complejidad”.

"Playa, sol y platillos volantes" el Benidorm de 1958 a 1978 de Pedro Delgado Casals

Rafa Arjones / Juan Fernández

Díaz explica que arquitectos como Antonio Gaudí o Grank Gehry han desarrollado la técnica de estos elementos hiperboloides. El mismo autor recuerda que en 1975 se instaló en esta discoteca el primer rayo láser de España, y que la cabina del DJ se instaló en la panza de un helicóptero Sikorsky H34 Pirate que trajeron de un desguace de Madrid, y que recientemente se retiró. La puerta de Cap 3000 asemejaba al cierre de la cámara acorazada del Banco de Francia.

 Cap 3000 fue inaugurada en julio del 1972 por el alcalde doctor Reverte, según Delgado, y en la sala han actuado artistas y grupos como James Brown, The Fundations, Osibisa, Slade, Johnny Otis Show, Blues, Faces, Mungo Jerry… También se anunció la actuación de Led Zeppelin, pero según este autor se trató de un montaje publicitario, ya que jamás pisaron la discoteca. Años después, Cap 3000 pasó a denominarse Mama Luna, Star Garden y más recientemente KU Benidorm.

El portavoz adjunto del PSOE, Sergi Castillo, ha propuesto la protección del edificio en forma de platillo volante: "Los planes urbanísticos del conocido como ‘vial discotecas’ pueden acabar con esta construcción, símbolo de una época, un edificio singular que forma parte de la historia reciente de la ciudad". El edil indica que "creemos que es obligación del consistorio proteger un edificio que es casi una escultura, y forma parte de la memoria colectiva del Benidorm que a finales de los sesenta se convirtió en una ciudad en la vanguardia mundial".

Catálogo de Bienes y Espacios

Para su protección, el PSOE ha reclamado al Gobierno local que se elabore el Catálogo de Bienes y Espacios, obligatorio desde 2008, según la Ley 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano. La finalidad de este documento es complementar las determinaciones del Plan General de Ordenación Urbana en los aspectos relativos a la conservación y la protección del patrimonio cultural merecedor de especial protección. 

Castillo ha lamentado la "absoluta desidia y falta de gestión de Toni Pérez, que durante nueve años se ha mostrado incapaz de preocuparse por preservar los bienes que poseen valores patrimoniales destacados, tanto desde el punto de vista arquitectónico, como histórico, tipológico o urbanístico, y diseñar planes especiales de protección a través de la declaración de Bienes de Interés Cultural o de los Bienes de Relevancia local". El alcalde "gobierna para que los grandes constructores y los especuladores hagan negocio, como vemos en Armanello, y no tiene ningún aprecio a la historia y a los valores del pueblo que hay que preservar", ha añadido. Castillo ha apelado a la sensibilidad de algunos concejales del PP como el propio Díaz.

El PP lo tilda de "ocurrencia"

"El grupo socialista no es consciente de que Benidorm tiene un Plan General desde 1990 y como consecuencia del mismo está el Plan Parcial 1/2, que se aprobó, y que debía haberse desarrollado. Un plan parcial que es firme y que además es una propiedad privada". Así ha contestado la portavoz del gobierno del PP, Lourdes Caselles, al PSOE y ha tildado de "ocurrencia" su petición. "No hicieron absolutamente nada cuando gobernaron por la protección del patrimonio histórico y cultural de la ciudad", les ha afeado la edil. El grupo de la oposición “ya nos tiene acostumbrados a lanzar noticias de este tipo hasta el punto que ya no sabemos cuál puede ser la próxima ocurrencia, pero ya no nos sorprende nada de ellos”.

La edil ha incidido en que el gobierno del PP “sigue invirtiendo en el patrimonio histórico y cultural y poniéndolo en valor, que es justo lo contrario que ellos hacían”. En ese punto, la portavoz se ha preguntado si la próxima “ocurrencia” que soliciten sea “conceder una licencia en un edificio de El Castell” para a continuación precisar que eso ya no podrá ser “porque ya concedieron ellos una licencia de construcción de un edificio en esa zona”. El grupo socialista, ha continuado Caselles, “puede dar muy pocas lecciones de cómo preservar y proteger la historia de Benidorm y su patrimonio, pues su gestión está plagada de malos ejemplos”.

Por último, Lourdes Caselles se ha sorprendido de que los socialistas hayan planteado esta reivindicación “cuando lo normal es que hubieran agradecido públicamente al gobierno de Carlos Mazón el inicio de la licitación del IES Pere María Orts, un edificio por el que el gobierno del Botánic no hizo nada durante ocho años”. “Pero no, han preferido salir a la palestra con una ocurrencia más”.