Detenido en Benidorm por grabar de forma oculta en su domicilio varios encuentros sexuales con mujeres

La última pareja del ahora acusado fue quien descubrió los terminales móviles así como los dispositivos tecnológicos que utilizaba el arrestado para grabar los encuentros sexuales de sus anteriores parejas y de ella misma

Un vehículo de la Policía Nacional en Benidorm.

Un vehículo de la Policía Nacional en Benidorm. / INFORMACIÓN

Agentes de la Policía Nacional de Benidorm encargados de las investigaciones delictivas a través del uso de las nuevas tecnologías han culminado una difícil investigación logrando la detención de un hombre al que se le acusan de cinco delitos contra la intimidad de las personas.

Todo comenzó el pasado mes de marzo cuando la última pareja del detenido descubrió en la casa de este, dos teléfonos móviles y un dispositivo de almacenamiento tipo USB donde tenía grabados varios encuentros íntimos con anteriores mujeres y con ella misma, según explicaron fuentes policiales. Al percatarse de dichos actos la mujer regresó ese mismo día al domicilio materno ubicado en Madrid, y una vez allí interpuso la denuncia en una Comisaria de Policía Nacional.

El detenido "usaba una micro cámara que tenía instalada en el salón de su casa argumentado a las mujeres que era solo para el uso, guarda y control de su perro doméstico, utilizando dicha cámara con la intención de tenerlo bajo control en todo momento", añadieron. Por ello "no desconfiaron en ningún momento de las intenciones reales del varón".

Presentada la denuncia por parte de la última víctima en Madrid, los agentes investigadores del caso continuaron con los trámites policiales para investigar y llegar a esclarecer la identidad de todas las mujeres víctimas a las que había grabado el autor de los hechos. A su vez, los agentes analizaron el contenido de los dos terminales móviles así como la memoria USB de almacenamiento externa para clarificar los hechos de cara a aportar todos los datos posibles y recabar todas las pruebas digitales para el Juzgado, según las mismas fuentes.

Finalmente se pudo lograr la identificación de las cuatro víctimas restantes, las cuales manifestaron que no tenían conocimiento de haber sido filmadas en esos encuentros ni mucho menos haber consentido la grabación de los mismos. Al detenido, un varón de nacionalidad española y de 33 años de edad, se le acusa de un delito de descubrimiento y revelación de secretos.