Altea cuenta ya con su plan municipal de diversidad LGTBIQ+

El documento garantiza el cumplimiento de los derechos de igualdad para el colectivo y será la herramienta principal en la gestión municipal libre de homofobia

El Ayuntamiento de Altea con la bandera LGTBIQ+.

El Ayuntamiento de Altea con la bandera LGTBIQ+. / Diego Coello

Con el firme propósito de que Altea sea "un pueblo libre de homofobia y sensible que garantice el cumplimiento de los derechos de igualdad para el colectivo lectivo LGTBIQ+", según palabras de la concejala de Bienestar Social e Igualdad, Anna Lanuza, el último pleno municipal acordó aprobar el I Plan Municipal de Diversidad LGTBIQ+ con los votos favorables de los grupos municipales de Compromís, PSOE y PP; y el voto en contra de Vox.

Para llegar a la aprobación de este plan de diversidad se ha recorrido un camino que se inició a principios de este año con encuestas ciudadanas por internet y a pie de calle en las que participaron más de cuatrocientas personas y diversas asociaciones cívicas con el objetivo de realizar un diagnóstico para la posterior elaboración del mismo, y que finalizó el pasado 28 de mayo con la presentación pública del anteproyecto del plan amadrinado por Susana Gisbert, fiscal de la Comunidad Valenciana de Delitos de Odio y Memoria Democrática.

Durante el pleno municipal, Anna Lanuza señaló que Altea "está comprometida con la creación de un entorno donde cada persona, independientemente de su identidad u orientación sexual, se sienta aceptada y valorada", y remarcó que el plan de diversidad "abarca de manera transversal áreas tan significativas como son la social e igualitaria, la educación, deportes, empleo, juventud, comercio o participación" de tal modo que este plan será "la herramienta principal en la gestión municipal y local para hacer de Altea un pueblo en perspectiva de sensibilización y libre de homofobia".

Anna Lanuza indicó en su intervención plenaria que para llevar a cabo este primer Plan de Diversidad "hemos confiado en la experiencia y profesionalidad de la empresa Equlitat, que ha trabajado muy escrupulosamente en la redacción y confección del mismo respecto a las características y necesidades de nuestro municipio". La edil añadió que el plan "se llevará a cabo en el cuatrienio 2024-2028". Durante este tiempo, "la creación de espacios inclusivos y la promoción de la colaboración entre la comunidad LGTBIQ+ y las instituciones locales serán pilares fundamentales", aseveró.

Un paso audaz

Para la concejala de Bienestar Social e Igualdad este plan "es un paso audaz hacia la promoción de la diversidad y la inclusión", ya que Altea "está comprometida con la creación de un entorno donde cada persona, independientemente de su identidad u orientación sexual, se sienta aceptada y valorada". En este sentido, Lanuza destacó que el municipio de Altea "se puede enorgullecer de haber creado un sólido tejido asociativo, fomentando la participación activa de la comunidad LGTBIQ+ y de figuras institucionales en la construcción de una sociedad más inclusiva", para lo cual durante estos próximos cuatro años "se programarán eventos, talleres y programas específicos, y se buscará construir una red sólida que promueva la diversidad y el respeto mutuo".

La concejala recordó en el pleno "el festejo este pasado sábado de la jornada DiversAltea en la Plaza de la Iglesia con la novedad de que por primera vez el Día del Orgullo se ha celebrado en las calles con una fiesta reivindicativa de los derechos de las personas LGTBIQ+ a la que acudieron más de 500 personas y en la donde se leyó un manifiesto reivindicativo del colectivo, además de diferentes actuaciones musicales y reparto de regalos a los asistentes". Y remarcó, por último, que desde el departamento municipal de Bienestar Social "hace mucho tiempo que estamos muy implicados en la diversidad y libertad de las personas. Un ejemplo de ello son los Puntos Arcoíris que pusimos en marcha el año pasado en el multitudinario evento del Castell de L’Olla y que se siguen instalando en diferentes actividades del municipio, como así pasa también con los Puntos Violeta, con la necesidad constante de trabajar por la concienciación hacia el respeto de todas las personas".

Vox, en contra

El único concejal de Vox en el Ayuntamiento de Altea, Diego Manuel Coello Beltrán, mostró su rechazo al plan de diversidad porque "hay un interés para defender una línea política que este gobierno cree que le beneficia". Beltrán afirmó que "con este plan se pretende crear un nuevo chiringuito para dar conferencias, recibir subvenciones y hacer política con los sentimientos de la gente, y remarcó que "los lobbys LGTBI meten su mano en el sistema educativo. Solo hay que ver el programa de intervención en educación sexual para 2º y 3º de educación sexual obligatoria".

El concejal de extrema derecha aseveró finalmente que "al mismo tiempo que promocionáis [al equipo de gobierno Compromís-PSOE] la inmigración masiva ilegal donde llegan personas peligrosas de países que atentan contra los derechos de la mujer, promocionáis la defensa de la mujer y de los LGTBI. Así como que importáis a sus propios depredadores a través de la inmigración ilegal masiva. Esto es de psiquiatra y votaremos en contra".