Una campaña pide a los turistas británicos que hagan un buen uso de las "scooter" en Benidorm: "No bebas y conduzcas"

Un turoperador asegura que el 80 % de los visitantes de Reino Unido creen que los conductores de estos vehículos son "temerarios" e intenta concienciar basándose en las normas que recoge la ordenanza municipal con la leyenda de la F1, Johnny Herbert, como profesor

Así es la campaña que pide a los turistas británicos que hagan un buen uso de las "scooter" en Benidorm: "No bebas y conduzcas"

TUROPERADOR 'ON THE BEACH'

Los turistas británicos tienen en Benidorm uno de sus paraísos para pasar las vacaciones. No es raro verlos subidos en una "scooter" eléctrica, es decir, un vehículo de movilidad personal (VMP) que permite a los más mayores desplazarse más cómodamente por la ciudad en sus días de ocio. Pero, ¿conducen de la forma más adecuada estas sillas eléctricas los visitantes de Reino Unido? Al parecer no son los mejores conductores de las mismas por lo que un turoperador ha puesto el ojo en este aspecto para lanzar una campaña de concienciación sobre las normas que deben cumplir los usuarios cuando circulan por las calles y paseos del municipio. Y lo ha hecho de manos de una leyenda de la Fórmula 1: el piloto británico Johnny Herbert.

El Ayuntamiento de Benidorm hace años que tomó cartas en el asunto para intentar frenar el mal uso que se hacía de estos vehículos por parte de los turistas. Así se aprobó una ordenanza municipal de Movilidad en la que, entre otras cuestiones, se fija que el alquiler de estas sillas de ruedas autopropulsadas está limitado a personas con problemas de movilidad acreditados, con minusvalías o que sean mayores de 55 años. Además se prohíbe con carácter general a estos vehículos circular por las aceras, salvo en los casos de personas con movilidad reducida o diversidad funcional que podrán hacerlo a una velocidad máxima de 4 kilómetros por hora, el equivalente a la velocidad de los peatones. Entre las normas, una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora.

Y aunque las normas son muy claras, por la ciudad se puede ver a personas que no cumplen con la normativa. De hecho, el turoperador que lanza esta iniciativa, "On the beach", tiene un dato tras realizar una encuesta propia: "El 80 % de los británicos creen que estos 'scooters' conducen peligrosamente" de manos de compatriotas que pasan sus vacaciones en Benidorm. La empresa indica que los ciudadanos de Reino Unido "se han adjudicado oficialmente el título de peores conductores... de sillas eléctricas". A modo de ejemplo con gracia indican que "varias vallas y palmeras han resultado dañadas en el proceso".

El expiloto de F1 en el vídeo de la campaña que se ha grabado en Benidorm.

El expiloto de F1 en el vídeo de la campaña que se ha grabado en Benidorm. / Turoperador 'On the Beach'.

Así que con todos esos datos sobre la mesa y siendo los británicos los turistas que más alquilan este tipo de vehículos de movilidad personal, la campaña "tira" de experiencia en la conducción para intentar concienciar sobre el buen uso de estas sillas autopropulsadas. La persona que da consejos sobre "seguridad al volante" es el Johnny Herbert, conocido excorredor de F1 y ganador de las 24 horas de Le Mans. Él mismo acudió a la playa de Levante de Benidorm para subirse a una de esas "scooter" y grabar el vídeo con los consejos para los conductores.

Los consejos

Durante la producción, el expiloto afirma ser la "persona perfecta" para dar consejos en este sentido a sus compatriotas. Así, el primero de ellos es que "antes de salir, asegúrese de saber cómo funciona el 'scooter' y, lo más importante, pruebe los frenos". Todo para que los conductores realicen "algunas pruebas de conducción cerca del lugar" donde alquilen el vehículo y "familiarizarse" con la rapidez a la que puede frenar. "En la F1 se trata de ver quién llega el primero, pero con un 'scooter' no es así", indica en los consejos.

Herbert dando uno de los consejos sobre la velocidad.

Herbert dando uno de los consejos sobre la velocidad. / Turoperador 'On the Beach'.

Además apela a que se debe circular por los sitios adecuados y nunca por la playa, "no hay comisarios de F1 que te saquen de ese apuro". También pide que se "eviten terrenos empinados y desiguales y no acercarse a bordillos en ángulo", todo para que el vehículo de movilidad personal no vuelque y se produzcan lesiones. "No se permite el uso de teléfonos" en la conducción por lo que "no se permite hablar con amigos ni tomarse 'selfies'. Al igual que conducir un automóvil, esto es ilegal y se considera conducción peligrosa", añade el piloto.

Otro de los consejos es que "no corras" intentando "conseguir la 'pole position' en la clasificación ni competir por el campeonato mundial. No seas un demonio de la velocidad". Por ello "respeta el límite de velocidad y, si conduces con un amigo, no compitas con él". Para terminar algo más serio: "Si estás en Benidorm de vacaciones puedes tomarte una copa, pero no bebas y conduzcas ni utilices el vehículo como taxi". Así recalca que "es una de las causas de accidentes en vacaciones".

El turoperador ha lanzado la campaña en sus redes sociales y su página web donde se puede ver un vídeo de poco más de un minuto con las "peripecias" de una conductora en una de esas sillas autopropulsadas así como el expiloto dando los consejos. Además aprovechan para plantear a aquellos que decidan viajar a Benidorm una oferta en sus vacaciones relacionada con estos vehículos, solo para los mayores de 55 años. Porque en la capital turística ya se puso coto a que cualquier persona hiciera un mal uso de los mismos para evitar incidentes y garantizar la seguridad. Ahora los británicos tienen las "armas" para también contribuir a ello.

Suscríbete para seguir leyendo