Un informe interno de los CDC americanos al que ha tenido acceso el New York Times, asegura que la variante Delta del coronavirus SARS-CoV-2 es tan contagiosa como la varicela, que en los países templados ha llegado a afectar al 90% de los individuos susceptibles antes de los 20 años de edad.

Además, este informe añade que las personas vacunadas, que están protegidas contra el desarrollo de la enfermedad, transmiten la infección con la variante Delta como las no vacunadas. Y con capacidad de contagiar una enfermedad grave.

Que la variante Delta es mucho más contagiosa que las anteriores lo sabemos hace bastante tiempo. Pero cada nueva noticia que conocemos de esta cepa es casi peor que las anteriores.

Y ya comienzan a decir los expertos que cada día ven más probable que pueda romper las protecciones que brindan las vacunas. Además de que puede causar una enfermedad más grave que todas las otras versiones conocidas del virus.

Son dos nuevas afirmaciones extraídas por el prestigioso diario The New York Times, de una presentación interna que circula dentro de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades).

Te puede interesar: Los primeros en quitar la mascarilla recomiendan ahora que se vuelva a poner

El mayor peligro está en nariz y garganta, de ahí las mascarillas

Las personas que se infectan con la variante Delta tienen cuasi la misma cantidad de virus en la nariz y en la garganta que las no vacunadas. Y eso significa que pueden propagar el virus con la misma facilidad e igual riesgo para las personas que les rodean.

Pero no se queda ahí la cosa, ya que el documento interno que manejan en los CDC presenta una visión más amplia y mucho más preocupante.

Porque considera que Delta es más contagiosa que los virus que causan MERS, SARS, Ébola, el resfriado común, la gripe estacional y la viruela. Y tan contagiosa como la varicela, según el documento, cuya copia fue obtenida por The New York Times.

Por eso, según dice el informe, y tal y como adelantó The Washington Post el jueves por la noche, el próximo paso inmediato para la agencia es «reconocer que la guerra ha cambiado».

Todas las personas que han tenido acceso al documento, que podría hacerse público hoy mismo, aseguran que en sus diapositivas queda perfectamente reflejada la alarma que hay entre los científicos sobre la propagación de la variante Delta en todo el mundo.

Te puede interesar: La variante Delta es un «monstruo» al lado del coronavirus de Wuhan

Piden tomar medidas ¡ya!

«Delta es una amenaza muy seria y lo es ahora. Por eso hace falta tomar medidas desde ya. En los CDC estamos muy preocupados con los datos que llegan sobre la amenaza de esta variante”.

Y es que si bien es cierto que algunos científicos todavía mantienen que la transmisión del virus por personas vacunadas es algo poco frecuente, son ya muchos los científicos que aseguran que es bastante más habitual de lo que se pensaba.

Es la razón fundamental que ha llevado a los CDC a volver a recomendar el uso de mascarillas en las personas vacunadas. Y en este informe califican como «esencial» la necesidad de su uso. Sobre todo para personas inmunodeprimidas o aquellos que, estén o no vacunados, tengan contacto estrecho con niños pequeños, ancianos o personas vulnerables.

La infección con la variante Delta produce cantidades de virus en las vías respiratorias que son diez veces más altas que las que se ven en personas infectadas con la variante Alpha, que también es altamente contagiosa, anotó el documento.

La cantidad de virus en una persona infectada con Delta es mil veces más que lo que se ve en personas infectadas con la versión original del virus, según un estudio reciente.

Te puede interesar: ¿La variante Delta está cambiando los síntomas del coronavirus?

Un ejemplo real…

En el informa se hacen eco, entre otros, de un caso real ocurrido en un pueblo de Massachusetts a raíz de las fiestas del Día de la Independencia que se celebró el domingo 4 de julio.

Pues bien, el jueves, sólo 4 días después, había ya 882 casos de coronavirus. Y según los funcionarios un 74% estaban vacunados.

Un hecho que especialistas en enfermedades infecciosas han calificado como «uno de los ejemplos más impresionantes de ciencia ciudadana que hemos visto».

Una mala noticia y una buena

Como en tantas cosas de la vida es posible encontrar en torno al mismo hecho una noticia mala y una buena.

En este caso concreto la mala podría ser muy mala, y nos obliga a elevar el sistema de protección, la precaución individual y autoimponernos las limitaciones que sean necesarias.

Porque en este informe ya se empieza a hablar de que es más probable que la infección con la variante Delta conduzca a una enfermedad grave, que con las otras variantes hasta ahora conocidas.

Además, estudios realizados en Canadá y Escocia encontraron que las personas infectadas con la variante tienen más probabilidades de ser hospitalizadas, mientras que otra investigación, realizada en Singapur, indicó que es más probable que los contagiados por Delta lleguen a necesitar oxígeno.

Pero la buena noticia, y muy importante, es que con las cifras que manejan los CDC todavía es posible defender con datos que las vacunas son altamente efectivas para prevenir que el contagio acabe en una enfermedad grave, hospitalizaciones y muerte.

Así lo dice el prestigioso virólogo John Moore, :