Esta extraña historia, aparentemente de película de ficción, ocurrió en Filipinas. Alique Perez pidió en el restaurante filipino de comida rápida 'Jollibee Food' pollo rebozado para llevar, sin embargo lo que le sirvieron supera cualquier idea macabra de cocina; bien se podría pensar que se trata de un crudo trozo de pollo frito o incluso una nueva receta de comida vegana, sin embargo lo que a la joven y a su hijo le sirvieron fue una bayeta de cocina rebozada.

Alique se dio cuenta del error del pedido cuando, al abrir la caja en casa para dar un bocado a su hijo, notó el supuesto alimento rugoso y duro. La sorpresa de la joven se acentuó al pensar cómo pudo haber acabado el paño de cocina en la freidora y, sin que nadie se percatase, ser servido en el envoltorio de comida a domicilio. Así lo ha hecho saber en un post en Facebook, donde compartió la queja que a los pocos minutos acabó siendo viral por su singularidad.

Post de Facebook de Alique Pérez donde explica el incidente

Post de Facebook de Alique Pérez donde explica el incidente INFORMACIÓN

La cadena 'Jollibee Food' ha transmitido su preocupación a través de un comunicado y ha decidido cerrar durante tres días el restaurante donde tuvo lugar el incidente. Asimismo, ha abierto una investigación para esclarecer el percance y ha anunciado que va a reforzar la formación del personal del establecimiento.

Comunicado de disculpas y medidas de Jollibee Food a raíz del incidente

Comunicado de disculpas y medidas de Jollibee Food a raíz del incidente INFORMACIÓN