Hubo muchísima gente cuestionándose en directo si realmente era él o alguien muy parecido queriendo dar el pego. Tom Cruise se dejó ver este pasado fin de semana en un partido de béisbol en Estados Unidos y dejó a todo el mundo desconcertado por su "nueva" cara.

Las fotografías que le tomaron al actor en la grada del encuentro disputado por los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco evidencian que la estrella de Hollywood, de 59 años, o bien se ha sometido a algún tipo de intervención de estética para tratar de rejuvenecer su rostro o ha ganado bastante peso. O ambas cosas a la vez, que también puede ser.

Como se dice en España, se le ve "cara de bollo", aunque quizá Buenafuente lo incluyera en el catálogo de rostros conocidos que parecen "panderetas que hablan".

El protagonista de la saga "Misión Imposible", reacio siempre a usar dobles en las escenas de acción, se mostró muy afable con los aficionados del Oracle Park, con los que posó para hacerse fotos, y estuvo charlando un rato con su colega el veterano actor Danny Glover.

La cuenta oficial de los Dodgers "confirmaba" que era él:

Sin embargo, ni con ésas se terminaban algunos de creer que fuera él. "Voy a pasar el resto de la noche y todo el día de mañana preguntándome si un tipo convenció a los Giants de que era Tom Cruise", escribía en Twitter la periodista deportiva Molly Knight.

Más tarde, sin embargo, se autoconvenció tras verle departir con Danny Glover:

No fue la única a la que le entró la duda. También el presentador de la Fox Elex Michaelson expresó su incertidumbre al respecto:

Muchos tuiteros criticaron que se hiciera burla sobre su nuevo aspecto, aludiendo a la "gordofobia", dando así por hecho que su actual imagen es fruto de un aumento de peso, aunque la tersa tez que presenta lleva a sospechar que el bisturí ha tenido también parte de culpa.

El pasado mes de agosto también se habló del físico de Tom Cruise tras ser inmortalizado a su salida de un restaurante indio en Birmingham, ciudad en la que estaba rodando escenas de la séptima entrega de "Misión Imposible".