El coche eléctrico es una opción muy buena por distintos motivos. Ya te lo hemos contado a grandes rasgos en este artículo y también en esta otra pieza que permite comprobar el ahorro de esta opción sostenible frente a los vehículos de gasolina. Pero, ahora bien, ¿todo es tan bonito? La respuesta para esta pregunta, en cualquier ámbito, es siempre no. Todo tiene sus peros. Por eso te contamos algunas cosas que saber antes de comprar un coche eléctrico en Alicante que pueden hacer que te lo pienses mejor -o no- a la hora de decidirte.

Vamos a hablarte punto por punto de siete aspectos de estos vehículos eléctricos que tienen que ver con la autonomía, la carga, el dinero o las baterías, entre otros. Como ya te hemos comentado, esta vez vamos a centrarnos en la parte menos buena. Queda en tus manos hacer la balanza con las cosas positivas que sí tiene comprar un coche eléctrico.

1. No a los viajes largos

Arrancas el coche en Alicante y sales a la autovía. Mucho ojo porque no puedes ir a cualquier sitio. O al menos no del tirón. Un trayecto como Alicante - Barcelona es prácticamente imposible. La media de autonomía de los modelos eléctricos se estima en cerca de 200 km. 

Viajes largos y coches eléctricos: una desventaja INFORMACIÓN

Sin embargo, las opciones más punteras podrían conseguirlo, aunque son muy pocos. Tan solo tres modelos del mercado podrían conseguir llegar desde Alicante a Barcelona (525 kilómetros) con una misma carga. 

Los precios de los tres coches eléctricos que sí lo conseguirían son bastante altos. El primero de ellos, el que cuenta con más autonomía, supera los 70.000 euros. El tercero de los que sí lo lograría cuesta más de 46.000 euros a día de hoy.

2. Infraestructura escasa para recargar vehículos

España no va a la cabeza de las infraestructuras de carga de coches eléctricos. Según datos recogidos por EuropaPress, España tiene 245 puntos recarga por cada millón de habitantes. Una cifra muy por debajo de la media europea, que cuenta con 573 por cada millón de habitantes.

Un punto de recarga de coche eléctrico. INFORMACIÓN

Esta es una gran pega. No tener un punto de recarga a mano supone una traba fundamental en el funcionamiento diario de los vehículos eléctricos. España es el segundo país con menos puntos de recarga de la UE, según los mismos datos, de julio del presente 2021.

En Alicante, por ejemplo, hay algunos puntos de carga públicos bien situados, aunque no son muchos. Está previsto, sin embargo, que crezcan notablemente en los próximos años.

3. El precio de comprar un coche eléctrico en Alicante

Los coches eléctricos son caros. Eso es así. Aunque tampoco todos los modelos tienen un precio desorbitado, pero esto es gracias a la financiación del Plan Moves, que apoya la compra del cliente con una buena cuantía económica. 

Pero, pese a eso, siguen siendo precios muy altos. Sobre todo porque se tiende a comparar con el vehículo de combustión, nuestro diésel o gasolina. Aunque sí que es verdad que a largo plazo es posible que te lleves una sorpresa positiva en cuanto a gastos. Compara tu coche con uno eléctrico en esta calculadora y comprueba cuánto dinero estás perdiendo.

Los coches eléctricos tienen un alto precio de compra INFORMACIÓN

Por el momento son una opción cara. Pero, pese a eso, los expertos apuntan a que el precio se irá reduciendo, aunque no llegará a ser tan económico como los convencionales.

4. Súmale un punto de recarga en casa

El precio es alto, pero no acaba ahí. Quienes más entienden de coches, recomiendan sí o sí contar con un punto de recarga de coche eléctrico en casa.

Es una opción indispensable por los tiempos de espera de carga. Para funcionar con comodidad. Pero, claro, instalar este punto de carga cuesta dinero.

Para hacer estas recargas necesitamos lo que se conoce como wallbox, un cargador de pared que puedes instalar en tu casa de Alicante por un precio que ronda, con el material y los costes de instalación, los 1.000 euros. 

Instalar un punto de carga es otro gasto a sumar al precio de compra INFORMACIÓN

5. ¿Rentable? Solo a partir de un momento

Las cero emisiones son rentables desde el momento uno. El aporte al medio ambiente es fundamental y te lo contamos en siete motivos para comprar un coche eléctrico. Pero, ahora bien, hablemos de dinero…

El coche es la inversión más cara después de la vivienda para la mayoría de españoles. Y elegir uno que se ajuste a nuestro presupuesto a veces es un quebradero de cabeza: ¿Ahorraré con un coche eléctrico?, ¿es rentable? Pues todo depende del uso que le des.

Si no haces muchos kilómetros, puede no resultar rentable

Si no sacas el coche eléctrico del garaje y le das mucho “tute”, estarás perdiendo dinero seguro. No te va a salir rentable. Definitivamente, esta modalidad eléctrica no es tu opción -si hablamos de rentabilidad, claro-. Tendrás que hacerle kilómetros, pero tampoco muchos. Puedes comprobar aquí cuántos te hacen falta para que te salga a cuenta esta opción de movilidad en comparación con un coche convencional.

6. La vida de la batería del coche eléctrico en Alicante

En cerca de 8 años la capacidad de la batería se reduce a un 75%. La mayoría de las empresas te ofrecen una garantía de varios años por si algo le sucediera a tu batería. Y menos mal… Una reparación completa de ésta puede costar en torno a 5.000 euros. En cualquier caso, si hubiera algún problema, no siempre es necesario renovarla al completo. A veces basta con cambiar algunas celdas.

Los vehículos eléctricos, una opción mucho más sostenible INFORMACIÓN

Cada año, se pierde un porcentaje de autonomía de la batería del vehículo eléctrico, igual que sucede con el desgaste de las baterías de los coches convencionales. En función de cómo la cuides, el descenso será mayor o menor: es importante mantener la refrigeración a punto y no descargar la batería por debajo del 20% ni superar el 80% de carga.

7. Temperaturas extremas y el vehículo eléctrico

Existen diversos estudios que argumentan los motivos por los que los vehículos eléctricos experimentan una disminución considerable de sus autonomías si hay temperaturas extremas de por medio.

Especialmente, estos coches eléctricos son sensibles al frío, algo de lo que nos escapamos bastante bien la mayoría del año en Alicante. Los kilómetros que se pueden realizar se ven reducidos fuertemente con temperaturas bajas, puesto que las reacciones químicas de las baterías se ralentizan en estas condiciones, y esto afecta tanto a la velocidad de descarga como a la capacidad. 

El frío, un gran enemigo para la autonomía de los coches eléctricos INFORMACIÓN

Si hace frío, también ponemos la calefacción, algo que precisamente no nos acerca a un mejor rendimiento, sino todo lo contrario. 

El porcentaje de autonomía que se reduce con las temperaturas extremas puede llegar a ser bastante alto.

8. Emisiones

Los coches eléctricos no emiten gases mientras circulan, aunque no todos los procesos hasta llegar a contar con este vehículo son sostenibles. ¡Ojo! Es importante acordarte de que estamos hablando de los lados negativos. El coche eléctrico es sostenible y te lo contamos aquí.

La carga de estos coches sí que contamina. Para lograr un proceso totalmente sostenible, deberíamos obtener la electricidad que usamos para llenar nuestras baterías de energías renovables.

Hasta aquí llegan los puntos "negativos" de comprar un coche eléctrico. No te detengas aquí porque tiene una carga mucho más positiva y que seguro que, aunque ahora tu balanza esté un poco tocada, te hace volver a inclinarte por la opción de los vehículos sostenibles. Te dejamos aquí las 7 ventajas para comprarte un coche eléctrico en Alicante en 2021.