Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat vacunará a todos los residentes británicos en Alicante aunque no estén dados de alta en la Seguridad Social

Los 70.000 ciudadanos del Reino Unido que viven en la Costa Blanca deberán presentar la tarjeta sanitaria SIP - Sanidad inmunizará también a 1.000 norteamericanos y 300 canadienses

Turistas británicos consultando un periódico inglés en Benidorm en imagen de archivo.

Turistas británicos consultando un periódico inglés en Benidorm en imagen de archivo. DAVID REVENGA

La Conselleria de Sanidad ha incluido también en el programa de vacunación contra el covid a todos los extranjeros -comunitarios y no comunitarios- que residen en la provincia de Alicante, inscritos no inscritos en la Seguridad Social, pero siempre que cuenten con la tarjeta sanitaria SIP, que no en todos los casos significa que la atención sanitaria sea gratuita. Sanidad les tiene registrados en el sistema y les irá llamando en el grupo que les corresponda, aunque en el último lugar, según apuntaron ayer fuentes de la conselleria, que reiteraron que si un residente extranjero quiere vacunarse en España debe contar, como mínimo, con la identificación SIP y actualizada. Otro caso con los extranjeros con la tarjeta sanitaria universal, cuyo proceso de vacunación será el mismo que el de los alicantinos y resto de españoles con domicilio en la provincia. Sanidad explicó ayer este extremo tras la polémica suscitada en Málaga, al anunciar el Servicio Andaluz de Salud que no vacunará a los extranjeros que no estén registrados en el sistema sanitario español, con lo que si quieren inocularse tendrán que volver a sus países de origen.

En la provincia de Alicante residen unos 340.000 extranjeros, entre ciudadanos de la Unión Europea, y de países terceros, grupo del que desde el pasado 1 de enero forman parte los 70.000 residente británicos, de los que 50.000 no tienen ningún impedimento porque estaban legalmente inscritos en el registro español antes el pasado 31 diciembre. El problema lo pueden tener los 20.000 residentes temporales que no se han escrito en el registro, que ahora deben solicitar al menos la tarjeta SIP o actualizar la que tienen para tener derecho a la vacuna tal como ha decidido Sanidad. Se trata de personas que, incluso, pasan temporadas largas en la provincia, bien en casas alquiladas o, incluso, en hoteles, pero de los que no se tienen datos en Sanidad porque, sencillamente, pasan desapercibidos. Si no solicitan la tarjeta SIP o se inscriben en Extranjería no tendrán derecho a la vacunación, ya que para la vacunación frente al covid no sirve tener contratado un seguro privado de atención sanitaria.

Un caso análogo a estos residentes temporales es el que sucede con la cada día más numerosa colonia de ciudadanos residentes estadounidenses y canadienses -unos 1.300, cifra impensable hace diez años-, que residen en la provincia. Sanidad también les vacunará, pero también ha establecido para ello que tengan la tarjeta SIP. Algunos cuentan con ella, pero solo para recibir la atención en un hospital público que luego deben pagar como si de un servicio privado se tratara, porque no tienen derecho a recibir la atención gratuita. «Todos serán vacunados pero necesitamos que soliciten la tarjeta SIP, o bien que actualicen la que tienen para poder localizarlos. Se les llamará para vacunarlos pero en el último lugar de la lista en sus grupos correspondientes», subrayaron desde Sanidad. Otro tema son los extranjeros, al margen de los que cuentan con la tarjeta sanitaria universal, que viven en la provincia pero no están identificados por Sanidad. Si quieren ser vacunados deberán volver a sus países de origen.

El Sistema de Información Poblacional (SIP) es el registro administrativo corporativo de la Conselleria de Sanidad que recoge y actualiza los datos de identificación, localización, asignación de recursos sanitarios (área, zona, centro y médico) y derecho de las prestaciones sanitarias de las personas que residen en la provincia.

La tarjeta sanitaria SIP se integra con los otros sistemas de información de la conselleria de interés para los ciudadanos, como son las historias clínicas en atención primaria o especializada, registro de vacunas... y con sistemas de información de interés para la gestión y control del gasto sanitario y de la prestación farmacéutica, entre otros. Es una herramienta indispensable para el control y vigilancia de la salud pública, y necesaria y útil para la investigación en materia sanitaria.

La información del SIP se actualiza por los operarios que se conectan online a la aplicación desde los centros asistenciales, de primaria y especializada de la provincia. También se actualiza mediante cruces informáticos con bases de datos procedentes de instituciones que aportan datos de interés relacionados con los seguros.

Los ingleses esperan tener un verano «libre y feliz»

El Reino Unido espera estar cerca de la normalidad el próximo verano gracias a su rápida campaña de vacunación, lo que ha disparado el interés de los británicos por los destinos turísticos, tanto nacionales como del exterior, entre los que destaca la Costa Blanca. Más de 18 millones de británicos han recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra el covid y el Gobierno estima que un alto porcentaje de la población adulta habrá sido inmunizada en agosto, lo que ha llevado al ministro de Sanidad, Matt Hancock, avanzar un «gran verano, libre y feliz». El ritmo de vacunación en el resto de países europeos es lento pero España espera dar un empujón en abril y mantiene que el 70% de la población estará vacunada en verano.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats