Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería de Alicante recibe con alivio la apertura de un 30% de las mesas en el interior de bares y restaurantes

La patronal lamenta que no se haya ampliado el horario de cierre y critica que no se abra el ocio nocturno - Alegría contenida en los gimnasios

Un hostelero prepara el interior de su restaurante, que podrá recibir clientes desde el lunes.  |

Un hostelero prepara el interior de su restaurante, que podrá recibir clientes desde el lunes. | PILAR CORTÉS

El levantamiento parcial de las restricciones de la hostelería anunciado por el presidente de la Generalitat no provocó, precisamente, la satisfacción general entre las diferentes asociaciones de hostelería de la provincia de Alicante. La Generalitat ha abierto la mano y a partir del lunes, y hasta el 12 de abril, bares, cafeterías y restaurantes podrán atender a los clientes en el interior hasta ocupar un 33% del aforo, y si los locales tienen terraza, esta podrá ocuparse al cien por cien. El horario de cierre no se toca, y se mantiene a las 18 horas, y tampoco se modifica el toque de queda, establecido a las 22 horas. También se autoriza la apertura parcial de la ludotecas, con diez niños máximo y los gimnasios. El Gobierno tiene previsto aprobar este viernes los 11.000 millones de euros de ayudas al sector, de los que 7.000 millones se solicitarán vía comunidades autónomas.

Tras conocerse la decisión de la comisión interdepartamental, la patronal hostelera Conhostur, en la que está integrada la Federación Provincial de Hostelería, valoró positivamente las medidas porque suponen un «balón de oxígeno», al poder abrir el interior de los establecimientos, pero lamentó que no se haya contemplado la prolongación del horario hasta las 20 horas, como sucede con el comercio. Donde el anuncio de Puig no gustó nada fue en la Coordinadora de Empresas de Ocio y Hostelería, que representa ocio nocturno de Alicante, que calificó la decisión como un nuevo paso al «aniquilamiento de la hostelería», y exigió, por lo tanto, una respuesta económica inmediata con ayudas directas.

Las medidas se mantendrán en vigor hasta el 12 de abril, una vez pasada la Semana Santa, porque según Puig, a pesar de la mejora de los datos no se está aún «para fiestas». Además, se mantiene la restricción de movilidad nocturna entre las 22 y las 6 horas, la limitación de reuniones en casas se mantiene como hasta ahora.

Los establecimientos con terraza podrán ocuparla al cien por cien JUANI RUZ

El jefe del Consell señaló, por otro lado, que a la Generalitat le gustaría que «muchas personas de Madrid que han confiado siempre en la Comunidad Valenciana puedan venir» a sus segundas residencias en Semana Santa, pero «ahora es el momento de la prudencia». En este sentido, valoró la «alianza» entre las comunidades autónomas de forma generalizada, menos una que tiene «otras preocupaciones», en referencia a Madrid, para mantener los cierres perimetrales en Semana Santa.

La patronal hostelera Conhostur señaló que la apertura de los interiores al 30% y la apertura al 100% de las terrazas «supone una válvula de oxígeno para muchos establecimientos de hostelería que podrán ampliar su capacidad así como otros que por fin podrán comenzar a reiniciar su actividad. No obstante, habíamos solicitado la ampliación de horario de apertura hasta el toque de queda» Además, según apuntaron en un comunicado, «el mantenimiento del horario hasta las 18 horas hace que las condiciones en estas próximas semanas todavía continúan siendo muy complicadas para la hostelería y para los subsectores de ocio y salones de banquetes prácticamente inviables».

Trabajos de limpieza y desinfección en un gimnasio de Alicante. | HÉCTOR FUENTES

«Desde Conhostur reclamamos una vez más una mayor dotación de recursos para planes de rescate para la hostelería, y que desde el gobierno autonómico se exija al Gobierno central que los 11.000 millones de euros permitan dotar de forma urgente a la Comunidad Valenciana de los recursos económicos necesarios para dar respuesta a la situación por la que atraviesan las pymes del sector y que es totalmente insostenible».

Desde el sector de los gimnasios, alegría por poder volver a abrir, pero mucha prudencia «hasta que no conozcamos los detalles de las nuevas medidas, sobre todo lo relativo a actividades colectivas y vestuarios, que para nosotros es clave», señaló Enrique Santos, vocal en Alicante de la Federación Nacional de Empresas de Instalaciones Deportivas.

Santos lamentó que durante estas semanas de cierre «nos hemos sentido discriminados» y recuerda que la Comunidad Valenciana «es la única autonomía que mantenía los gimnasios cerrados pese a que el nivel de contagio en estas instalaciones es bajísimo». Trabajadores del sector lamentan además que llevan desde enero sin cobrar los ERTE.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats